La mayoría de los gremios universitarios y el Gobierno acordaron una recomposición salarial que oscila entre el 24 y el 26 por ciento con dos cláusulas de revisión. La firma del acuerdo –al que no adhirieron Conadu Histórica y la Ctera, cuya representación en el sector es menor— le pone un punto final a la paritaria, no así al reclamo del conjunto de los sindicatos por mayores fondos para las universidades.