Gustavo Posse: “Estamos operativos para trabajar junto al resto de los municipios y la CABA”

2017/07/12 | IDM, Nuestras Acciones

posse-entrevistaInforme Digital Metropolitano: ¿Qué políticas de articulación interjurisdiccional de San Isidro con los municipios linderos?

Gustavo Posse: Arrancamos junto a los municipios de la zona con la Región Metropolitana Norte en el año 2000 y hoy se extiende a muchos vínculos como con el municipio de San Martin, un municipio muy grande del primer cordón. La única manera es poder reunirse con el otro, vincularse con el otro, enfrentar los problemas juntos, planificar y muchas veces hasta trabajar en el día a día. Los resultados se ven en leyes que se obtuvieron  como la ley de islas.

Está bien que los municipios estén organizados, o que el gran Buenos Aires este organizado  por distritos. Pero de una vereda a la otra no puede cambiar la vida de la gente ni existe una solución por cuadriculas. La función de la región metropolitana norte, con épocas de mayor y menor actividad, ha sido muy buena. Fue muy buena cuando se llevó adelante el concurso de ideas para el transporte. Aprovechando tramas que ya existen. Los resultados han sido resultados muy buenos y dejan las bases para el futuro.

Se debe acercar el poder de decisión a cada vecino y a cada institución a través de los municipios. Nosotros somos defensores a ultranza de la economía municipal, pero no es para aislarse. La autonomía municipal es para tener mayor poder para vincularte con el otro en región. Va a tener que tener una solución este asunto por el cual somos con la ciudad de Buenos Aires, o somos del gran Buenos Aires pero resulta que trabajamos en un lugar y estudiamos en el otro o viceversa. Vivimos en un lugar y vamos a estudiar en otro. Vivimos en un lugar y vamos a trabajar en otro. Tenemos los mismos servicios de aguas. Tenemos el mismo ferrocarril. Usamos el mismo transporte público de pasajeros. Es algo difícil de pensar. Compartimos todos estos factores de la vida real y nos gobiernan distinto. El estado debe adaptarse a la vida real de las personas.

IDM: ¿Qué balance podes hacer del trabajo de la región metropolitana norte? ¿Por qué su trabajo es intermitente?

GP: Se activa y se desactiva por política, por baja política. Se activa por alta política, se desactiva por baja política.

IDM: Desde la fundación sostenemos que el sistema de gestión de residuos tiene que cambiar el paradigma, ir hacia la economía circular, contar con una ley de envases, estimular la separación en origen. ¿Cuál es tu opinión con respecto a los residuos?

GP: Compartimos el medioambiente, compartimos la costa y compartimos el problema de la higiene urbana. A veces la razón del peso tributario, no es solo la recaudación. El estado tiene que recaudar siempre porque son cada vez más las responsabilidades que tiene que asumir desde los poderes locales. Pero además el tema de aplicar cuestiones tributarias para lograr que haya mejores condiciones ambientales. El tema de lo descartable ha sido bueno en un aspecto y malo en otro. El problema de los plásticos es el problema del mundo en este momento. Los ríos, las costas, los montes, en cualquier lugar del mundo donde sea, vas a encontrarte con el problema de los plásticos. Uno cuanto más sale, mas ve, más se da cuenta de que, así como existe el primer cordón de Buenos Aires, existe el primer cordón de hasta donde llego la mancha urbana, en realidad están todos afectados por el problema del plástico, ahora, eso es una demostración del problema del descartable, de todo tipo de descartable, que después no hay una política para la recuperación de eso. La penalización del consumo y la penalización del fabricante van a traer mejores hábitos con respecto al uso de esto, el caso típico es el pago de las tasas ambientales.

IDM: ¿Tienen programas de RSU en el municipio?

GP: Nosotros llevamos adelante campañas anuales con la Fundación Equidad. Fijamos puntos en el distrito, generalmente son plazas. Con grupos de voluntarios, de jóvenes, con el formato que tiene la Fundación Equidad para esto. Allí hacemos la recepción de las computadoras que quedan en desuso. Una parte la recupera la Fundación para salas de computación en los colegios y salas de alfabetización digital en los centros de jubilados. A lo que no se recupera se le da su depósito correcto en la disposición final.

Después está San Isidro Recicla que es lo que se practica con las escuelas, lo que el producto da se vuelca a las propias escuelas. El municipio se encarga de la logística desde hace muchos años. Arrancamos por zonas, lo hacemos en escuelas públicas y privadas. También llevamos adelante programas de reciclado con la Provincia, a través de plantas de separación. Por otro lado están los volquetes para separar plásticos y basura orgánica, es algo que viene dando resultado. Trabajamos muy fuerte con los más chiquitos y desde hace muchos años en la cuestión cultural, es por eso que hoy tenemos jóvenes y jóvenes adultos con responsabilidades, con fuerte compromiso social y son fuertes censores respecto de las distintas políticas contra la contaminación ambiental.

Otro tipo de reciclaje importante que hizo el municipio fue el día del aceite, que se invitó a los comercios a traer el aceite viejo para que se pueda reciclar. Casi 300 mil litros en 5 años que llevamos haciéndolo.

IDM: Antes me nombraste la Ley de Sección de Islas ¿De qué se trata?

GP: En el año 1996, desde la Nación, Provincia y el Municipio de Tigre, en el HCD se aprobó un proyecto con el cual reconocían escrituras en el agua y un “desarrollador” realizaba un relleno de 700 hectáreas frente a San Isidro, lo conectaba al municipio con puente, y hacía un country que se llamaba Isla del Plata. El daño ambiental de eso era muy grande. Además eran escrituras sobre el agua. El municipio litigó junto con la Fiscalía de Estado de la Provincia de Buenos Aires y se paró el proyecto. A partir de ahí, cuando se formó la Región Metropolitana Norte, uno de los primeros acuerdos a los que llegamos era que no era posible que el Tigre legislara respecto de lo que se hacía con las islas formadas y por formarse frente a San Isidro y dentro de 100 años a Vicente López. Y ahí hubo una ley, que dice que todo lo que está frente a Tigre, es sección de islas de Tigre, lo que está frente a San Fernando, es sección de islas de Tigre pero lo gobiernan juntos los dos municipios, porque San Fernando no quería abandonar las secciones de en frente del Paraná que son casi 1000 km2 de territorio insular, no querían socializar ese territorio.

Y para los municipios de San Isidro y de Vicente López, por instancia de San Isidro lo que legislamos es que la prolongación de las calles divisorias se amplía al río. La calle Uruguay que divide San Fernando con Tigre, y la prolongación de la calle que divide Vicente López con San Isidro, la calle Paraná, esa línea imaginaria marcaba cuales eran las responsabilidades, a que jurisdicción pasaba la isla formada o por formarse. Hoy ya hay islas formándose frente a San Isidro, en aquella época no las había, nuestra prioridad es que sea reserva natural.

IDM: Hace poco desde la Provincia transfirió el predio del puerto ¿Qué significa esto para el municipio?

GP: Significa que es un puerto fracasado hace 70 u 80 años como un Puerto de frutos, un canal de acceso en el medio de un banco de arena. Fracasa y con el tiempo se van formando clubes en derredor del canal de acceso, clubes náuticos, clubes de vela. También empiezan a funcionar hace 60 años areneras, éstas fueron cerradas, porque producen un nivel de destrucción dentro del puerto y sobre las ciudades que es inevitable. Entonces al cerrarse, el puerto naturalmente debió ser transferido desde la Nación a la Provincia y de la Provincia a los municipios por ser ya puertos no industriales ni comerciales sino vecinales.

Pero bueno ocurrió lo que pasa en esta provincia y en este país. Alfonsín lo pasó de la administración Nacional de puertos a la Provincia que cambio de gobierno y quedo detenido. Te imaginas que para todos nosotros es historia antigua, yo estaba en esa época cursando en la facultad. Lo cierto es que pasaron los años y así como la democracia trajo muchos bienes para todos los argentinos, también trajo estos problemas jurisdiccionales de abandono y demás. El municipio entro muchas veces con su patrullaje para evitar que hubiera asentamientos. Hoy en día en ese puerto podría haber perfectamente 70 mil personas en situación de villa y el municipio pudo impedirlo a través del patrullaje. Hoy hay censadas unas 26 familias. Censo no de opinión sino censo con pre – censo, con catastral con declaración jurada. Entonces la decisión que tomo María Eugenia Vidal, que es lo que el municipio le pedía desde antes de asumir, fue transferir el puerto para hacer un proyecto conjunto, el proyecto que se diseño es el de hacer un parque. El puerto se convierte en un parque, en el que no hay desarrollo inmobiliario, no hay desarrollo comercial, es un parque. Tengamos en cuenta que en el gran Buenos Aires hay 15 millones de personas que no acceden al rio, entonces todo lo que podamos crear en derredor de los parques al río son bienes sociales en los que nos igualamos todos: el que es de acá, el que no es de acá, el que conoce, el que no.

Entonces María Eugenia Vidal comenzó el proceso, recibimos una semana antes el acta de transferencia, fue aprobado el hecho de que sea parque, está en tramitación de aprobación en el concejo deliberante y mientras tanto estamos en obra. En obra en remoción de servicio, consenso con las familias del lugar en el sentido de que no pueden quedar viviendo adentro del parque, nadie vive adentro de la Plaza de Mayo o de la Plaza Francia o en la Plaza Mitre acá en frente del municipio. Se está llegando a la solución habitacional de todas esas familias que algunos son habitantes desde hace 40 años, se alojaron en zonas de bombeo, en ese tipo de lugares, lugares que no eran visibles. Pero el municipio tuvo una gran labor con el rastrillaje y con los asentamientos.

Este municipio no ha permitido asentamientos ni siquiera en las playas de maniobra del ferrocarril, que en teoría esta esa famosa excusa de que es tierra federal. Sin embargo, la jueza de faltas ha aplicado el código de reglamento urbano en el sentido de que cuando una tierra está libre el que la ocupa tiene que tener los mismo requisitos que se le pide a cualquiera: tener una escritura de propiedad, un contrato de alquiler, un comodato, un contrato de arrendamiento, algo que justifique el por qué y a partir de ahí presentar planos. Los asentamientos no los tienen, y la jueza de faltas municipal ante la denuncia de un vecino o del municipio procede al decomiso de materiales, la demolición, etcétera, tal como indica el código de ordenamiento urbano local. No solo controlamos lo que pasa con el vecino en una zona media, obrera o en una zona residencial sino también hay que controlar las zonas donde alguien intente una usurpación.

IDM: No hemos visto avances en el andamiaje institucional de la Agencia Metropolitana de Transporte ¿Qué opinas? ¿Cuál debería ser el rol de los municipios en la misma?

GP: Es una herramienta insustituible para el AMBA. Porque el resto somos intendentes haciendo gestiones con la autoridad nacional y a su vez el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires haciendo gestiones con la autoridad nacional y el vínculo que tenemos algunos intendentes con la autoridad de la CABA y eso es quintuplicar el trabajo.

IDM: ¿Qué problemas se dan el municipio en torno al uso del suelo?

GP: El censo 2001 – 2010 dio que en el área metropolitana en general hubo un aumento de personas en situación de villa asentamiento de un 130%. Y acá en el mismo periodo hubo una baja de personas en situación de villa de un 35%. Gobernar es también decir que no, hay que gobernar con la ley en la mano y el Estado defendiendo lo que tiene que defender que son las tierras que le son propias y defendiendo las tierras que son de privados y que están en ese momento desvalidas. Sobre todo fue un gran trabajo teniendo en cuenta que el país vivió y hasta hoy vive situaciones no de garantismo al respecto de la sino de abolicionismo. Se vivió una cuestión abolicionista de las leyes al punto tal de que los fiscales en el delito de la usurpación cuando se ocupa el lugar del otro, los fiscales llegan a sostener que ellos retiran la acción fiscal porque el lugar no estaba suficientemente cuidado. Es decir tienen en cuenta la usurpación solamente cuando hubo resistencia por parte del propietario, del locatario, del inquilino, del arrendatario, del comodatario. Y lo que ocurre es que la gente se queda sin la acción penal sin que nadie los proteja y después tienen que ir a la larga acción civil para conseguir la reivindicación del lugar. Entonces la verdad es que este municipio cumplió una gran labor y la sigue cumpliendo entre otras cosas por tener patrullaje municipal. El primer patrullaje municipal fue en abril del año 2000 cuando yo arrancaba como intendente. Y da resultado. Y por el otro lado llevamos adelante un proceso de urbanización de villas muy ambicioso que espera recuperarse después de que perdió ritmo de obra el plan federal de viviendas hace muchos años.

IDM: En cuanto a la oferta cultural. San Isidro es de los que mayor y mejor oferta cultural tiene ¿Por qué se da esta situación? ¿Por qué es importante para los habitantes del municipio?

GP: Nació con la democracia, con la búsqueda de que hubiese talleres para oficios, en todos los barrios y después cuando me toca asumir como intendente se aprovecha todo eso. Se unen el área de cultura con el área de urbanismo, el área de urbanismo la dirige normalmente el municipio que organiza los planos. El área de obra pública que hace los espacios públicos y área de cultura trabaja generalmente los museos, lo eventos, los conciertos. El proyecto es el de todos juntos trabajando el proyecto de cultura y ciudad.

Entonces ahora que nosotros no tenemos tanto nivel de ruptura superficie porque hubo un momento en que el distrito estaba triturado en rotura de superficies, veredas y pavimentos porque llegamos al 98% de las cloacas, al 100% de agua corriente, casi la totalidad de los aliviadores que necesitábamos, los retenes o los reservorios a los costados de los aliviadores, los viejos entubadores de arroyos sobre el alud de agua que produce el nuevo régimen de lluvia, el hecho de haber llegado el 100% del gas natural, todo eso hacía que en superficie estábamos con un nivel de destrucción muy fuerte. Pero en un punto le devolvíamos a la gente y estábamos construyendo dos polders: uno en el bajo que tomaba tres localidades, Beccar, San Isidro y Martínez, y el otro toma el Río Reconquista y toma la protección de Boulogne, que es el barrio más populoso junto con San Isidro y Martínez. Esa labor sobre todo cuando van terminando los aliviadores, de los cuáles algunos se construyeron con túneles y otros a cielo abierto.

Cuando saldamos la cuestión de superficie se prepara el proyecto de cultura y ciudad. Entonces todas estas áreas trabajan juntas y las entradas, lo que es la embarcación de la ciudad, la entrada, las rotondas, los accesos por las autopistas, el rio, las plazas, los nuevos parques, etcétera. Nosotros fuimos recuperando en los últimos años 35 hectáreas de parques y plazas. Entonces ahí es donde se fue imponiendo el criterio de la marca ciudad, de la idea de ciudad y realmente el área de cultura tiene una fortísima influencia en la cuestión del urbanismo. Es decir, pasamos del inicio de la democracia con el fervor de los talleres de cultura que mantenemos en los barrios a la cultura de la ciudad, de la marca San Isidro de acuerdo a su idiosincrasia.

IDM: ¿Consideras que es positivo que tanto Nación como Provincia y Ciudad tengan el mismo color político? y ¿Qué opinas de la COCAMBA?

GP: La argentina es la argentina. La diferencia en los colores políticos genera indiferencia, desencuentro. Entonces hay que aprovechar para cultivar una culturad del encuentro justamente con todos, con los pertenecemos al mismo espacio en Nación, Provincia y municipios, de la misma manera en que lo hacemos con los municipios que son de otro color político. Por ejemplo, nosotros hicimos con lo proveniente de los endeudamientos que la Provincia signó para los municipios, lo volcamos todo con criterios regionales: los accesos con Vicente López al sur del distrito, la obra con san Martin respecto del Serratea que es en el confín de San Martin y de San Isidro, para que deje de ser el confín, la obra de la calle Uruguay con Andreotti también. La ampliación del Hospital materno infantil que es el lugar a donde concurren los chicos de esta parte del gran Buenos Aires desde que esta sin funcionamiento completo el Hospital Rodríguez de Vicente López que es el hospital de complejidad. Ese y uno de la plata son los que tenían especialidad de pediatría.

Con respecto a la comisión AMBA estuvo Facundo Suárez Lastra acá. Estuve en otras oportunidades reunido con él. Saludamos esta situación y estamos operativos para trabajar junto al resto de los municipios y la CABA para poder hacer una actividad conjunta.

IDM: ¿Cuáles son los pendientes que te quedan por resolver para el municipio?

Los pendientes están contemplados en el plan maestro. El plan maestro es lograr que la vida sea cada vez más vivible en este municipio a partir de trabajar en conjunto con todos los municipios linderos, que esto nos permita a los intendentes que tenemos esta experiencia poder seguir colaborando con intendentes nuevos para producir más y mejores cuadros. Hay un muy buen cuerpo de intendentes en la provincia, en general de todos los partidos políticos, y la gobernadora cuenta con ese cuerpo de intendentes independientemente de los colores políticos.  Ella se asocia con los intendentes de esa manera. Este es el cambio, que no  hay ningún tipo de discriminación. No es necesario alinearse con nadie para participar de un sistema de obras y demás.

Así que yo estoy totalmente concentrado en aprovechar la época, estoy totalmente concentrado en eso. Y tenemos que lograr que la vida sea vivible: menos auto y más bicicleta, más transporte público de calidad, más ferrocarril de calidad, mejores condiciones de seguridad, que sea cada vez más normal vivir tranquilo. En esta zona se puede hacer un poquito más y en otras zonas del área metropolitana esa tranquilidad menos. Todo es importante, la calidad de vida es importante pero lo más importante es la seguridad. Cuando no está la salud y cuando no está la vida, todo deja de tener sentido, así que trabajamos para eso.

Entrevista: Diego Pozzo