La Fundación Metropolitana firmó un convenio junto con ONGS y empresarios que impulsa políticas de estado para la región Gran La Plata

TINK-003WEl pasado 17 de julio en la Ciudad de La Plata la Fundación Metropolitana, Fundación Pensar, Instituto de Estudios Políticos Económicos y Sociales (I.E.P.E.S) y Fundación Milenio firmaron un documento llamado “La Plata 2030 – El desafío de la producción y el trabajo”. El documento resume la tarea llevada a cabo desde 2013 por un grupo de técnicos y especialistas en desarrollo local que han estado avanzando sobre la elaboración de políticas de estado a nivel de La Plata y la región. Estas serán puestas a consideración de los sectores de la producción, el trabajo, los actores sociales y las fuerzas políticas a efectos de concluir en un nuevo proyecto de ciudad con suficiente consenso como para iniciar una nueva etapa que supere la falta de planificación estratégica, más allá de la fuerza política de gane las próximas elecciones a nivel local.

El convenio parte de la premisa de que en un mundo cada vez más globalizado e interconectado, la forma en que los sectores organizados del trabajo, las distintas vertientes políticas, los empresarios y la red de profesionales puedan cumplir su función con éxito y de una manera sostenible en el tiempo, es aplicando tecnologías modernas, preservando el medio ambiente y siendo competitivos.

El Dr. Pedro Del Piero, presidente de la Fundación Metropolitana señalo sobre la firma del acuerdo «La Fundación Metropolitana asume esta tarea con la satisfacción de poder colaborar con el desarrollo de la Ciudad de La Plata y su región. Vamos a poner nuestra experiencia, en articular conocimiento y políticas públicas, en un plan para los próximos veinte años. Es un plan que parte de la voluntad y el compromiso de los actores económicos de la ciudad y cuenta con la participación de fundaciones ligadas a varias fuerzas políticas lo que permitirá hacerlo operativo. No se trata de un ejercicio académico, aunque sí tendrá la seriedad profesional que corresponde. Es, básicamente, una construcción colectiva de decisiones a favor de una La Plata pujante y desarrollada.»  

Raúl Rodríguez Dacal uno de los técnicos y especialistas en desarrollo local aseguró “Diversas fundaciones de todo el arco político, a partir de la propuesta de un colectivo político multipartidario,  han coincidido que el futuro de la Plata presenta una visión compartida, con pequeñas diferencias y matices, pero es posible aunarlas y darle organicidad. El documento firmado debe tratar de proveer una propuesta innovadora para que La Plata recupere el crecimiento, el desarrollo y el equilibrio social. La responsabilidad es adelantarse a los problemas y darles solución. Transformar y no remendar. Interpretar el esfuerzo de todos y cada uno para mejorar el diario vivir”.

TINK-005WLos actores que participaron en la formulación del documento acuerdan en que para lograr el desarrollo de una región es esencial la participación de todos los sectores de la sociedad para conseguir los consensos imprescindibles sobre los que se construye un proyecto común e inclusivo. La planificación y la participación son ejes fundamentales para el desarrollo de una región.  

Las propuestas de las políticas de Estado en las que se trabajen podrán ser implementadas por cualquier fuerza política que gobierne la ciudad. El documento señala que una administración “sensata y armoniosa” se alimenta de lo interdisciplinario, considerado como el mejor enfoque para capturar la mayor parte de la realidad. El compromiso de las distintas fuerzas políticas debería permitir mantener la institucionalidad, previsibilidad, certidumbre política y económica. En este marco, el documento señala la transpararencia en la gestión pública como requisito imrescindible para el cumplimiento de los objetivos propuestos.     

Guillermo Fontan del I.E.P.E.S, quien también firmó el acuerdo explicó “El espíritu del documento refleja la voluntad de llevar a cabo una propuesta de desarrollo económico local cuyo cometido es tan necesario como ambicioso, ya que no sólo se necesita el consenso de los distintos sectores integrantes de la comunidad de la Plata y Gran La Plata sino, además y fundamentalmente, la necesidad de plantearlo como una política estratégica que trascienda a los distintas administraciones. Para lo cual, previo debate hay que generar un consenso que lleva a un diagnóstico y compromiso de gestión entre todos los partidos políticos que potencialmente han de gobernar la ciudad”.

Y amplió “Es menester el apoyo de los grupos técnicos, hoy muchos de ellos nucleados en fundaciones y centros de estudio e investigación como así también de todos los sectores intervinientes del quehacer económico, político y cultural de la ciudad. La discusión debe darse sobre los siguientes ejes centrales: desarrollo sustentable y sostenible, responsabilidad social, perfil productivo, regulación del uso del espacio urbano y rural, política tributaria en línea con el desarrollo económico local y fundamentalmente dotar de una infraestructura tan necesaria como inexistente”.

El documento  “La Plata 2030 – El desafío de la producción y el trabajo” destaca que el objetivo del consenso y el trabajo en forma conjunta es la organización de una estructura que piense a La Plata, la región y su proyección hacia el futuro con políticas de Estado que brinden el marco adecuado para la inversión, el aumento de la producción, la promoción del empleo formal, la reducción de la pobreza, la inclusión social, el mitigamiento de los desequilibrios ambientales y que permitan el aprovechamiento del enorme potencial que tiene la Plata y la región a partir de sus recursos naturales, la calidad de sus recursos humanos y el panorama favorable que nos presenta el mundo.      

Eduardo Di Marco, de la Fundación Pensar destacó “La formulación de políticas públicas asumidas por las organizaciones intermedias, técnicas y profesionales, sindicales, empresariales, académicas, se ha convertido en un insumo básico para el diseño de planes de gobierno que transformen para bien la vida de nuestros conciudadanos. Lo interesante de este proyecto es que aspira, además, a ser ofrecido para ser asumido por aquellos hombres, mujeres y estructuras partidarias que aspiren a conducir los destinos de nuestra comunidad.El haber podido avanzar no solo en formulaciones teóricas o conceptuales sino también en concretas propuestas en áreas como infraestructura, servicios, presupuesto etc. podrá, luego de su firma por los representantes de los aspirantes partidarios, establecer un compromiso real de éstos de cara a la sociedad que luego podremos monitorear. Las viejas plataformas partidarias vienen a nuestra memoria. Esperamos además, para concluir, que más allá de los contenidos, este documento sea una expresión de la recuperación del ejercicio de esa práctica tan imprescindible para la vida en una democracia republicana: el diálogo”.

Por último, Carlos Angel Donnamaria de Fundación Milenio definió “La Plata es el símbolo político de un proyecto nacional en la historia de nuestra Nación y por ello debemos recuperar nuestra entidad histórica como ciudad motor y espejo del desarrollo político, social y económico no sólo de la región sino de toda la Provincia. Nuestro paradigma tiene que ver con el aquí y ahora, no atados al pasado, sino pensando el futuro como oportunidad, con un sentido colectivo y de integración social. Apostamos al futuro, porque creemos firmemente que somos capaces de construirlo y que sin lugar a duda podemos estar mejor, recuperando lo mejor de nuestra sociedad: su sentido de trabajo y solidaridad, en un marco de justicia y libertad”.

La región Gran La Plata

Gran La Plata
El Gran La Plata está compuesto por los municipios de La Plata (gobernado por el Intendente Pablo Bruera), Berisso (Enrique Slezack) y Ensenada (Mario Secco). Posee una población de 787 mil habitantes en 228 km
2, distriuidos el 81,5% en La Plata, el 11,3% en Berisso y el 7,2% en Ensenada. Según  “Políticas territoriales y construcción del paisaje cultural. Caso Región Gran La Plata” un trabajo de la Arq. Isabel López y el Arq. Juan Carlos Etulain, profesores de la Universidad Nacional de La Plata “Desde la fundación de La Plata como capital provincial, estas tres jurisdicciones formaban parte de una sola. Hacia finales de la década del ́50 se procedió a su separación, situación que determinó un gradual distanciamiento e independización de las políticas de ordenamiento territorial, así como también, de la atención de problemáticas sociales y ambientales comunes y de la prestación de ciertos servicios pese a la fuerte correspondencia funcional entre las sociedades involucradas, cuyos sitios de residencia y de trabajo no siempre se ubican en una misma jurisdicción”.

La historia de la región comienza desde la fundación de la ciudad de La Plata en 1882. En 1957 el gobierno militar dividió la región en tres municipios. En una primera etapa la región vivió un desarrollo digno de las mejores ciudades del mundo. En la localidad de Berisso se establecieron los frigoríficos Swift y el Armour, con un fuerte impacto sobre el empleo de la región. También se instaló una destilería de YPF. En Ensenada se encuentra enclavado el puerto de La Plata, el Astillero Río Santiago (empresa naviera), Siderar, Petroken, Coopetro y otras empresas dedicadas a los derivados del petróleo. Otro eje de desarrollo es el turismo en la localidad de Punta Lara.

La necesidad de mano de obra calificada en las labores de las empresas hizo que el gobierno nacional inaugurara la sede Regional La Plata de la Universidad Tecnológica Nacional. La ciudad de La Plata, que aloja los gobiernos local y provincial, daba empleo a una vasta cantidad de habitantes en el sector público, sumado a la Universidad Nacional de La Plata, el Museo de Ciencias Naturales y el Mercado Regional.

Con la división política en tres municipalidades se rompió el eje fundacional. También se produjo el cierre de los frigoríficos de Berisso y las universidades comenzaron un proceso de aislamiento, derivando en una disminución del desarrollo socio-económico.

Durante la década del noventa las privatizaciones, la desaparición de las empresas, el crecimiento poblacional (inmigración), el cierre del ferrocarril provincial, la baja calidad de los servicios del Puertoferrocarril nacional, los retiros voluntarios, el intento de privatización del Astillero Río Santiago (resistido por los trabajadores) impactaron negativamente. Ante este panorama los gobiernos locales y el provincial (agentes de desarrollo local) hicieron algunos emprendimientos descontextualizados, como la zona franca la plata, el parque industrial la plata, el polo petroquímico, la culminación de la catedral, el estadio Ciudad de La Plata, el parque ecológico y el Consorcio de Gestión del Puerto La Plata.


La presencia de las universidades fomenta el potencial desarrollo de la región a partir de los técnicos y especialistas para trabajar en una zona donde comenzará a funcionar el Puerto de contenedores de La Plata un proyecto muy importante para el Gobierno de Daniel Scioli que demandó una inversión cercana a los 385 millones de dólares y puede lograr importantes avances para la región, en materia económica y social (a partir de la creación de empleo) y para el país
[1].