Demián González Chmielewski: “En la Región Norte II no existen las mezquindades partidarias”

RMN2 (2)Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Profesor en la misma Universidad y en la Universidad del Salvador (USAL). Actualmente es el Coordinador de Región Norte 2, una experiencia de asociación entre municipios de la Provincia de Buenos Aires surgida en 2016.  En esta entrevista nos cuenta como están trabajando con este grupo de municipios.

Fundación Metropolitana: La propuesta de creación de un Consorcio que trabaje regionalmente trae consigo implícitamente un entendimiento de que los problemas se resuelven más eficientemente en forma conjunta, ¿cómo se trabaja desde el Consorcio teniendo en cuenta las particularidades de cada municipio?

Demián González Chmielewski: La Región Norte II se formó en 2016 cuando se juntaron los 6 intendentes de Campana, Escobar, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando y Tigre, siendo de varios partidos políticos, pero dispuestos a sentarse en una mesa común para resolver sus problemas. Dejaron de lado sus banderas partidarias para pensar en el territorio que cubre más de 2000 km2, y donde viven más de 1 millón y medio de habitantes.

La idea es articular el desarrollo y el diálogo en la región. Nosotros nos planteamos como una plataforma para integrar regionalmente a los municipios. La estructura institucional está conformada por un directorio (los Intendentes) y luego comisiones de trabajo para trabajar en políticas públicas bien puntuales conformadas por Secretarios, Subsecretarios o Directores generales, y pueden ser de transporte, de seguridad, de cultura, de deporte, etc., dependiendo del tema a trabajar.

FM: Desde su creación han hecho un gran hincapié en políticas que mejoren el transporte tanto dentro de los municipios como entre ellos, ¿cómo es el tratamiento de cuestiones como esta dese un Consorcio regional?

DGC: Nosotros estamos atravesados por la Panamericana y varias rutas que tienen jurisdicción nacional y provincial, lo que nos quita un poco de capacidad de acción. Sin embargo, siempre que pasa algo sobre las trazas impacta en los municipios en términos de recursos. Lo que se hace en esos casos no es trabajar sobre los temas infraestructurales sino en los temas de coordinación con el nivel nacional o provincial según corresponda, pero también con los concesionarios de las autopistas. Entonces tratamos de mantener un contacto muy fluido de modo que ante una contingencia o problema se pueda cooperar en conjunto.

Después hay temas mucho más específicos que tienen que ver con los estacionamientos al costado de la traza. La coordinación de estos temas de transporte también impacta en municipios individuales, por ejemplo, Escobar en el km 54 tiene un tema puntual de estacionamiento de camiones que nosotros llevamos a Ausol dentro de la mesa de transporte con todos los municipios.

FM: Hay un organismo, la Agencia de Transporte Metropolitano que debería trabajar el transporte del AMBA aunque está inactiva ¿te parece que es importante su funcionamiento?

RMN2 (1)DGC: Sí, sería fundamental. Nosotros nos basamos en la experiencia de cooperación metropolitana y nuestra región tiene la característica de “no tener frontera” con la capital. Sin embargo tenemos un flujo de ida y vuelta muy fuerte con la CABA en términos de cargas y de pasajeros individuales. Por eso sería fundamental su funcionamiento y estarían todos los municipios a disposición infiero.

La CABA duplica su población por día por la cantidad de gente que ingresa a trabajar, estudiar u otras cuestiones y una parte grande de esas 3 millones de personas vienen de la zona norte.

FM: Vimos que otro de los ejes sobre los cuales se ha trabajado es el del tratamiento de los residuos, ¿qué proyectos son los que se plantean?

DGC: Nosotros trajimos el tema a la mesa del directorio en varias ocasiones y estamos pensando en varias soluciones puntuales. Se nos acercaron algunas propuestas por el procesamiento de residuos para hacerlo de forma más sustentable, no pensar en el enterramiento.

Hay un paradigma fundamental que es la reconversión de los residuos, que no sea un material inerte. Nosotros eso lo tenemos claro. Además tenemos un diagnóstico muy puntual que es el de no tener tantas horas de espera en la fila del CEAMSE, el costo por tonelada, el costo por espera, la logística de ir hasta Norte III. Y como tema aparte los rellenos sanitarios y los basurales a cielo abierto. En este punto nosotros nos reunimos con el Presidente de CEAMSE, Gustavo Coria, quién se mostró muy abierto a colaborar fundamentalmente con los basurales a cielo abierto que es una agenda que tenemos para ir trabajando de a poco este año.

FM: Una de las características que más apoya el Consorcio es la pluralidad de color político a la hora de abordar las distintas problemáticas que atraviesan los municipios ¿cuánto de esta pluralidad política fomenta el trabajo y cuánto se presenta como un freno?

DGC: Nosotros tenemos como misión integrar a los municipios en una región mirando hacia el diálogo, la cooperación y la gestión del desarrollo. En este sentido, nos propusimos este año 3 puntos fundamentales: el organizacional, el institucional y el territorial.

Dentro del eje organizacional lo que logramos es construir una estructura formal porque hay experiencias de consorcios y de otras formas de asociación que no alcanzaron personería jurídica. Entonces nosotros lo que hicimos fue plantarnos como una experiencia formal de asociación entre varios municipios, le dimos existencia jurídica y fiscal para mantener cierta autonomía o gestión interna. Eso nos garantiza una permanencia en el tiempo y en ese marco se inserta la diversidad partidaria.

Nosotros tenemos representantes de 4 partidos políticos dentro de la región. La alianza UNA de la cual forman parte Luis Andreotti y Luis Zamora de San Fernando y Tigre; otra es Unidad Ciudadana representada por Ariel Sujarchuk (Escobar) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); la otra es Cambiemos de la cual forman parte Campana con Sebastián Abella y Pilar con Nicolás Ducoté; por último también tenemos el partido vecinal de Exaltación de la Cruz con el intendente Adrián Sánchez, el séptimo distrito que se sumó el año pasado a la región.

En ese contexto, más allá de si es un año electoral o no, nosotros seguimos hablando entre todos. Reconocemos que los municipios tienen su parte electoral y que cada uno tiene su partido político, pero en el marco de la región tenemos la neutralidad necesaria, o por lo menos no existen las mezquindades partidarias.

FM: Hace un tiempo hubo un conflicto entre Escobar y Pilar sobre la instalación de termoeléctricas, y sus implicancias en la salud de la población ¿Cómo impactan estos problemas entre municipios en el funcionamiento del Consorcio en general?, ¿Se presta como un espacio de diálogo y tratamiento de problemáticas específicas?

DGC: Región Norte II se presta como un espacio de diálogo, uno de los puntos centrales de nuestra misión. Este es un tema bilateral entre dos municipios que están representados por los intendentes en el directorio. Lo que se hizo en ese caso fue, en el marco del directorio, Escobar elevó una nota solicitando información sobre las termoeléctricas y Pilar respondió con otra nota brindando información a todos los municipios. Hasta ahí llego el espacio de Región Norte II, después sigue como un tema entre Escobar y Pilar.

FM: Como panorama general, nuestro país se encuentra bajo un monocolor político en Nación, PBA, CABA y algunos municipios; ¿Lo ves cómo una oportunidad para el desarrollo de políticas regionales? 

DGC: Creo que hay que pensar la región más allá de los colores políticos, a pesar de que estén alineados los gobiernos. Siempre hay que pensar la manera de darle impulso al desarrollo regional.

En otra pregunta yo te hablaba de los tres ejes: el organizacional, el institucional y el territorial. Dentro del eje territorial nosotros nos ocupamos de hacer acciones concretas como por ejemplo un encuentro de deportes para adultos mayores que hicimos el año pasado para 800 adultos de los 6 municipios (todavía no estaba Exaltación de la Cruz). Eso fue una demostración de un impacto territorial grande, se pensó desde lo institucional y no desde lo partidario. En julio de 2017 hicimos un festival de cultura regional donde cada uno de los municipios expuso su fuerte en temas de cultura.

Más allá de lo territorial, en lo institucional nosotros nos planteamos una agenda de incidencia, que tiene que ver con la articulación con otros niveles de gobierno. Nosotros tenemos la posibilidad de contactarnos con otros niveles de gobierno, y esos niveles de gobierno tienen la posibilidad de impactar en una sola reunión en 6 o 7 municipios distintos, más allá del partido político de cada uno.

FM: Habiendo tenido ya un primer tiempo de funcionamiento, ¿Cuáles son las problemáticas a tratar en 2018 en la Región Norte 2?

DGC: En 2018 vamos a continuar algunas de las realizadas en 2017 como los ejes institucional y territorial. Dentro de lo territorial, nos proponemos continuar con estos programas que impactan distintos sectores como el grupo cultural, adultos mayores o niños.

También queremos trabajar el eje institucional intentando llevar adelante proyectos que desarrollen algunos de los temas pendientes como proponer modificaciones de la ley orgánico municipal (esto surgió en el directorio) o de la ley de ordenamiento territorial. Estas leyes, además de antiguas, fueron sancionadas en el marco de dictaduras.

A la ley de ordenamiento territorial no creemos que debamos reformarla por completo. Necesita modificaciones que establezcan bien las responsabilidades de los municipios y de la provincia, que distribuyan bien los recursos de modo que se pueda hacer una administración eficiente de las autorizaciones y de los diferentes desarrollos inmobiliarios que en nuestra región son muy fuertes.

Los códigos de ordenamiento territorial en cada municipio se trabajan y se comparten como buenas prácticas las experiencias de cada uno. Pilar trabajó mucho recientemente, entonces lo va compartiendo con otros municipios, recientemente nos reunimos con San Fernando para crear sinergia en este sentido. No haríamos un código de ordenamiento único en todos los municipios porque cada uno tiene sus características y su necesidad de desarrollo urbano.

Estas leyes son provinciales, nosotros tenemos la idea de generar una propuesta inicial que después se pueda trabajar junto a los 135 municipios de la provincia para un reemplazo democrático de estas leyes.

FM: Para finalizar y mirando hacia el 2019, ¿cómo impacta en el Consorcio el recambio de autoridades de algunos municipios?

DGC: Este es un tema que pertenece a la política partidaria y nosotros nos concentramos en la agenda institucional. Esto desde Región Norte II, después cada municipio va a tener su propia política respecto de sus relaciones.

Nosotros tenemos sancionado y aprobado un estatuto, eso garantiza el recambio de autoridades una vez por año dentro del directorio y la imparcialidad. Nosotros tenemos una figura jurídica sui generis que tiene objetivos sin fines de lucro como una asociación y está regida por un estatuto.

Entrevista: Diego Pozzo