Daniel Bolettieri: “Es inviable que Alte. Brown, formando parte del segundo cinturón del GBA, tenga que disponer sus residuos en San Martín o San Miguel”

Daniel BolettieriAsumió la intendencia de Alte Brown en 2013, tras la jura de Darío Giustozzi como diputado nacional. Comenzó su trabajo en el Municipio hace 36 años. Fue concejal, fundó el Instituto de estudios municipales y trabajó en la Secretaría de Obras Públicas. En esta charla, entre otros temas opina sobre la policía comunal, la reelección municipal y las tensiones en cuanto al uso del suelo. 

Informe Digital Metropolitano: ¿Qué experiencias de cooperación tiene Alte. Brown con municipios vecinos?

Daniel Bolettieri: Hemos tenido mucha cooperación, fundamentalmente en el inicio de la gestión de Darío Giustozzi en el 2007, en temas relacionados con el medio ambiente y la vinculación de bandas de circulación. En la actualidad vamos a tener que reforzar la relación con los municipios linderos, quedo como asignatura pendiente después de las elecciones del año pasado. En Alte Brown tenemos una política muy valuada con respecto al impacto ambiental, obras hidráulicas y vinculaciones a través de las vías de comunicación y la mayoría de estas cuestiones requieren soluciones que escapan a la posibilidad financiera de los municipios. Fundamentalmente la resolución hidráulica de la región, ya sea evacuación de efluentes cloacales, provisión de agua u obras hidráulicas necesitan de esfuerzos de financiamiento nacional o provincial. En eso estamos emprendiendo un camino conjunto con los municipios linderos de Lomas de Zamora, Quilmes y Florencio Varela.

IDM: En 2012 se produjo el último intento institucional de regionalizar la Provincia, lo lideró Santiago Montoya en el marco de la gestión del actual gobernador, Daniel Scioli, ¿Qué opina de esa iniciativa? ¿Por qué le parece que no prosperó?

DB: tengo una visión especial del gobierno de la provincia de Buenos Aires desarrollando programas de gestión. Entiendo que los numerosos programas que la Provincia necesita no fueron encarados satisfactoriamente para darle resultados a la comunidad toda. Hablar de regionalización es hablar de resolver los problemas que afectan a cada región. A simple vista con esto no se pudo proceder porque seguimos viendo, no sólo en el AMBA sino también en el interior de la Provincia, problemas sin resolver. Cuestiones en la cuenca atlántica relacionados a la industria de la pesca, el desarrollo de obras vitales para que municipios del interior no estén impactados por el flagelo de las inundaciones, en el conurbano bonaerense la resolución de conflictos emblemáticos como la provisión de energía, la vinculación de los distintos municipios a través de las rutas provinciales y la resolución de los problemas hidráulicos,  ya sea en la Cuenca Matanza Riachuelo como en la Cuenca del Río de La Plata. Entiendo que hubo un error en la implementación de esos programas, en no buscar profundamente las soluciones o en el diagnóstico. Es una asignatura pendiente del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, de cara al 2015, sea quien sea el Gobernador.

IDM: Según el informe de los No Usuarios de Servicios Sanitarios, publicado por la Fundación Metropolitana en 2005 y elaborado con datos públicos, el 62% de la población de Alte. Brown no disponía en ese momento del servicio de agua potable, y  el 90% carecía de cloacas. ¿Cuál es la situación actual? ¿Qué opina de la gestión de AySA?

DB: hicimos un avance muy importante a partir de la llegada de Giustozzi al gobierno municipal y alte brown aysacontinuamos con esa tendencia. Pudimos redoblar el trabajo con el Gobierno Nacional en los primeros tres años del mandato de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero actualmente los planes  están demorados en el tiempo. Desde el municipio desarrollamos los programas y proyectos necesarios, hicimos valer nuestra responsabilidad como gobierno municipal, planteándole al Gobierno Nacional y a la empresa Aysa la necesidad de resolver estas cuestiones. De todas maneras fue histórico el avance que se dió en materia de nuevos sectores alcanzados por la red de aguas y cloacas, teniendo en cuenta lo poco que se había hecho en los últimos 30 años.

IDM: A principio de julio se cumplieron seis años del fallo Mendoza. ¿Qué opina de la gestión de ACUMAR?¿Cómo se trabajó o está trabajando la relocalización de los asentamientos de los barrios linderos?

DB: estamos cumpliendo con todas las etapas previstas por parte del Municipio ante el ACUMAR. Hicimos un trabajo muy importante relacionado al impacto que generaba el Sector Industrial Planificado (SIP) que hoy cumple las normas preestablecidas. Se trabajó mucho en el control del vuelco clandestino de residuos al arroyo que surca el SIP, pero las obras necesarias para la relocalización de los vecinos arroyos están demoradas por falta de financiamiento. Relocalizamos el barrio Madres de Plaza de Mayo, obra que se concluyó y sirvió para relocalizar vecinos del Barrio 2 de abril de Rafael Calzada, pero los tres barrios previstos (dos en Malvinas Argentinas y uno en San José) están con obras inconclusas por falta de financiamiento del Gobierno Nacional.

IDM: El Sector Industrial Planificado de Burzaco viene creciendo mucho en los últimos años ¿cómo  gestionan su impacto ambiental? ¿Qué balance hacen a 20 años de su puesta en marcha?

DB: El Sector Industrial Planificado comenzó en la década del ‘70 con una nueva zonificación por usos en el distrito, intentando dar respuesta a la relocalización de industrias promovida por el último gobierno militar. Con el advenimiento de los gobiernos democráticos, sin las obras de infraestructura necesarias para acompañar la instalación de industrias, sufrió una fuerte presencia de industrias sin control medioambiental por parte de los gobiernos, o desde mi punto de vista, sin los controles necesarios. A partir de la gestión de Darío Giustozzi pusimos especial énfasis en propiciar la instalación de industrias bajo un orden determinado y el Sector Industrial Planificado, que hoy cuenta 20 años, empezó realmente a sentirse como tal. A partir de allí se fueron generando políticas de gobierno tendientes a la uniformidad de criterios, se comenzó a trabajar con los industriales en una comisión mixta y haciendo docencia, entendiendo desde el área de ambiente del Municipio que es necesario ponerse a la altura de las circunstancias. Hoy no tenemos problemas medioambientales, los industriales han entendido y han hecho un esfuerzo muy importante. Desde el Municipio generamos un área de control que difiere mucho de las áreas laxas que existían años atrás. Creo que tenemos que ir superando estas etapas, el desafío de cara al futuro es poder llegar con una cloaca máxima al SIP para volcar exclusivamente los desechos industriales, y resolver los temas derivados de algún bolsón habitacional como el barrio El Hornero o La Cumbre. Entiendo que es altamente positivo el transcurso de estos últimos 20 años pero fundamentalmente de los últimos siete, que significaron un ajuste importante en el tema ambiental.

IDM: ¿Qué desafíos genera el crecimiento del parque industrial y las tensiones en cuanto al uso del suelo y al modelo de transporte del Municipio de Alte. Brown?

DB: El desafío real, teniendo en cuenta la estratégica ubicación del sector industrial, es desarrollar obras de infraestructura que vayan de la mano con el crecimiento. El uso del suelo en el sector industrial está confinado a la reglamentación vigente, y son respetados los factores urbanísticos a rajatabla. No hemos alte brown siptenido obras existentes sin permiso u obras clandestinas o que por vía de excepción sean aprobadas. Hubo un respeto muy importante de la reglamentación vigente y de la tarea de control que ejerce el Municipio. Respecto de las vinculaciones del sector con los centros de distribución o con los centros urbanos más importantes del área metropolitana nos está faltando la infraestructura necesaria, por ello trabajamos mucho exigiendo y pidiendo al gobierno de la Provincia las obras. Así surgió la posibilidad de pavimentación de la ruta 16 que vincula con el sur de la provincia de Buenos Aires, y el requerimiento al Gobierno Nacional del refuerzo de la provisión de energía para desarrollar la actividad industrial. También surgieron obras de vinculación vehicular como el puente de intersección de ruta 4 y ruta 210 que está demorada sin financiamiento, pero que es necesaria para la vinculación del sector industrial con la región.

IDM: En octubre de 2012 se conformó la Agencia Metropolitana de Transporte ¿qué opina de esta iniciativa? ¿Tiene alguna participación Alte. Brown en la AMT?

DB: La Agencia es un paso importante para atender las necesidades de la región en esa materia. Brown no tiene la participación que venimos solicitando y que entendemos tiene que tener el municipio. El municipio está inserto en el segundo cinturón del Gran Buenos Aires, con ¾ partes del distrito con un uso urbanístico residencial, por lo que merece tener una participación más importante. Lamentablemente por algo que comentaba en uno de los primeros párrafos, los programas de gestión del gobierno nacional y provincial en este tipo de materias no están a la altura de las circunstancias.

IDM: Desde la Fundación sostenemos que el sistema vigente de gestión de RSU está perimido y colapsado, que no es posible su reformulación y que la salida son los sistemas subregionales. ¿Coincide con esta mirada? ¿Qué opina?

DB: Creo que quienes tenemos responsabilidad de gestión debemos dejar de esconder una realidad, es inviable que Alte. Brown, formando parte del segundo cinturón del Gran Buenos Aires de la región sur, tenga que disponer sus residuos en el cinturón ecológico en la zona del partido de San Martín y San Miguel. Transportar residuos sólidos urbanos cruzando toda la capital significa un alto costo, no da resolución al problema de raíz y genera un impacto en las vías de circulación tremendamente negativo. Nosotros propiciamos la respuesta a este tema, ya sea en la regionalización de la disposición o en su defecto en una toma de decisión a nivel nacional por parte de todos los actores de la región metropolitana para una disposición coherente de los residuos sólidos urbanos. Lamentablemente hoy tenemos que padecer esta realidad, los residuos sólidos urbanos de Florencio Varela, Berazategui, Presidente Perón, San Vicente, Lomas de Zamora y Alte. Brown son recepcionados en la planta de transferencia de Alte. Brown y luego transportados por vía terrestre al CEAMSE. Es necesario que todos los actores con responsabilidad en gestión y los que son emisores se sienten en una mesa para analizar lo mejor e implementarlo en el menor tiempo posible.

IDM: En cuanto al desarrollo urbano ¿Cuáles son las tensiones que atraviesa el Municipio en relación al uso del suelo? Por ejemplo la toma de terrenos o el desarrollo de countries.

DB: En periodos puntuales, a lo largo de estos últimos años, hemos tenido tensiones con el tema de las tomas de tierras, como fenómeno especial que se da en toda el área metropolitana. No tenemos ese tipo de tensiones respecto al desarrollo urbano de Alte. Brown relacionado a la inversión privada porque tenemos una zonificación muy clara, que defiende los intereses de la comunidad limitando la construcción en altura, reduciendo a la mínima expresión aquellos usos que atentan contra el desarrollo de nuestra población. Alte. Brown tuvo una política nueva a partir del 2009, cuando recibimos los primeros expedientes para la instalación de barrios cerrados. Únicamente cuentan con aprobación tres barrios, uno ya está en ejecución y tuvo que cumplir todas las requisitorias municipales y provinciales. Creemos que se debe dar un uso racional al suelo, para ello estamos desarrollando programas muy interesantes, ideológicamente tenemos claro que desde la gestión tenemos que mejorar las condiciones de vida de nuestra población. Realizamos trabajos interdisciplinarios con distintos actores, como la Fundación Metropolitana, con la que desarrollamos  el Programa de Fortalecimiento Institucional que sirvió para encarar una nueva etapa a nivel municipal. Hoy estamos trabajando muy fuertemente desde la Subsecretaría de Planificación municipal en un proyecto muy ambicioso que es el parque rural para definir los usos de una cuarta parte de nuestro distrito. Vamos hacia un trabajo que defienda la participación de los mini emprendedores y, en la medida que la tierra tenga usos definidos, vamos a desalentar la posibilidad de tomas y a generar una oferta interesante para darle solución habitacional a los vecinos. Una decisión desacertada conlleva muchísimos años de postergación, recién ahora estamos pudiendo resolver con el PROMEBA 1 y 2 la localización de un asentamiento que se dio por los años 70 en el barrio 2 de Abril de Rafael Calzada. No podemos alentar la toma de tierras, que puede ser una victoria pírrica en materia política pero que genera un problema a toda la sociedad, tenemos que encontrar soluciones a los problemas de la gente con un uso racional de la tierra.

IDM: En el 2010 se generó tensión en torno a las construcciones en altura en el área histórica de Adrogué. ¿Pudieron legislar al respecto? ¿Cuáles son límites a las construcciones?  

DB: Está legislado, los agentes inmobiliarios defienden su negocio, nosotros como gobierno municipal alte brown adroguetenemos que defender el bienestar de la comunidad y no generar situaciones de colapso en materia de infraestructura y circulación vehicular, como se ha dado en otros municipios. Legislamos para que en cualquier sector del distrito la altura máxima edificable no supere los 12 metros de altura, que es la altura de la copa de los árboles, hay lugares donde la altura máxima es de 7 metros, hay zonas donde es de 9 y las de mayor altura permitida edificable es de 12,5 metros. Esto en primera instancia generó tensiones, luego de convocados los agentes inmobiliarios entendieron adónde íbamos, a un uso racional de la tierra y a la defensa de la calidad de vida de la población. Por otro lado, la población entendió rápidamente eso y de cara a lo que se ve, las propiedades en Alte Brown en zonas prototípicas valen entre un 20 y 25% más que en municipios vecinos que no fueron previsores en cuanto a esta determinación, lo cual muestra que actuamos como correspondía, defendiendo los intereses de la comunidad y cuidando nuestro patrimonio más importante, que es la defensa del medio ambiente.

IDM: ¿Qué opina del proyecto de policía comunal que finalmente salió sin ley?

DB: Nos quedamos en el preámbulo. Entendemos que la policía comunal es una herramienta importantísima para la prevención en materia de seguridad pero que el proyecto que propiciábamos no tiene nada que ver con este decreto. Esto es un parche, más de lo mismo, no tiene absolutamente nada que ver con lo que planteamos algunos intendentes y algunos legisladores del Frente Renovador cuando hicimos conocer nuestro proyecto al pueblo de la Provincia.

IDM: A partir de enero Alte. Brown implementó la Tasa por Fiscalización y Riesgo Ambiental ¿Qué beneficios trae ésta política y cómo se implementa?

DB: Esa tasa medioambiental sirve para desarrollar financieramente todos los programas que el municipio lleva adelante. Lo estamos ejecutando de esa forma, generó resistencias como toda cosa nueva pero fue entendido poco a poco con los principales actores y hoy está en plena ejecución. Los beneficios obtenidos son para el pueblo, con obras y con programas tendientes a mejorar la calidad de vida de los vecinos.

IDM: En un documento de la Universidad de Quilmes de 2009 se contabilizaron en Alte. Brown más de 250 organizaciones de la sociedad civil. ¿Tienen articulación con el Municipio? ¿De qué tipo?

DB: Nosotros tenemos una política muy agresiva de interactuar con todas las instituciones intermedias, no podría asegurarte que lo estamos haciendo con las 250, pero sí con una amplia mayoría. Requieren del Municipio asesoramiento y en algunos casos la coparticipación en programas que llevan adelante. Es altamente optimista trabajar con las ONG y las instituciones intermedias porque representan fundamentalmente el sentir de la población.

IDM: El año próximo hay elecciones ejecutivas ¿qué opina de la reelección municipal?

DB: Estoy de acuerdo con fijar un límite a las reelecciones pero también entiendo a aquellos que defienden los gobernantes que son elegidos una y otra vez porque les dan respuesta a la comunidad. Fijo una posición personal, creo en que es necesario limitar no sólo a aquellos intendentes elegidos por el pueblo sino también a los legisladores ya sea a nivel distrital, provincial o nacional, a los gobernadores y también por supuesto al Presidente de la Nación.

IDM: ¿Cuáles son los pendientes hoy de Alte. Brown? ¿Y cuáles los desafíos para los próximos años?

alte brown pavimentoDB: Los pendientes tienen que ver con las obras estructurales que no pudimos llevar adelante por falta de financiamiento de los gobiernos provincial y nacional. La posibilidad de minimizar los riesgos de anegamiento e inundaciones provocados por las fuertes lluvias al no realizarse las obras regionales en los cursos de agua, ya sea en la Cuenca Matanza Riachuelo o en la Cuenca Río de La Plata, la expansión de la red de cloacas, de agua, la realización de las obras de infraestructura que vinculen a nuestro distrito con los centros neurálgicos urbanos. Son fundamentalmente los temas que quedan como asignatura pendiente. El pensamiento de cara al futuro es seguir trabajando en el gobierno municipal para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

IDM: ¿Desea agregar algo más?

DB: Un deseo, que la sociedad argentina encuentre los canales de diálogo apropiados para resolver los problemas de la gente. No sirve trabajar en compartimentos estancos y lo digo a nivel nacional, provincial y municipal. Sirve entender las necesidades y trabajar en consecuencia para resolver esos problemas. A veces aquellos que estamos en función de gestión no sabemos entender la real necesidad, creemos que los problemas pasan por temas macro y la gente requiere la solución de temas sencillos, por ejemplo trabajar en común con otros municipios y con la Provincia para dar respuesta a las pérdidas materiales y humanas provocadas por las inundaciones. Este Municipio ha desarrollado 50 obras hidráulicas en seis años y medio de gestión, desde que Giustozzi llegó al gobierno hasta los días actuales. No alcanza si no se regionalizan las soluciones, creo que el desafío es entender, decodificar la necesidad de la gente. Es una asignatura pendiente y no le escapo a esa responsabilidad, es lo que tenemos que llevar adelante en los próximos años.

Entrevista: Diego Pozzo