Docentes de todo el país marcharon por la reapertura de la paritaria nacional

2018/03/08 | Dimensión Social

Miles de docentes marcharon en reclamo por la reapertura de la paritaria nacional y confluyeron en un gigantesco acto frente al Ministerio de Educación. Gremios de 17 provincias acataron el paro y por eso en muchos distritos no comenzó el ciclo lectivo.

La convocatoria fue motorizada por CTERA, el mayor sindicato de la Argentina y también hubo gran cantidad de afiliados de SADOP, que agrupa a los docentes privados. La movilización se pasó por el Congreso y luego se dirigió hasta un escenario ubicado en la intersección de Callao y Marcelo T de Alvear.

La medida de fuerza se completará mañana en medio de las negociaciones salariales que continúan en varios distritos, entre ellos Ciudad y provincia de Buenos Aires. “El contrato de amor entre las maestras y maestros, profesoras y profesores y las familias no lo va a quebrar el gobierno con sus ataques y difamaciones”, advirtió Sonia Alesso, titular de CTERA.

“La exigimos al gobierno nacional que nos devuelva la paritaria que nos robaron. Es un gobierno que no quiere dialogar. Queremos dar clase, no estar en la calle”, sintetizó María Lázaro de SADOP.

LPO dialogó con algunos de los presentes quienes trazaron un diagrama del estado de la Educación en sus provincias. “Es terrible, nos aumentan 500 pesos en total para el año entero. El aumento solo corrió para los que tienen menos de 10 años de antigüedad”, criticó Cecilia Cardozo, de La Rioja.

Cecilia lleva 27 años “de servicio” y asegura que la disparidad en los aumentos abrió “una grieta” entre los enseñantes y por eso se repetirán las medidas fuerza.

Para contener a la enorme cantidad de público los organizadores instalaron parlantes a lo largo de la Avenida Callao que también estuvo superpoblada de puestos de hamburguesas y choripán, un clásico de las movilizaciones. La nota inusual la dio un militante de CTERA que habilitaba esporádicamente el tránsito en la Avenida Córdoba para morigerar el malhumor de los automovilistas.

En Santa Fe, que trajo una importante delegación a la marcha, la situación es levemente mejor aunque de todas maneras no habrá clases ni hoy ni mañana. “Nos ofrecieron el 14% en tres tramos. El aumento no alcanza ni para pagar el colectivo”, rechazó Ricardo Cian.

“Comparando con Entre Ríos que está a pocos kilómetros, tenemos mucho mejores sueldos, ellos están 30% por debajo de nuestros salarios”, agregó antes de advertir sobre el cierre de varios planes nacionales, como el FINES, que empleaban a un alto porcentaje de los 60 mil docentes provinciales.

En el escenario, debajo de una bandera con la leyenda “Paritaria nacional docente. Aumento salarial”, estuvieron los principales dirigentes del gremialismo docente. Eduardo López, de UTE, Roberto Baradel de SUTEBA  y Sonia Alesso, titular de CTERA, María Lázaro de SADOP y Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los argentinos.

Entre los reclamos locales hubo carteles contra el cierre de los institutos de formación docente para transformarlos en una universidad que comenzará a implementarse este año.

Daniel Giménez y Érica Abreu, afiliados en AGMER-CTERA, llegaron desde Entre Ríos y allí el panorama parece demasiado alentador. “Nos propusieron el 15% en tres tramos, el último en octubre. Significa 1200 pesos para los que como yo tenemos 20 años de antigüedad”, se quejó.

En la provincia gobernada por Gustavo Bordet los docentes habían acordado una cláusula gatillo para 2017 que sin embargo aún no cobraron y que el mandatario intentó incluir en las negociaciones de 2018. “Para este año querían poner una revisión en septiembre pero si ni siquiera cobramos lo que estaba firmado no tenemos ninguna confianza”, agregó Abreu.

Corrientes, que en términos salariales tiene una situación similar a Entre Ríos pero sin embargo el gobernador Gustavo Valdez logró que las clases comenzaran e incluso contó con Mauricio Macri como invitado de honor.

Malena es docente jubilada y llegó desde Córdoba. En La Docta los docentes recibieron una oferta de 15% de aumento. La mitad del incremento se acreditará en marzo y la última cuota en noviembre. “La Provincia cumplió con el acta después de dos años de incumplimiento”, destacó. Sin embargo criticó el cierre de planes nacionales y provinciales como el CAE. Incluso en alguno de esos programas que continúan funcionando las asignaciones se redujeron a la mitad.

Fuente: La Política Online 05/03/2018