Los intendentes de la metrópolis Buenos Aires

intendentes-nota-idm-1Los resultados de las elecciones del 23 de octubre pasado marcaron, en la mayoría de los casos, la continuidad de los jefes comunales. Hubo sorpresas, y también triunfos indiscutidos que habían sido vislumbrados en las elecciones primarias de agosto. A un mes de la asunción de las nuevas autoridades, un repaso distrito por distrito que marca el pulso de la gestión pública a nivel local en la metrópolis Buenos Aires, para el período 2011 / 2015.

Tigre: Sergio Massa se quedó con el mayor caudal electoral, no sólo del área metropolitana, sino también de toda la provincia, al obtener el 73% de los votos y renovar el apoyo popular para un segundo mandato. La otrora poderosa Acción Comunal logró un modesto 6 por ciento. El kirchnerismo hegemonizó las 12 bancas en disputa. Massa también apoyó de manera explícita a los candidatos a intendente Katopodis (San Martín) y Andreotti (San Fernando). Ambos resultaron victoriosos.

Almirante Brown: el kirchnerista Darío Giustozzi fue reelecto con el 72%, una victoria arrolladora sólo superada, por décimas, por Sergio Massa en Tigre. En ambos casos, se trata del segundo mandato consecutivo. Además, en el legislativo local se quedó con las 12 bancas en disputa. Segundo quedó el FAP, con el 6,5%.

Ezeiza: un nuevo mandato para Alejandro Granados, el quinto, embanderado con el kirchnerismo. Esta vez llegó al 67% y el duhaldismo, quedó segundo con 8. Todas las bancas legislativas -10 en total- fueron para el oficialismo.

Zárate: Osvaldo Caffaro, por Nuevo Zárate, obtuvo su segundo mandato, con un aplastante 64 %, y 7 de las 9 bancas. El FPV llegó al 21 y se quedó con las restantes 2 bancas. Más atrás, Manuel García Blanco, del FAP, recibió el 7 % de los sufragios. Caffaro había sido electo en 2007 por una coalición que incluía al socialismo y a García Blanco, y luego se acercó al kirchnerismo.

Esteban Echeverría: Fernando Gray también revalidó su cargo, con el 63% frente al 9% de la UDESO. Los radicales no pasaron el piso, y por eso el FPV obtuvo las 10 bancas del Concejo.

Presidente Perón: otro que renovó fue Aníbal Regueiro, por segundo mandato consecutivo, y también lo hizo por el FPV, que se quedó con 7 bancas, tras ganar con el 61,5% de los votos. Las otras 2 son del duhaldismo, que alcanzó el 19%.

Exaltación de la Cruz: Rotundo triunfo kirchnerista de Adrián Sánchez, con el 61 %. Así vuelve a ocupar el cargo que detentara entre 2003 y 2007. La UDESO obtuvo el 14,5 % de los votos, y NE, el 10. Los 6 ediles en juego fueron para el FPV.

La Matanza: Fernando Espinoza logró su segundo mandato, obteniendo el 60% en el municipio más poblado del país. Nuevo Encuentro y la UDESO alcanzaron el 8%, pero no les alcanzó siquiera para tener voz en el Concejo: el FPV se llevó todas las bancas que debían renovarse.

Cañuelas: Amplio triunfo de Gustavo Arrieta, con el 59 %, y el total de las bancas en disputa, 7, para el kirchnerismo. La UDESO alcanzó el 13 %, y el FAP, el 10. Arrieta no alcanzó a sumir su segundo mandato, ya que fue convocado por el gobernador Scioli para hacerse cargo del ministerio de Asuntos Agrarios. En su reemplazó asumirá su esposa, Marisa Fassi, primera concejal electa.

Pilar: nuevo mandato para Humberto Zúccaro, esta vez el tercero, quien se presentó por el kirchnerismo: ganó con el 59%, frente al 10 de la UDESO, que igual se quedó 2 bancas. Las otras 8 son del oficialismo.

Campana: Stella Maris Giroldi fue reelecta por el Frente para la Victoria. Obtuvo el 58 % de los votos y se quedó con 7 de las 9 bancas en el Concejo. Muy lejos quedaron la UDESO, con el 20, y el FAP, que alcanzó el 6 %. La boleta radical superó el piso y obtuvo las restantes dos bancas.

General Las Heras: Juan Carlos Caló ganó su segundo mandato por el kichnerismo, con el 58 %, contra el 28 de la UDESO y el 11 del FP. El oficialismo se queda con 4 de las 5 bancas en el Concejo. Caló había sido candidato testimonial en 2009.
Ensenada: Mario Secco también integra el grupo de los que renovaron, y sumó una nueva reelección con el 57% de los votos. Segundo, lejos, quedó el duhaldismo con el 13%. De 9 bancas en juego, se quedó con 7.
Malvinas Argentinas: embanderado en el duhaldismo, Jesús Cariglino fue nuevamente reelecto, con el 55%, y comienza a transitar su quinto mandato. El kirchnerista Vivona alcanzó el 36 y el reparto en el Concejo fue parejo: 7 para la lista de Cariglino y 5 para la de Vivona.

Avellaneda: Jorge Ferraresi asumió cuando Baldomero Álvarez fue convocado por Daniel Scioli para integrar el gabinete provincial. En las elecciones de octubre pasado, fue ungido candidato del oficialismo y obtuvo el 54%, con un amplio margen por delante de la UDESO, segunda con el 12%. Además, el FPV se quedó 8 de las 12 bancas del Concejo Deliberante.

San Miguel: Joaquín de la Torre, otro que renueva, venció al duhaldista Aldo Rico, 53 a 28, y consiguió sus segundos 4 años. 8 de los 12 concejales son para la lista vencedora. Rico había ganado las elecciones legislativas en 2009, pero en esta ocasión resultó derrotado.

Escobar: Sandro Guzmán fue reelecto por mandato popular y obtuvo un nuevo mandato con un contundente 52,5% de los votos. De 10 bancas, obtuvo 8. Las otras fueron la UDESO, que pasó el piso con el 11%.

Florencio Varela: histórico de la zona sur, Julio Pereya va por su sexto mandato y agrega otros cuatro años más de gestión. Ganó con el 51% de los votos, al superar a Nuevo Encuentro, el partido de Martín Sabbatella, que llegó al 15%. De las 10 bancas en disputa, se repartieron 8 y 2, respectivamente.

Hurlingham: tercer mandato para Luis Acuña, con 48% de los votos y las 10 bancas del Concejo que estaban en juego. Si bien el duhaldismo obtuvo el 10%, no le alcanzó para ingresar concejales.

Marcos Paz: Ricardo Curutchet, del FPV, fue otro reelecto: llegó al 48% y se llevó 4 bancas. Este afiliado a la UCR que llegó a la intendencia en 2003 con una alianza de partidos denominada Concertación por Marcos Paz, comienza a transitar su tercer mandato. El duhaldismo quedó segundo con el 32,5, y obtuvo 2 concejales.

Merlo: Raúl Othacehé se impuso con el 48% de los votos y seguirá otros 4 años, con 8 de las 12 bancas en juego en su poder. El reelecto intendente gobierna Merlo desde 1991, y es uno los históricos del Conurbano. Nuevo Encuentro llegó al 13 por ciento (2 bancas), y el duhaldismo al 11,5 (2 bancas).

Berisso: el kirchnerista Enrique Slezack es otro de los que revalidó el apoyo popular en las urnas. Llegó al 47%, superando al UDESO (14,5% de los sufragios), y de esta forma inicia su tercer mandato consecutivo. Había 9 bancas legislativas en juego, y el vencedor obtuvo 4.

Tres de Febrero: sexto mandato al hilo para Hugo Curto, que ganó con el 45%, frente al 13 del FAP y el 12 de la UDESO. Estas dos fuerzas lograron 2 bancas cada una, mientras que el FPV acaparó las otras 8. Junto con Otacehé, Curto es uno de los intendentes que ha obtenido mayor cantidad de reelecciones consecutivas.

La Plata: Pablo Bruera obtuvo su reelección con el 45%, ante el 13 del FAP y 11 de la UDESO. Se quedó con 7 de las 12 bancas.

San Isidro: Gustavo Posse igualó a su padre Melchor, al conseguir su cuarto mandato consecutivo. Con la boleta de la UDESO llegó al 44%, contra el 19,5 del FPV y el 9 del FAP. De esta manera, Posse consigue 7 bancas, el FPV, 3 y el FAP, 2.

Ituzaingó: otro histórico del conurbano revalidó su cargo: Alberto Descalzo, con el 42% del apoyo popular. Nuevo Encuentro, el partido del ex intendente moronense Martín Sabattella, hizo una gran elección, con el 17,5%. El kirchnerismo se quedó con la mitad de las bancas legislativas en disputa, 5 de 10.

Lanús: Darío Díaz Pérez desbancó al histórico Manuel Quindimil en 2007 y seguirá por un nuevo período, tras ganar con el 41%. El ministro de economía porteño, Néstor Grindetti, terminó segundo con el 15, encabezando la boleta del PRO. De las 12 bancas, 6 fueron para el FPV. El resto se repartió en partes iguales entre el PRO, la UDESO y el FAP.

San Vicente: Daniel Di Sabatino dobló en votos al duhaldismo (39 a 19), dándole así el triunfo al kirchnerismo, que se quedó con 4 bancas. Las otras 2 fueron para el segundo. Di Sabatino comienza de esta manera su segundo mandato consecutivo.
Quilmes: Francisco Gutiérrez logró lo que ningún otro intendente de Quilmes desde la vuelta de la democracia: la reelección. Le sacó 10 puntos a una fracción del FPV aliada a sectores vecinalistas (37 a 27), lo que se tradujo en 5 y 4 bancas, respectivamente, y va por su segundo mandato consecutivo.

Aires de cambio: los nuevos jefes comunales

Berazategui: Juan Patricio Mussi asumió la intendencia cuando su padre Juan José, fue nombrado por el Gobierno Nacional al frente de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. En las elecciones pasadas, aplastó con el 67,5% al UDESO, que sólo obtuvo el 8%. De esta manera obtuvo el apoyo necesario para su primer mandato propio y se alzó con las 12 bancas de concejales en disputa.

Lomas de Zamora: Martín Insaurralde reemplazó a Jorge Rossi en mitad de la gestión y fue en busca del primer mandato propio: el rotundo 66% lo posicionó como uno de los intendentes metropolitanos más votados, quedándose con las 12 bancas. Muy atrás, el FAP con el 8 y la UDESO, con el 7.

José C. Paz: Mario Ishii no se presentó y le dejó su lugar en la boleta de Cristina Fernández de Kirchnerr a Carlos Urquiaga, que aplastó al duhaldismo: 65 a 9 en números porcentuales, y la totalidad de las bancas que debían renovarse para el oficialismo (9).
Brandsen: el kirchnerista Gastón Arias después de 16 años le arrancó al radicalismo un histórico bastión, al obtener el 63% de votos contra el 34,5. De esta forma, el FPV obtuvo 4 bancas.

General Rodríguez: el kirchnerista Juan Pablo Anghileri fue respaldado por primera vez como intendente con el 58% de los votos y se quedó con 6 de las 8 bancas en juego. El FAP llegó segundo, con el 13, para quedarse con las restantes. Anghileri, quien fue elegido primer concejal electo en 2007, estaba al frente de la intendencia desde marzo de 2010 a raíz de la destitución del entonces jefe comunal, Marcelo Coronel.

Moreno: el ex intendente Mariano West deja la Cámara de Diputados de la Nación para regresar a su municipio. West fue intendente de Moreno entre diciembre de 1995 y febrero del 2002. También se desempeñó como ministro de Desarrollo Humano y Trabajo de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de Felipe Solá y después electo Diputado provincial. En el año 2005 accedió a una banca en la cámara baja nacional. En las elecciones pasadas, obtuvo el 48% de los votos y 8 de las 10 bancas. El duhaldismo pasó el corte: con el 15%, tiene 2 ediles.
Luján: Final de bandera verde, con triunfo radical. Oscar Luciani, de UDESO, ganó con el 46 %, contra el 43 del kirchnerista Miguel Prince. Este había dejado en el camino a la jefa comunal Graciela Rosso, en las primarias de agosto. El FAP, cosechó el 4,5. De 9 bancas, se repartieron 5 para UDESO y 4 para el FPV.

San Fernando: otra sorpresa: la derrota del histórico Osvaldo Amieiro: 11 puntos le sacó Luis Andreotti (44 a 33), liderando la Fuerza Organizada renovadora Democrática (FORD), que contó con el apoyo del intendente Sergio Massa. Andreotti se quedó con 6 ediles, y la lista de Amieiro con 4. Amieiro estuvo al frente del ejecutivo local durante cuatro períodos consecutivos.
Morón: Lucas Ghi, delfín de Martín Sabbattella –ahora dedicado al armado nacional de su partido Nuevo Encuentro- completó los 2 últimos años del tercer mandato del creador de Nuevo Encuentro. Ahora tendrá un período propio, tras vencer con el 42%, al kirchnerismo que obtuvo el 19%. De los 12 concejales, se queda con 6. El resto se reparte en partes iguales entre el FPV, el FAP y la UDESO.

Vicente López: Jorge Macri desbancó a Enrique García, que iba por su séptimo mandato, igual que Manuel Quindimil cuando cayó en Lanús en 2007. El candidato del PRO protagoniza otra de las sorpresas electorales y ganó por estrecho margen, 38 a 34 a la boleta del FPV y obtuvo 5 concejales, mientras la lista de García se quedaba con 4. El FAP llegó al 11,5 y metió un concejal.
General San Martín: una de las grandes sorpresas: por 5 puntos (37 a 32), Gabriel Katopodis desbancó a Daniel Ivoskus, hijo de Ricardo, intendente histórico que condujo el distrito durante los últimos tres períodos. Katopodis contó con el apoyo del intendente tigrense, Sergio Massa. En el deliberante local, habrá una situación de extrema paridad, dado que las 24 bancas se repartieron entre 6 partidos diferentes, y ninguno ostenta la mayoría.