El Centro de Estudios Metropolitanos y la Fundación Metropolitana trabajan en proyectos de Economía Circular

Matías Barroetaveña, director del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), y Pedro Del Piero, presidente de la Fundación Metropolitana firmaron un convenio de cooperación. El acuerdo contempla fortalecer los procesos de investigación, planificación, gestión y evaluación de proyectos vinculados a la Economía Circular.

Para el CEM es fundamental avanzar en la capacitación y formación en un tema de la relevancia de éste, por ello considera fundamental articular entre universidades, gobiernos locales y organizaciones no gubernamentales. En el marco de la discusión pública actual, ante la propuesta oficial de avanzar en un cambio de paradigma en el manejo de los residuos sólidos urbanos y la escasez de espacios académicos que cubran la temática, tanto la Fundación Metropolitana como el CEM consideran necesario construir instancias de capacitación que puedan propiciar la obtención de respuestas innovadoras.

Las modificaciones a la Ley de Basura Cero y los proyectos oficiales que se conectan con la misma obligan a los funcionarios, técnicos y a todo aquel que se encuentro comprometido con la Economía Circular a familiarizarse con la temática. Este acuerdo busca brindar soluciones a este nuevo desafío de articulación metropolitana.

Pedro Del Piero, Presidente de Fundación Metropolitana, sostuvo: “La firma de este convenio es importante para fortalecer la articulación entre la sociedad civil y la academia en pos de avanzar hacia la economía circular. En la gestión de los residuos, que es responsabilidad de todos, para un correcto y sustentable uso de los recursos naturales es imperioso reducir la generación de RSU e incentivar la plena recuperación de los materiales utilizables, destinándolos a  ser materia prima de otros productos”. Y afirmó: “La termo valorización, es decir generar energía con residuos, debe ser parte de un proceso virtuoso de economía circular donde previamente a su intervención ya tuvieron destino sustentable todos los materiales posibles de ser recuperados e insertos nuevamente en el circuito productivo. Para la energía generada por esta tecnología el mercado energético tiene que ser un destino, no una demanda”.

Por su parte, Matías Barroetaveña, Director del CEM, resaltó la importancia de este tipo de acuerdos “ya que vincular la gestión local con la academia y las universidades forma parte central del proyecto institucional del CEM. En este caso observamos que en el manejo de residuos sólidos urbanos hay cierta vacancia de formación, una vacancia que complejiza el necesario desarrollo técnico-político de un sector clave para la región metropolitana”. “Debemos prepararnos mejor, tanto los especialistas como los funcionarios locales. Una preparación que nos permita manejar un cambio de paradigma tan radical como el que estamos viviendo hoy en el AMBA” concluyó.