El Gobierno dio marcha atrás con la licitación para las obras en Retiro

Después de varias retiroprórrogas, y ante las innumerables consultas recibidas, fue anulado el llamado a licitación, para convocar a un periodo de sugerencias y consultas.

El Gobierno dejó sin efecto el proceso de licitación de la estación de ómnibus Retiro a cargo del Ministerio de Transporte de la Nación, después de varias prórrogas. En tanto, como consecuencia de los innumerables pedidos de asesoramientos recibidos, convocará a un período de “sugerencias y consultas sobre las condiciones generales y el reglamento para la concesión onerosa para la prestación del servicio de administración, explotación comercial y servicios complementarios de dicha estación”, según se detalla hoy en el Boletín Oficial.

A través de la Resolución 355-E/2017, el Gobierno anuló la “Resolución N° 47-E/2017dictada con fecha 8 de febrero de 2017 por la cual fueron aprobados los Pliegos de Bases y Condiciones Generales, Condiciones Particulares y Reglamento para el funcionamiento de la estación terminal de ómnibus Retiro de la Ciudad de Buenos Aires. Como así también las Especificaciones Técnicas para la Licitación y Contratación de la Concesión de Servicio Público y de Obra Pública, correspondientes a la Licitación Pública Nacional e Internacional Nº 100/2017”.

En tanto, el texto de dicha resolución autoriza “la convocatoria a formular observaciones y/o sugerencias sobre los Proyectos de Pliego de Bases y Condiciones Generales, Condiciones Particulares, de Especificaciones Técnicas y Reglamento para la concesión onerosa para la prestación del servicio de administración, explotación comercial y servicios complementarios de la Estación Terminal de Ómnibus de Retiro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

De esta manera, según indica, “se constituye una instancia de intercambio preliminar con los potenciales interesados y la ciudadanía, que no forma parte del procedimiento de selección del contratista que en su caso se convoque y que toda observación y/o sugerencia presentada por los interesados tendrá carácter de colaboración con la Administración Pública Nacional, la cual será analizada por el Ministerio de Transporte, quien tendrá la potestad de receptarlas total o parcialmente o descartarlas sin existir deber de justificar tal decisión, y sin que ninguno de los supuestos genere derecho alguno en favor de los interesados, ni ventaja o beneficio alguno en el futuro procedimiento licitatorio”.

Luego de varias prórrogas, Transporte sigue buscando normalizar un contrato que venció en mayo del año pasado pero que el Gobierno extendió por un año más mediante la firma de un acuerdo con la actual concesionaria, TEBA.

Esta empresa desembarcó en la terminal en 1993 de la mano de una licitación del gobierno menemista por un plazo de concesión de 12 años, con posibilidad de prórroga, lo cual ocurrió en 2006 cuando el kirchnerismo extendió el contrato por 10 años más, acuerdo venció en septiembre de 2015.

Fuentes de Transporte explicaron a El Cronista, a comienzos de 2017, que el objetivo de la nueva licitación será transformar a Retiro en una terminal “autosustentable, incluyendo un plan de obras que mejore la prestación de los servicios y la operación de los ómnibus de larga distancia para beneficio de las 50.000 personas que la transitan diariamente”.

Fuente: El Cronista