Alfredo Garay: “La Corporación Puerto Madero viene definiendo que el Gobierno Nacional y el de la Ciudad pueden compartir un espacio de proyectos comunes, a pesar de las diferencias políticas”

garayEs un prestigioso arquitecto, referente internacional en políticas públicas urbanas. Fue funcionario de varios municipios del AMBA y de la Ciudad y, al frente de la Subsecretaría de Urbanismo bonaerense durante la gobernación de Felipe Sola desarrolló los Lineamientos Estratégicos para el Área Metropolitana Buenos Aires. También fue vicepresidente de la Fundación Metropolitana. Integra el directorio de la Corporación Antiguo Puerto Madero y la preside desde el mes de julio. En esta entrevista cuenta sobre el presente y el futuro de la Autopista Ribereña. 

Informe Digital Metropolitano: Recientemente lo designaron presidente de la Corporación Antiguo Puerto Madero y tanto el Estado Nacional como el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le encomendaron evaluar los múltiples proyectos para Autopista Ribereña. ¿Por qué cree que este tema entra en agenda en este momento?

Alfredo Garay: Primero surge de una reunión que hicieron el coordinador de Gabinete de la Nación y el coordinador de Gabinete de la Ciudad, más el Secretario de Obras Públicas de Nación y el de Ciudad, en la que definieron una agenda de temas comunes entre Nación y Ciudad, que están interesados en dinamizar. No sé cuáles son los otros temas, pero en general son temas donde hay superposición de competencias. En este caso, la Autopista Ribereña hace mucho tiempo que está en discusión. De hecho, la Academia Nacional de Ingeniería ha hecho como una comisión reuniendo todo lo propuesto a lo largo de estos años, en la que se presentaron y evaluaron 27 alternativas.En este marco, la encomienda que nos hacen la Nación y la Ciudad es que resolvamos un trazado definitivo para la Autopista, el tipo de tecnología a utilizar, el concepto de cómo va a ser la operación, contratemos un proyecto ejecutivo para hacer el diseño y analicemos una estructura, un plan de financiamiento. Y que también  midamos los efectos que pueda tener sobre las salidas circundantes, con una tensión especial sobre la Villa 31, porque la Autopista originalmente preveía un nudo de distribución de tránsito en la Villa, y en este punto hay consenso de que no puede ser así. Tiene que haber un nuevo trazado para la Autopista y esto a la vez da la oportunidad de iniciar la consolidación del proyecto de urbanización de la Villa 31. Esto más o menos fue la encomienda, coincidió con el cambio de autoridades en la Corporación,  que rota cada dos años, y en esta etapa me tocó asumir la Presidencia.

villa31_retiroIDM: ¿Qué opina de este cambio de expertiz en el trabajo de la Corporación?

AG: Bueno, la Corporación ha hecho toda la obra pública que hay en Puerto Madero, con sus  infraestructuras. Pero no lo hace con su propio personal, en general contrata personas idóneas, cuando se desarrolló el master plan de Puerto Madero se contrató una consultora que hizo el diseño y la Corporación siguió rigurosamente los contratos de tramos de obra. El expertiz que tiene la Corporación, en general, es vincular obras con financiamiento y organizar un flujo de caja. Y en este sentido, la originalidad que ha presentado hasta ahora la Corporación es que pudo hacer toda esta urbanización sin  que signifique un peso de desembolso ni para la Ciudad ni para la Nación, la misma valoración del suelo va financiando las obras. En este sentido, la encomienda también nos pide que busquemos formas de financiamiento, que valuemos los impactos de la obra sobre los alrededores y pensemos mecanismos para que estos procesos puedan ayudar a financiar el costo. Lo que está pensado es un financiamiento donde se aproveche la localización de la Ribereña. Está autopista es una gran necesidad, va a tener mucho flujo, está localizada en un lugar especial y en ese sentido detona un montón de procesos, que de alguna manera debería capitalizarse para financiar la obra.

IDM: Según anunciaron en julio, para principio de 2015 van a estar presentando el esquema del proyecto a las autoridades ¿Qué puede adelantarnos al respecto?

Plaza San MartínAG:La primera medida que tomamos fue conformar un panel de expertos y con ellos armamos una especie de taller donde evaluamos las 27 propuestas existentes. La idea de evaluar las propuestas no fue para elegir una, sino para mirar aciertos y desaciertos en las formulaciones. En este momento el panel está evaluando el punto de vista técnico y las características de la obra, entre otros puntos. En un segundo momento vamos a analizar los impactos de cada una de estas posibles obras sobre las áreas de alrededor. En algunos casos mejoran la situación urbana, en ese sentido estamos muy interesados en el sector que vincula Plaza San Martín con Comodoro Py. Ese sector de parque que está mezclado con los colectivos que salen de Retiro, donde por otro lado pasan los camiones y hoy es un desorden de tráfico. Estamos pensando que si por ejemplo, pasáramos en túnel por abajo, toda la zona se limpiaría y por lo tanto se puede tener un proyecto de mejoramiento, de ampliación de la Ciudad Judicial y de tratamiento de toda esa pieza urbana que es una pieza bastante deteriorada, pero positiva. Nos interesa seguir viendo cómo es el funcionamiento del tren, del ferrocarril y las opciones que se abren. Por ahora estamos casi en la mitad de la primera etapa de evaluación, viendo las alternativas y las tecnologías disponibles.

IDM: ¿Cuál cree que será el impacto de la Autopista Ribereña a nivel urbano? ¿y a nivel de transporte y/o movilidad?

AG: Desde el punto de vista de la circulación de transportes, la Autopista va a solucionar enormemente los problemas de acceso al microcentro, hoy en día se superpone el tránsito del microcentro con el de los camiones que vienen al Puerto. Si nosotros podemos separar en dos planos el transporte vinculado al Puerto, incluso el tránsito pasante de zona norte a sur, limpiaría mucho la situación de tránsito. Para tener una primera idea, podemos imaginar una Avenida Huergo Madero como una calle que distribuye los flujos de tránsito y de acceso a la Ciudad. Y no como está hoy, tapada de camiones. Descongestionar el nudo alrededor del Sheraton, descongestionar la entrada al Puerto, tiene unos efectos inmediatos.

PuertoIDM: ¿Cómo evalúa el impacto que puede producir la Autopista sobre el Puerto de Buenos Aires?

AG: Pensamos que produce un impacto positivo, en el tema del Puerto hoy en día hay una gran discusión, una gran incertidumbre, porque debería desarrollar inversiones para convertirse en un puerto contemporáneo, pero en el momento de desarrollar esas inversiones hay quienes se preguntan si tiene sentido seguir invirtiendo en este Puertoo si conviene construir un nuevo puerto de última generación aguas abajo. Sobre esta pregunta las autoridades portuarias tienen distintos puntos de vista, el plan de “Lineamientos Estratégicos para la Región Metropolitana de Buenos Aires” estimula y toma compromiso con la conveniencia de construir un puerto aguas abajo y efectivamente estos son datos que hoy no están decididos pero que si tienen un efecto importante. Entonces, la construcción de la Autopista tiene que asumir dos realidades: una, que si el Puerto se moviera igual va a tener un período largo de transición por lo tanto en el corto plazo esta Autopista sigue siendo necesaria. Y dos, si el Puerto se afirma va a ser indispensable contar con esta Autopista para poder abastecerlo.

IDM: ¿Esta obra tiene alguna vinculación con la nueva terminal del Puerto de La Plata que está próxima a inaugurarse?

AG: La idea de un Puerto en La Plata tiene más que ver con la construcción de la Autopista Parque Presidente Perón, la continuación del camino del Buen Ayre, y con el mejoramiento de la Ruta Provincial 6. Eso es lo que completaría la malla de vinculaciones que, por otro lado, equilibra la relación entre Zarate brazo largo y la zona sur, la necesidad de tener un centro logístico importante que genere alrededor nuevas localizaciones industriales. Creo que los camiones y el flujo de cargas, en ese punto, va a tener una opción que es el camino más extenso por la Autopista Parque Presidente Perón y la Ruta 6, o tener este camino corto que seguramente va a tener más peajes, pero por el que también es posible de pasar por el Puerto y, finalmente, vincular con La Plata.

IDM: ¿Cómo es la articulación entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad para la realización del proyecto? Parece haber un avance en este sentido luego de la finalización de la AU Illia…

AG: creo que la Corporación Puerto Madero es una estructura muy idónea en este sentido, ha venido definiendo que el Gobierno Nacional y el de la Ciudad pueden compartir un espacio de proyectos comunes, incluso a pesar de los cambios o las diferencias políticas. Si uno mira la historia de la Corporación hay veces que la Ciudad y la Nación tenían el mismo color político, hay veces que no, hay veces que se llevaban bien hay veces que se llevaban mal. Pero la Corporación teniendo objetivos claramente trazados, toma esos objetivos y sigue para adelante. Me parece que es una buena herramienta y para nosotros en este momento es un desafío demostrar que sirve para otras cosas que no son desarrollos inmobiliarios.

IDM: ¿Está prevista la participación de la Agencia Metropolitana de Transporte en alguna instancia de la evaluación/ejecución del proyecto? Por otro lado ¿Participa en alguna instancia el Municipio de Avellaneda partido lindero a la CABA donde comienza la AU Bs As – La Plata? ¿y los demás municipios?

AG: una de las 27 propuestas incluye entrar en bastante en Avellaneda, se conecta directamente con el peaje, incluso creo que es una de las propuestas que recomienda el Centro Argentino de Ingenieros. Hoy en día tenemos dos organismos en dos jurisdicciones, uno es OCRABA (Órgano de Control de las Concesiones de la Red de Accesos a la Ciudad de Buenos Aires), que tiene la responsabilidad del manejo de las autopistas desde el punto de vista de Nación, y el otro es AUSA (Autopistas Urbanas Sociedad Anónima) que en general tiene el manejo del sistema de autopistas de la Ciudad. Bueno, este tramo tiene una situación particular, incluso hay un convenio entre OCRABA y AUSA, y nosotros tenemos el compromiso de proponer una síntesis, una solución. Hay una cantidad de actores bastante grande. En el caso de la Agencia Metropolitana, sería bueno que tengamos una instancia de coordinación y, de hecho, la idea es que el panel de expertos pueda  tener reuniones con la administración del Puerto, los responsables de tránsito, la ATM, para que cada uno de estos espacios que representa una mirada sectorial pueda opinar y emitir un informe sobre la propuesta de  Autopista que presentemos.

Reserva ecológicaIDM: ¿Cómo se evaluará el impacto ambiental que puede generar el trazado de la Autopista? En algunos medios se publicó información que la idea era respetar la Reserva ecológica y la Villa 31 ¿esto es cierto?

AG: La reserva ecológica queda claro que no va a quedar comprometida con la construcción de esta vialidad. Es decir, al seleccionar las alternativas descartamos todas aquellas que pasaban por la Reserva. Para pensar los impactos partimos de una línea de base, que escuál es la situación hoy y cuáles son los costos ambientales que hoy se producen por estar circulando este tránsito en las condiciones que circula. La segunda cuestión es, una vez construida la autopista, cómo se modifica esa situación y cuáles son las ventajas o desventajas que pueden producirse por este cambio. Desde esta perspectiva en términos generales no podes decir que la construcción de la autopista, desde un punto de vista ambiental, es en términos generales ventajosa. Y tercer punto a revisar es cuál es la situación durante la transición, mientras está la obra en construcción. De acuerdo a la tecnología que se utiliza, la obra puede producir distorsiones en el funcionamiento de la Ciudad, se puede cruzar con lo que llamamos interferencia (redes de agua, cloaca, energía, gas) que a veces supone cortos y reconexiones. Todas las cosas que suceden durante una obra y puedan tener impacto. En los pliegos de licitación tendrá que haber un paquete de medidas de mitigación de estos costos ambientales, pero esto está contemplado como parte de la estructura de costos de la obra.Con respecto a la Villa 31 nos interesa mucho apurar el paso. No en los términos de hacer pasar la Autopista por adentro, sino en aprovechar la oportunidad que abre para iniciar un trabajo de consolidación definitiva de la Villa como un barrio correctamente construido y urbanizado. La idea es que se convierta en un barrio digno. Que haya condiciones urbanísticas, se respete el código de edificación, haya construcciones estables. Por ahora, como Corporación estamos dispuestos a asumir todos los compromisos, sobretodo habrá que ver como son las alternativas de financiamiento y como será nuestra participación en esa etapa. Y, según las características del financiamiento, seguramente va a ser el compromiso que asuma la Corporación en la concreción de estas obras.

Entrevista: Diego Pozzo