El Delta Bonaerense, naturaleza, conservación y patrimonio cultural

Jose AthorPOR JOSE ATHOR EDITOR DE LA FUNDACION FELIX DE AZARA – El delta del Paraná es uno de los deltas más importantes del mundo, por su extensión, su dinámica hidrográfica, los valores de biodiversidad que alberga y los bienes y servicios que provee. Asimismo, y debido a su cercanía a la inmensa urbanización de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, este humedal adquiere especial relevancia como espacio turístico y recreativo.

No es poca la bibliografía que lo ha tratado pero su dinámica hace que permanentemente se necesite actualizar y fortalecer los conocimientos. El libro “El Delta Bonaerense, naturaleza, conservación y patrimonio cultural” resalta su importancia, destaca sus valores naturales únicos, la necesidad de su conservación y su patrimonio cultural. Compila el conocimiento de más de treinta especialistas en la temática, resumiendo sus experiencias y estudios y comunicándolo en un lenguaje acorde a un público no especialista pero ávido de conocer más sobre esta región de importancia mundial.

El primer capítulo comienza con una visión de su origen geológico y de modelado geomorfológico e hidrológico, que son los factores que sientan las bases para determinar el actual delta. También incluye un estudio de los orígenes de la ocupación humana, que nos ilustra acerca de las adaptaciones de los cazadores recolectores, algunas comprobadas y otras al nivel de hipótesis.

Siguen dos capítulos dedicados a la fauna de vertebrados e invertebrados. Parte importante de estos capítulos convierten al libro en una obra de referencia, por las listas comentadas de las especies del delta en los grupos de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y hemípteros (chinches). Estas secciones también incluyen novedades como especies nuevas para el delta, el país y hasta para la ciencia (Hemíptera), o narrativas de interés para la conservación (mamíferos). Las demás secciones presentan listas de especies (moluscos, mariposas y peces) y relatos sobre el comportamiento en la naturaleza e interés económico, así como problemas de invasión biológica (moluscos); resultados de investigación bibliográfica y de campo (mariposas); biodiversidad taxonómica, biodiversidad funcional y relación con los servicios ecosistémicos (peces).

El capítulo cuatro, dedicado a la conservación consta de cuatro secciones: cambios de uso de la tierra, conservación de la biodiversidad en plantaciones forestales, áreas protegidas y el plan de manejo. Las cuatro secciones ubican al lector en el tema específico, marcando las consecuencias de los diversos tipos de uso de la tierra sobre el humedal, resaltan la importancia de la conservación de la biodiversidad como componente indispensable para la integridad funcional de los ecosistemas y proponen estrategias y acciones para la mitigación de las consecuencias de la pérdida de biodiversidad o para la conservación de ella.

Como cierre, el libro presenta el capítulo cinco: Patrimonio Sociocultural, que muestra la percepción que los viajeros tuvieron del delta y las historias de pobladores y visitantes. La primera sección, árboles autóctonos del delta, constituye un documento de referencia, por la lista anotada de árboles con descripción de las características que los hacen amenos a su uso como ornamentales. La sección Visiones del Bajo Delta presenta una interesante recopilación de las experiencias y percepciones de viajeros que recorrieron la zona desde 1531 hasta 1969; se encuentran datos históricos del delta y de la Argentina, así como quizás las primeras observaciones sobre características y comportamiento del paisaje, la flora y la fauna. La siguiente sección incluye un sentido relato de la historia argentina y del delta, y anécdotas varias con el delta como pilar básico de los hechos narrados. El artículo siguiente presenta los aspectos más resaltantes del libro de Marcos Sastre “El Tempe Argentino”, considerado como una obra literaria y naturalista, que describe la riqueza del paisaje del Delta Bonaerense y su fauna. El capítulo concluye con el relato de un isleño, el cual permite apreciar el fuerte sentimiento de identificación con la naturaleza que tenían los antiguos pobladores y su descendencia, que es una característica resaltante del Delta Bonaerense.

Así, este libro sobre el Delta Bonaerense se suma a la centena de obras especializadas de ciencias naturales y antropológicas que la Fundación Azara ha editado por sí misma o en convenio con distintas editoriales.

La Fundación Azara es una institución no gubernamental y sin fines de lucro que trabaja desde hace 15 años en la conservación del patrimonio natural y cultural, desarrollando proyectos en todo el país y llevando adelante actividades específicas en otros países de América y Europa. Desde su creación contribuyó con más de cincuenta proyectos de investigación y conservación; promueve la creación e implementación de reservas naturales; trabaja en el rescate y manejo de la vida silvestre; promueve la investigación y la divulgación de la ciencia en el marco de las universidades argentinas de gestión privada; asesora en la elaboración de normativas ambientales; organiza congresos, cursos y conferencias.