Dimensión TerritorialCuestiones temáticas

Dimensión Territorial del Espacio Metropolitano: cuestiones temáticas

Durante estos primeros diez años de trabajo, hemos encontrado que tanto los encuadres gubernamentales como académicos resultan incompletos en el desarrollo de la agenda metropolitana, especialmente por el carácter integral e integrador que requieren las mismas problemáticas. En muchas oportunidades, la tan demandada visión holística queda recortada por el lente de la secretaría o ministerio del caso, y los diagnósticos y propuestas cargan generalmente con los acentos de la especialidad interviniente.

En la Fundación, nos hemos propuesto seguir innovando en los modos de abordaje de la agenda a fin de lograr propuestas más completas, y por sobre todo acertadas y eficaces para incidir en decisiones públicas metropolitanas. Es así que nos proponemos explicitar las temáticas como cuestiones, formulándolas en clave de problema y señalando además sus contradicciones y complejidades. Creemos que de este modo induciremos un involucramiento de actores más amplio y variado en la tarea de trabajar la agenda metropolitana participativamente. Explicitamos las problemáticas como cuestiones, formulándolas en clave de problema y señalamos además sus contradicciones y complejidades.

Cuestiones temáticas

En esta dimensión, tomamos como base las “matrices” de organización espacial propuestas en el trabajo “Lineamientos Estratégicos para la Región Metropolitana de Buenos Aires”.

  • Matriz de condiciones de soporte para la producción: superar las restricciones territoriales para el despliegue productivo, el sistema portuario y su capacidad para traccionar transformaciones siderales en todas las variables territoriales, la discusión sobre el sistema ferroviario y en general la reorganización del sistema vial y sobre todo las implicancias del tercer anillo circunvalar y todo el sistema logístico, los problemas de la energía, la distribución espacial de la industria, y el dilema acerca de la evolución de la plataforma industrial, la demanda de nuevo suelo industrial, sus relaciones con el ambiente y su compatibilidad o exclusión respecto de otros usos urbanos.
  • Matriz de crecimiento residencial y movilidad: asegurar el acceso a la ciudad. El abordaje sobre movilidad y transporte de personas es la contracara perfecta de la ocupación y uso del suelo. El mismo análisis cabe a la cuestión de los servicios sanitarios, las implicancias ambientales de las estrategias de saneamiento, el saneamiento cloacal y la perspectiva de cuencas. Temas decisivos en relación con la forma de ocupar el suelo.
  • El crecimiento y la organización del espacio residencial es, a nuestro juicio, punto de crisis en la actualidad, por el nivel de las disparidades sociales, la agudización de la segregación residencial, la penuria de tierras, y la agudización de la piratería. Es necesario encontrar fórmulas para que el Estado abandone el letargo en la política pública ordenadora del crecimiento y, para superar la debilidad de los municipios, hoy más que nunca necesitados de un abordaje regional para alterar estas dinámicas. Ello conlleva la discusión sobre la configuración o reconfiguración del sistema de centros urbanos, la densificación y los conflictos por la altura, las relaciones entre los viejos y los nuevos centros, y la revitalización o degradación de los centros tradicionales.
  • Matriz ambiental: recuperar niveles aceptables de resiliencia. Interesa especialmente el abordaje de cuencas. Además de la del Matanza-Riachuelo y la del Reconquista, pensamos que debemos ocuparnos firmemente de la evolución de los usos urbanos en la cuenca del Luján, tan asociados con la configuración de un espacio residencial excluyente. Es imprescindible también recuperar la matriz ambiental en el Delta y los sistemas de humedales.
  • Es necesario definir y defender un sistema de espacios verdes regionales, aprovechando ventajas propias de la estructuración histórica del espacio metropolitano, así como una política para el borde urbano-productivo metropolitano, la reducción de la huella ambiental y la preservación de los espacios ambientalmente estratégicos.
  • El manejo de los RSU es otro tema en el que estamos al borde del infarto urbano. Sin bien el problema de fondo continúa –y radica en la caducidad del sistema actual implementado por CEAMSE y la necesidad de aggiornarlo- vemos que en el último tiempo asoman tímidamente alternativas locales que van generando un cambio en las reglas, como las iniciativas que promueven la reutilización y el reciclado.