Legislativas 2017: el nuevo mapa político

ElecionesEl pasado 22 de Octubre se celebraron las elecciones legislativas en las que se eligieron senadores y diputados nacionales, senadores y diputados senadores provinciales, y concejales municipales.

La participación electoral en la Provincia de Buenos Aires fue de casi el 80% del padrón, mientras que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la participación alcanzó un 76,47% del mismo

Los candidatos y representantes de las distintas fuerzas políticas, que participaron en esta elección, surgieron de las elecciones PASO llevadas a cabo el pasado 13 de Agosto.

En la provincia de Buenos Aires, los comicios contaron con la participación de cinco partidos políticos: Cambiemos, Unidad Ciudadana; 1 País, Frente Justicialista y el Frente de Izquierda. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participaron: Vamos Juntos, Unidad Porteña, 1 País, Evolución, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores y Autodeterminación y Libertad.

Estas elecciones, denominadas de medio término porque se dan en la mitad del mandato presidencial vigente, permiten por un lado la renovación de una parte de las cámaras del poder legislativo. Pero además, son un termómetro que mide el apoyo popular a las políticas oficialistas, el estado de ánimo de los ciudadanos y la posible conformación de alianzas en las cámaras.

Sondeos previos

Las principales encuestadoras sondearon la imagen de los principales candidatos a Senadores Nacionales en la Provincia de Buenos Aires. Cristina Fernández contaba con un 43% de imagen positiva previo al 22 de octubre, mientras que Estaban Bullrich sólo contaba con un 38%. Sin embargo, la imagen negativa de la ex presidente superaba ampliamente la del candidato oficialista (55% contra 48% respectivamente)[2].

Tanto Sergio Massa como Florencio Randazzo sufrieron una caída en su imagen positiva respecto a las que tenían en las elecciones PASO. Cabe señalar que otro sondeo dio por resultado que un 28,4% de quienes en agosto habían votado a Massa expresó su intención de votar al oficialismo en las elecciones generales. Asimismo, de los votantes de Randazzo, un 21,9% se sentían más inclinados a votar por Cambiemos el 22 de octubre pasado[3].

Días antes del cierre de campaña dos temas se instalaron en la agenda de la opinión pública interfiriendo en el comportamiento futuro de los votantes: el pedido de desafuero del ex Ministro de Planificación y actual Diputado Nacional Julio De Vido y el hallazgo sin vida de Santiago Maldonado. Los pronósticos previos a las elecciones legislativas señalaron posibles impactos negativos para las dos principales fuerzas políticas en campaña: por un lado, Cristina Fernández podía verse afectada por las acusaciones que recaen sobre su ex ministro y, por otro lado, la campaña de Esteban Bullrich podía perjudicarse por el caso Maldonado.

Contrariamente a los pronósticos, los resultados obtenidos por Cambiemos y Unidad Ciudadana mejoraron respecto a los obtenidos en las PASO.

Según las encuestadoras, dichos resultados se debieron, por un lado, al hecho de que los votantes se guiaron por sus simpatías partidarias más allá del impacto mediático de ambos casos. Por otro lado, se atribuyeron el incremento de los votos para las dos primeras fuerzas políticas por causa de la migración de votantes desde 1 País o el Frente Justicialista[4].

Los resultados

En la provincia de Buenos Aires, los votos se distribuyeron principalmente entre Unidad Ciudadana y Cambiemos. En el caso de los comicios para senadores Cambiemos se impuso por una diferencia de 4,13% por encima de Unidad Ciudadana. Mientras que en el caso de los comicios para diputados, el oficialismo logró un 42,18% y Unidad Ciudadana alcanzó un 36,25%.

Como tercera fuerza política, en el caso de senadores, el frente 1 País obtuvo un 11,32%, mientras que, en el caso de diputados, alcanzó un 11,03%.

Los senadores electos por la provincia de Buenos Aires son Estaban Bullrich y Gladys González (Cambiemos), y Cristina Fernández (Unidad Ciudadana). Mientras que en la Cámara de Diputados son Graciela Ocaña, Héctor Flores y trece diputados más por Cambiemos; María Fernanda Vallejos, Roberto Salvarezza y once diputados más por Unidad Ciudadana; Felipe Solá, Mirta Tundis, Daniel Arroyo y José Ignacio De Mendiguren por 1 País; Nicolás Del Caño y Romina Del Plá por el Frente de Izquierda; y, finalmente, Eduardo Bucca por el Frente Justicialista.

Respecto a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Vamos Juntos se impuso por un 50,93% contra el 21,74% obtenido por Unidad Porteña. En este caso, la tercera fuerza fue Evolución, el espacio encabezado por Martín Lousteau, que  alcanzó un 12,33% de los votos.

Quienes ingresarán como diputados al Congreso Nacional en diciembre por la Ciudad de Buenos Aires serán Elisa Carrió, Carmen Polledo y seis diputados más por Vamos Juntos; Daniel Filmus, Gabriela Cerruti y Juan Cabandié por Unidad Porteña; y, finalmente, Martín Lousteau y Carla Carrizo por Evolución.

La reconfiguración de las Legislaturas

Legislatura Bonaerense

En la Legislatura Bonaerense se dio uno de los grandes triunfos electorales del oficialismo: obtuvo 23 diputados y 16 senadores provinciales.

En el segundo lugar, Unidad Ciudadana sólo obtuvo 17 diputados y 7 senadores.

De este modo, Cambiemos paso a contar con 43 diputados en la Cámara Baja y 29 senadores en la Cámara Alta. Por su parte, Unidad Ciudadana contará con 28 diputados y 15 senadores.

En la Cámara Baja, 1 País obtuvo 5 bancas y contará con 13 diputados, mientras que la Izquierda quedo con una sola banca.

En la Cámara Alta, 1 País contará con 2 representantes.

En consecuencia, Cambiemos obtuvo quórum propio en la Cámara de Senadores. Si bien en la Cámara de Diputados los resultados no permitieron que obtuviera el quórum por tan sólo cuatro bancas, en caso de obtener el apoyo de otro bloque dicha situación no sería un problema.

Legislatura Porteña

El pasado 22 de octubre se pusieron en juego 13 bancas de la Legislatura Porteña.

Los resultados de las elecciones fueron ampliamente favorables para el interbloque “Vamos Juntos”, que con un 50,93% de los votos obtuvo 8 bancas, y quedó con quórum propio en la Legislatura.

Por su parte, Unidad Porteña obtuvo un 21.74% de los votos y ganó 3 bancas. Evolución, el espacio encabezado por Martín Lousteau, se posicionó como tercera fuerza, obteniendo el 12,33% de los votos, equivalentes a 2 bancas.

Tanto el FIT con 5,81%, como 1País con el 4.88%  de los votos,  no obtuvieron bancas.

Los resultados en los municipios del AMBA[5]

En la mayoría de los municipios del Gran Buenos Aires con intendentes oficialistas, Cambiemos logró afianzarse. Cabe destacar el caso del municipio de Quilmes, donde en las PASO el oficialismo no había obtenido buenos resultados y en esta oportunidad se impuso por apenas un 0,95% respecto del segundo.

Sin embargo, en municipios oficialistas Cambiemos perdió por una minúscula diferencia. Tales son los casos de General Rodríguez, donde Unidad Ciudadana logró imponerse por un 2,39%; o de San Vicente, donde Cambiemos obtuvo un 1,23% menos de votos que Unidad Ciudadana.

Uno de los casos donde el oficialismo obtuvo mayor cantidad de votos es el municipio de Luján. Allí, Cambiemos se impuso por un 48,74% de los votos contra el 26,82% obtenido por Unidad Ciudadana. Otro de los triunfos se dio en Berisso, donde el oficialismo logró un 42,26% contra un 34,20% de Unidad Ciudadana.

En el caso de La Matanza, partido al que responde la Intendenta Verónica Magario, referente de Unidad Ciudadana, éste partido logró imponerse por un 49,95% contra el 30,19% obtenido por Cambiemos. Sin embargo, teniendo en cuenta que es un distrito de suma importancia por el caudal de votantes, Cambiemos subió alrededor de 4 puntos respecto a los resultados obtenidos en las PASO.

En  aquellos municipios que responden al kirchnerismo, Unidad Ciudadana logró mantener el liderazgo de sus intendentes. Tal es el caso de Almirante Brown, Avellaneda, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Florencio Varela, José C. Paz, Lomas de Zamora, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno y Presidente Perón.

Uno de los mayores triunfos de Unidad Ciudadana tuvo lugar en Berazategui con el 51,37% de los votos, donde Cambiemos obtuvo el 30,47%.

En Ezeiza, el frente liderado por la ex presidente obtuvo un 43,95% de los votos. A pesar de que el intendente Alejandro Granados se halla distanciado del espacio de Cristina Fernández, su esposa se presentó como candidata a concejal por Unidad Ciudadana.

En Cañuelas, Unidad Ciudadana, municipio afín a la ex presidente, perdió frente a Cambiemos. Allí, el oficialismo se impuso con una diferencia del 5,01% de los votos. Otro caso similar fue el de Ituzaingó, donde Cambiemos se impuso por el 40,92% de los votos.

En el municipio de San Martín, Cambiemos obtuvo el 40,29% de los votos. Cabe destacar, que el intendente de dicho municipio, Gabriel Katopodis, responde al espacio encabezado por Florencio Randazzo.

Algo similar sucedió en Hurlingham, donde el intendente que respondía al Frente Justicialista llamó a votar por Unidad Ciudadana. Sin embargo, el triunfo lo obtuvo Cambiemos, que logró imponerse por un 7,38% a Unidad Ciudadana.

Finalmente, es interesante destacar lo ocurrido en Tigre, cuna de Sergio Massa. Allí, se impuso Cambiemos por un 35,17% , mientras que 1País obtuvo 28,70% de los votos. En este caso, Unidad Ciudadana se ubicó por debajo con el 27,16% de los votos.

La nueva conformación del Congreso Nacional

En la Cámara de Diputados, se renovaron 257 bancas en total. “Cambiemos”, que se impuso en cantidad de votos obtenidos, ganó  21 bancas.  En consecuencia, pasará a contar con 107. Cabe señalar que el rendimiento del oficialismo mejoró respecto a las PASO, donde, de haberse mantenido los resultados, hubiera obtenido 3 bancas menos. A pesar de estos resultados, no logró obtener mayoría propia en la Cámara y necesitará del diálogo para obtener quórum.

El bloque opositor liderado por el “Frente Para la Victoria”, hoy encabezado por el partido “Unidad Ciudadana” obtuvo 66 bancas.

El Frente Justicialista, no aliado al Kirchnerismo, logró ganar 9 bancas, teniendo 47 en total.

Por su parte, el frente 1 País perdió 16 bancas de las que tenía, y se quedó con 21.La Izquierda, se quedó con 3 bancas.

En la Cámara de Senadores, se renovaron 72 bancas. Tanto el bloque de “Cambiemos” como el “Frente Para la Victoria”, hoy bajo el partido “Unidad Ciudadana” quedaron con la misma cantidad de bancas, 25 cada uno.  El Justicialismo, por su parte quedó con 18.

El frente 1 País como la Izquierda se quedaron sin bancas.

Dado que el partido oficialista Cambiemos no obtuvo el quórum propio, deberá generar consensos en ambas cámaras del Congreso de la Nación.

En consecuencia, la reconfiguración del mapa legislativo plantea nuevos desafíos no sólo para el oficialismo, sino también para las otras fuerzas políticas. Por lo tanto, queda abierta la posibilidad de nuevas alianzas entre los bloques representados en el Congreso. De modo que será preciso que todas las fuerzas representadas en el Congreso de la Nación se dispongan a dialogar, con el fin de alcanzar mayores acuerdos.

Por Roxana Zecca

[1] Fuente: Cámara Nacional Electoral.

[2]Fuente: Opina Argentina.

[3]Fuente: Synopsis Consultores.

[4] Fuentes: Synopsis Consultores y Opina Argentina.

[5]Fuente: Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.