Arranca la obra del nuevo Metrobus que recorrerá el Bajo porteño

terri2Movilidad urbana. Lo anunció este mediodía el Gobierno porteño. Irá desde Retiro hasta San Telmo, por Alem y Paseo Colón. Y habrá cortes de calles durante la obra.

Dilatada por reclamos de vecinos y las dificultades que plantea su construcción, finalmente el Gobierno porteño anunció este mediodía el arranque de la obra del Metrobus del Bajo. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta precisó que los colectivos circularán por loscarriles centrales de Paseo Colón y Leandro N. Alem, y que su implementación beneficiará a unos 300.000 vecinos. Por supuesto, por la construcción provocará cortes totales en los carriles centrales de las avenidas, proyectados en cinco etapas, y habrá problemas para circular.

Se estima que la obra se extenderá hasta abril del año que viene, y el primer tramo de cortes será entre la avenida Belgrano e Hipólito Yrigoyen, donde sólo se podrá circular por los carriles laterales. De acuerdo a lo planificado, seguirán por el tramo de Paseo Colón hasta la calle Estados Unidos. Y luego se avanzará con las etapas siguientes hacia el norte hasta llegar a Retiro. En total, son 2,9 kilómetros de recorrido.

Para quienes se manejen en transporte público recomiendan utilizar alternativas como las combinaciones de subte hacia Retiro o Constitución, las líneas de colectivo que circulan por la avenida 9 de Julio, o el uso de las bicicletas del sistema gratuito Ecobici.

Presentado como Metrobus del Bajo, los carriles exclusivos para el transporte público irán desde Retiro hasta San Telmo, beneficiando también a Puerto Madero. Y serán utilizados por 29 líneas de colectivos. Se estima que los cerca de 300.000 pasajeros que se trasladan al día por la zona podrán acortar hasta 30 minutos su viaje.

La traza de este Metrobus está planeada hasta La Boca, pero eso quedará para una segunda etapa. Es que allí, afecta a varios inmuebles que están en San Telmo sobre Paseo Colón, donde en algunos tramos hay que ensanchar la avenida y eso implica mudar y expropiar edificios, e incluso demolerlos.

En estos años, el mayor conflicto se planteó en las seis cuadras que van desde Brasil hasta Independencia, donde se emplazan una sede del Indec, un centro cultural, una gomería, un predio deportivo del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) de Raúl Castells, un centro de atención de niños y adolescentes, la “Escuela Taller del Casco Histórico”, el colegio Isauro Arancibia para chicos que están en la calle, un estacionamiento del diario Ámbito Financiero, el edificio Marconetti y el ex centro de detención Club Atlético, que el Gobierno aclaró desde un principio que no tocaría.

“Se dialogó con todos. Se analizó caso por caso y se buscó consensuar. No se va a tocar ni demoler hasta que no estén construidos y aptos los espacios en los que serán relocalizados”, explicó en su momento el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez. En ese tramo se construirá un carril para que los autos giren hacia la subida de la autopista 25 de Mayo, aislando de este modo el tránsito de vehículos particulares.

Paralelamente se encuentra en proceso el Metrobus de avenida Cabildo, algo que a los vecinos que lleguen a la zona del Bajo desde el norte de la Ciudad puede ocasionarles demoras extras. Es que a la altura de Belgrano y Colegiales, la obra afecta el trayecto entre avenida Congreso y el Viaducto de Carranza, por lo que muchos automovilistas viajan hacia el centro por avenida Del Libertador, y su continuación, Leandro N. Alem.

Fuente: Clarín 01/11/2016