El abastecimiento en el AMBA: proyectos y tareas para hacerlo más efectivo

2018/03/08 | IDM, Nuestras Acciones

Cámaras empresarias asociadas a FADEEAC analizan los principales puntos de conflicto de circular con sus camiones en el AMBA. Y destacan las tareas para colaborar en la organización del tránsito para que sea posible concretar exitosamente el transporte de mercaderías en la gran ciudad y sus alrededores.

El abastecimiento de mercadería es, en toda ciudad, un eslabón fundamental para la satisfacción de las necesidades de sus habitantes y el funcionamiento del mercado interno. En ese circuito, el autotransporte de cargas permite que la cadena de entrega se establezca. Sin embargo, dado que muchas actividades específicas requieren circular por las zonas con más caudal de transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se generan conflictos con otros vehículos. Para organizar la circulación de camiones, Cámaras asociadas a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) trabajan en proyectos con autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Circular en hora pico, en convivencia con colectivos, taxis, autos particulares y combis, es un desafío en un área urbana con un parque automotor en creciente desarrollo. Para que el abastecimiento de bebidas, contenedores para el puerto, sustancias peligrosas y otros elementos que requieren de logística sea posible, las entidades que representan esos rubros analizaron el mapa de calles porteñas y del Gran Buenos Aires, así como los horarios en los que deben realizar sus tareas. Se trata de mecanismos para ayudar a organizar el tránsito sin vedar la tarea fundamental que cumple el transporte de cargas.

Agua gaseosas: la actividad de CEDAB 

Las empresas que nuclea la Cámara Empresaria del Autotransporte de Bebidas (CEDAB) suelen desarrollar actividad en el micro y macrocentro porteño entre las 4:00 y las 10:00, y en el resto de AMBA de 7:30 a 14:30. Para las zonas de más densidad de la CABA, la entidad impulsó el uso de “cajones azules” para camiones de hasta 8 metros de largo, donde podrían estacionar, descargar y entregar la carga y retirar los envases retornables.

EXPRESS LOGÍSTICAEsta iniciativa, que se logró a partir de la coordinación con autoridades del gobierno porteño, comenzó a funcionar en 2009, “Sin embargo, en las zonas de mayor cantidad de puntos de ventas donde se realizan las entregas, los vehículos que se utilizan sobrepasan el tamaño de los cajones azules llegando hasta los 12,50 metros indicados. Si se utilizaran los vehículos más pequeños debería incrementarse la cantidad de camiones circulando por la zona”, explicó Juan Aguilar, presidente de CEDAB. Al mismo tiempo, los cajones azules son habitualmente usados por otros vehículos, como autos particulares y trafics que trasladan pasajeros.

A su vez, la entidad participó activamente del Plan de Abastecimiento de Bebidas y “colaboró con el gobierno de la Ciudad en el diseño de planes alternativos para el abastecimiento en CABA y, especialmente, en la zona del microcentro con las calles peatonales y de prioridad peatón”, indicó el empresario, también secretario de Relaciones Institucionales y Prensa de FADEEAC. También intervinieron junto a las órbitas ministeriales nacionales en la configuración de la red de tránsito pesado. Además, fue parte de la constitución del Centro de Transferencias de Carga (CTC) de Villa Soldati, y solicitó la realización de una autopista o similar para vincular el tránsito pasante de la Ciudad. “Así se definió la actual construcción del llamado Paseo del Bajo que permitirá que el tránsito de camiones que cruzan la CABA, de Norte a Sur y viceversa, se haga por carriles exclusivos, logrando así vincular la autopista Illia con la autopista a La Plata sin necesidad de cruzar la CABA por el eje Huerto-Madero”, enfatizó Aguilar.

Sustancias peligrosas: trabajo de CATAMP 

La principal presencia de vehículos de carga de asociados a la Cámara Argentina de Transporte Automotor de Mercancías y Residuos Peligrosos (CATAMP) tiene que ver con la provisión de combustibles desde los depósitos y refinerías de petróleo a las estaciones de servicio. En segundo lugar, con la distribución de productos químicos, paetac3agroquímicos, gases del aire y medicinales, residuos peligrosos y especiales no peligrosos en el ámbito del AMBA. Por lo delicado de los productos que transportan se rigen por “normativas de seguridad bastante estrictas y propias autoimpuestas por las empresas”, resaltó Juan Segovia, presidente de la institución.

Entre las iniciativas para mejorar la convivencia con la urbe, se cuenta la reciente participación en reuniones con funcionarios del Ministerio de Transporte porteño sobre la circulación del transporte de carga en las obras por el Paseo del Bajo.  “Cabe mencionar también que CATAMP forma parte del Consejo Consultivo de Precursores Químicos de la Subsecretaría de Narcotráfico del Ministerio de Seguridad y en ese sentido colabora en distintas recomendaciones que hacen a la actividad específica, que tiene como objeto la fiscalización y control de precursores químicos y también a las mejoras que se pueden introducir para el transporte de este tipo de cargas”, enfatizó Segovia.

A su vez, desde el Centro de Información y Emergencias en el Transporte (CIPET) que se encuentra en funcionamiento desde abril de 2008, la Cámara trabaja en la “prevención de accidentes del transporte de cargas dando aviso ante eventuales incidentes a las instituciones u organismos de respuesta a la emergencia”, destacó el también prosecretario de Relaciones Institucionales y Prensa de FADEEAC.

CEDOL: logística organizada en la gran ciudad

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) representa institucionalmente al sector de los operadores logísticos, es decir, las empresas cuya principal actividad es diseñar, implementar, gerenciar, ejecutar y controlar los procesos de una o varias fases de la cadena de suministro. Por ello, la presencia de camiones del rubro consiste en “vehículos mediano y chicos en horarios matutinos” en el AMBA, explicó Daniel Carranza, director ejecutivo de la entidad. Esto implica “habituales” complicaciones relacionadas con el alto tránsito en esas zonas, en la hora pico.

TDU (2)Para avanzar en acciones coordinadas que permitan el desarrollo de la actividad, la institución trabajó con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el “fomento de las entregas contra flujos, y en horarios vespertinos y nocturnos”, indicó. También, intervino en la formación de nodos de transferencia, como los que se encuentran en el microcentro porteño y los barrios de Once, Belgrano, Liniers, Flores y Palermo, entre otros.

PAETAC: desde y hacia el puerto 

La principal actividad de las empresas que representa la Primera Asociación Empresaria del Transporte Automotor de Cargas (PAETAC) en el ámbito de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires tiene que ver con el traslado de mercadería desde y hacia el puerto, por lo que el bajo porteño, la zona portuaria y los accesos a la CABA o los principales distritos del Conurbano son caminos obligados de sus camiones, principalmente entre las 7:00 y las 19:00.

En esas áreas “los inconvenientes son permanentes ya que no existen arterias exclusivas para el transporte de cargas. Además, no tiene vías alternativas de circulación como si lo tienen otros medios de transporte”, detalló Martín Borbea, presidente de la entidad. Para articular medidas que resuelvan ese inconveniente, la Cámara realizó gestiones ante funcionarios porteños y de los distritos bonaerenses Lanús y Avellaneda. En particular, “consisten en establecer redes de tránsito pesado o corredores de cargas coherentes y que se ajusten a las necesidades teniendo en cuenta siempre la convivencia de todos los tipos de tráficos”, explicó.

Según el titular de la entidad, el principal punto par revertir es que los Estados locales suelen tener en debilidad en el “criterio de orden” de las cargas, por lo que se trabaja para revertir esa situación.

El transporte en el área metropolitana es un factor clave para el funcionamiento de la economía que requiere de pautas de coordinación entre estados de las políticas de regulación para un funcionamiento más exitoso, es decir de políticas regionales integradas entre el gobierno porteño y los principales municipios del Gran Buenos Aires. La legislación sobre horarios para el transporte, la carga y descarga de mercadería, o bien el establecimiento de sitios para estacionar que permitan la convivencia en armonía con los demás vehículos que transitan la ciudad son algunas de las acciones que se esperan coordinar en el AMBA y por lo que trabajan las Cámaras asociadas a FADEEAC.