Buenos Aires Metropolitana, ahora o nunca – por Pedro Del Piero para El Cronista

Pedro Del Piero Cena Anual foto 4A partir del próximo 10 de diciembre quienes gobiernen Nación, PBA y CABA, pertenecerán a un mismo signo político. Es una extraordinaria oportunidad para amortiguar la fragmentación más dura del área metropolitana Buenos Aires: su rompecabezas institucional. Gestionar La Gran Buenos Aires requiere de la cooperación de estos tres niveles gubernamentales y la de quienes gobiernan 40 municipios entre General Paz y ruta provincial seis.
Somos quince millones de metrobonaerenses que hace muchas décadas esperamos vivir sin miedo, queremos que nuestras casas no se inunden, tener una vivienda digna, viajar mejor y seguro, pretendemos que se desactiven las bombas ambientales llamadas rellenos sanitarios, también poder acceder a la salud y al conocimiento para un futuro de calidad, quisiéramos ser parte de una economía regional con oportunidades de ser y de crecer, en fin, estaría bueno pertenecer a una Gran Ciudad con identidad y destino, que sume en la Argentina desarrollada e integrada al mundo que todos soñamos.
Para ello hay una agenda crítica inmediata y una estructural de mediano y largo plazo.
n SEGURIDAD. Al delito de gran porte, responsable sustantivo de la inseguridad, solo se lo derrota coordinando capacidades de prevención y represión, sistemas judiciales y servicio penitenciario. Es imposible hacerlo con siete policías y dos sistemas judiciales que no basen su operatividad haciendo inteligencia sobre el mapa del delito.
n Transporte. El caótico desplazamiento de personas y cosas requiere para su ordenamiento racionalidad, lo que se logra únicamente restableciendo criterios sistémicos e integrados. El transporte público de pasajeros debe ser de mayor cobertura y calidad, tanto para lograr acceso completo en el GBA como para disminuir el uso de automóviles en los flujos troncales. La logística de cargas debe ser consistente con el modelo productivo y de servicios.
n Suelo. En un escenario de inundaciones y tomas de tierras hay que preguntarse sobre ocupación y acceso al suelo, ese componente central del ambiente y del arraigo. Definitivamente el suelo debe ser materia federal con el establecimiento de presupuestos mínimos conforme la Constitución Nacional. Mientras tanto las legislaturas de la Provincia y la Ciudad deberían sancionar de inmediatico la emergencia territorial del AMBA para, mediante coordinación interjurisdiccional estadual y municipal, poder facilitar y promover decisiones respetuosas de la justicia social y el ambiente. En paralelo, los comités de gestión de las principales cuencas -Acumar y Comirec-deben lograr suficiente autonomía y profesionalización para ejecutar genuinas políticas de estado.
n Residuos. Hay que ocuparse del ciclo completo en toda el área donde hoy, en forma sistemática, sólo se gestiona recolección y enterramiento. La generación de residuos así como su minimización y recuperación tienen que formar parte de un proceso único que -involucrando Nación, Provincia, CABA y municipios de toda el AMBA- se trabaje con una Ceamse refuncionalizada, habiendo sancionado una ley de envases y acordado una gran campaña de conciencia, gestión y control de diez años.
Son cuatro grandes macro temas-problema que algunos disponen antiguos o incipientes dispositivos de gestión interjurisdiccional aunque necesiten readecuación -como Ceamse y Acumar- o puesta en marcha -como la Agencia de Transporte Metropolitana, sin operatividad efectiva-.
Para la agenda estructural no dudamos en recomendar la constitución de la Región Metropolitana Buenos Aires, suscribiendo un acuerdo marco entre las tres principales jurisdicciones y los 40 municipios, al calor del cual se encaren problemáticas concretas a través de convenios específicos asignando y coordinando recursos, regulaciones y poder de policía. La preparación y se guimiento de dichos acuerdos debería estar a cargo de una unidad ágil y profesional, bajo modalidad de agencia, que administre eficazmente procesos de planeamiento participativo.
Es la agenda del desarrollo de la Buenos Aires Metropolitana, integrada con Argentina, América Latina y el mundo, desde una economía regional incluyente de su gente con empleo y paz social, y sosteniendo competitividad territorial sistémica. Sólo así lograremos sustentabilidad social, ambiental y económica.

 

Publicada en El Cronista 04/12/2015

http://www.cronista.com/columnistas/Buenos-Aires-Metropolitana-ahora-o-nunca-20151204-0003.html

Deje su comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.