Cuestionan el endeudamiento que propone Vidal

eco3Los intendentes peronistas condicionaron su apoyo; pidieron bajar a la mitad los 90.000 millones de pesos previstos.

LA PLATA.- Los intendentes peronistas condicionaron ayer el apoyo al presupuesto 2017 que intenta aprobar la gobernadora María Eugenia Vidal . Por la noche, se reunieron en el Ministerio de Economía con el ministro Hernán Lacunza y el ministro de Producción, Joaquín de la Torre, en un encuentro hermético que también incluyó senadores y diputados.

Llevaron allí, por primera vez, una postura común frente al presupuesto. Al igual que el Frente Renovador (FR), pusieron la alerta en el “alto endeudamiento”. Los jefes comunales piden bajar hasta más de la mitad el dinero pedido y que sea claro el destino que tendrán esos recursos.El encuentro de la mesa chica del peronismo bonaerense, al mediodía, en Avellaneda, se desarrolló en el marco de los encuentros formales e informales que se dieron después de la unión opositora definida el mes pasado en Lobos.

El número que cuestionan por considerar “demasiado elevado” es 90.000 millones de pesos. Es lo que pidió Vidal para solventar déficit ($ 35.000 millones), amortización de deuda ($ 25.000 millones), el rojo heredado de la caja del Banco Provincia ($ 12.000 millones), obras públicas financiadas por organismos internacionales ($ 10.000 millones), más dinero que ya invirtió para pagar a proveedores ($ 8000 millones) y que ahora falta en las transferencias a los municipios.

“Se pide que el endeudamiento tenga una disposición para obra pública y seguridad”, explicaron voceros del intendente Gabriel Katopodis, de San Martín. Lo que tampoco agrada a la oposición es que se tome esa deuda para “pago a proveedores y gastos corrientes”.

Desde el encuentro en Lobos, los intendentes peronistas vienen manteniendo reuniones dos veces por semana.

Por su parte, Guillermo Justo Chaves, dirigente del peronismo bonaerense cercano a Florencio Randazzo, dijo a LA NACION que “toda toma de deuda requiere una racionalidad”. Y consideró: “Era excesivo el nivel de endeudamiento que pedían, bajarlo a niveles razonables era el primer paso. Después, es fundamental la creación de un fondo para que lleguen recursos a los municipios que reclaman nuestros intendentes para obras que ya están proyectadas”.

Los jefes comunales presentes en el encuentro fueron Hugo Corvatta (Saavedra), Alfredo Fisher (Laprida), Verónica Magario (La Matanza), Gabriel Katopodis (San Martín), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Francisco Durañona (Areco), y los presidentes de los bloques de diputados y senadores del peronismo.

Fuente: La Nación 30/11/2016