Nicolás Ducoté: “Estoy convencido que la coordinación regional va a proveer muchos beneficios para los vecinos”

DucoteInforme Digital Metropolitano: En Pilar le ganó a Humberto Zúccaro, que estuvo 12 años al frente del municipio. ¿Por qué cree que se dio esta situación?

Nicolás Ducoté: Creo que había una expectativa importante de renovación, no solamente de las personas sino de las prácticas con las que se administraba Pilar. La capacidad del estado, la agilidad, eficiencia, eran demandas insatisfechas y de alguna manera, nosotros pudimos representar esa modernización, esa renovación en las capacidades estatales y mucha gente nos dio la posibilidad, fruto de que querían un cambio, no solo a nivel municipal sino también provincial y nacional. Sí tuvimos una situación excepcional porque muchos municipios que nos rodean son del Frente Para la Victoria, así que algún mérito a nivel local los pilarenses tienen, ya que se dieron la posibilidad de cambiar una gestión de hace 12 años que ya venía desgastada, pero que tiene algunos activos en su haber así  como también pasivos. La gestión de  Zúccaro logro en unos cuantos frentes impulsar  el desarrollo de Pilar pero todavía nos quedaron muchas  cosas por atender como toda la cuestión de agua y cloacas, el 70% todavía no tiene servicios básicos, ni de agua, ni de cloacas, ni gas. Tenemos una situación de inseguridad donde hemos invertido la mitad de lo que invierten otros distritos, tenemos 3000 chicos afuera del sistema escolar. En todas estas áreas hay una posibilidad fuerte de mejora. Yo creo que la sociedad se dio la posibilidad de hacer un cambio con una expectativa alta de que se den mejoras y estoy abocado con todo el compromiso para satisfacer esas expectativas.

IDM: ¿Cómo resultó la transición? ¿Qué panorama encontró en la Municipalidad? 

ND: Hay ahí una contraposición muy interesante, fue probablemente la mejor transición de la PBA.  El intendente saliente se puso a disposición, nos reunimos todas las veces que hizo falta, informó a todo el equipo, trabajamos a partir del 20 de noviembre al 10 de diciembre. Se trabajó bien con los equipos, se fueron elaborando muchas cuestiones que requerían del conocimiento de quienes estaban en la  gestión para que los nuevos  funcionarios  puedan asumirlas.  Esa parte anduvo muy bien, lo celebro y lo destaco, el intendente Zúccaro tuvo la generosidad y la visión de poder ponerse en un lugar de alguien que entrega con orgullo lo mejor que pudo hacer con su gobierno. A la vez nos encontramos con un panorama en la municipalidad desafiante o complicado. Creo que nos tocó asumir con la deuda más grande de todo el conurbano,  300 millones de pesos prácticamente de deuda y sin fondo para pagar los salarios y los aguinaldos de diciembre. Una  estructura administrativa  que venía, fruto de la campaña y de los cambios políticos que había hecho el intendente, muy frágil, con un esquema de gobierno y  trabajo muy vertical, asique nosotros tratamos de horizontalizar, de generar mayor transparencia, más visiones de manera colectiva. Un panorama de una municipalidad que tiene una enorme oportunidad, de ser uno de los mejores lugares para vivir de Buenos Aires y  de la Argentina, pero con una coyuntura complicada en lo económico y administrativo, de la cual estoy convencido que saldremos en el curso de los primeros 5, 6 meses.

IDM: ¿Qué puntos avizora como los más complejos de su gestión? ¿Cuáles considera que son los aspectos más conflictivos que requieren intervenciones más urgentes?

ND: A partir de la fragilidad económica con la que asumimos identificamos 3 puntos críticos esenciales en el que no podíamos fallar. El primero, la preservación de la vida y esto tiene que ver con el área de salud, tratar de lograr que estuvieran los medicamentos, las ambulancias y los profesionales en el lugar preciso, aunque sea con esfuerzo  del municipio y de los propios agentes del sistema sanitario, poniendo mucho empeño en lograr que la parte más vulnerable de la vida de los pilarenses estuviera protegida, tanto en cuestiones de maternidad como los hospitales de atención que tenemos en el distrito. Segunda  área critica fue la seguridad, era un muy  mal momento para Pilar en términos de inseguridad porque viniendo del verano perdimos casi el 70% efectivos  al operativo sol. Es la época del año en la que el distrito crece casi en un 40 o 50%. Pasamos a tener casi  600 mil personas  que a lo largo del año usan la casa de fin de semana  y en el verano se instalan acá, y eso genera mayor demanda de servicios de seguridad. Tercero, ordenar económicamente una situación sumamente desequilibrada que no nos permitía pagar los sueldos a los trabajadores municipales, así que antes de pagar otra cosa, antes de contratar un camión más, nos propusimos pagar los sueldos municipales. Pudimos ir cumpliendo con eso, primero la franja más económicamente vulnerable, que eran los que cobran menos de 7 mil pesos  y después con el resto. Pero arrancamos con esa urgencia: cuidar a la gente, tratar de que los empleados municipales tuvieran una retribución por su esfuerzo  y atender la situación de prevención de seguridad.

¿Cuáles fueron los primeros problemas que nos encontramos y que se volvieron urgencias imprevistas? Un enorme problema en pos de recolección de residuos, especialmente  los generados por los vecinos, no los que típicamente consideramos como basura, sino descarte de material vegetal, que más allá que en Pilar el estado haga o no haga poda, los vecinos sacan con mucha frecuencia. Así que tenemos todavía  un problema, te digo que casi estamos en emergencia en términos de recolección de residuos orgánicos y tenemos mucho trabajo por hacer. Todavía faltan 2 o 3 meses para poder levantar todo lo que está en la calle y volver a dejar las calles de pilar de una manera transitable, higiénicamente atendida y con salubridad. Fue  un foco complicado que no esperábamos. Un segundo foco complicado que encontramos  fue la situación de las escuelas: no le habíamos prestado atención necesaria, sí habíamos apostado en nuestro plan a mejorar muchas cuestiones en la educación pero cuando nos pusimos a visitar escuela por escuela para tratar de diagnosticar los problemas encontramos cuestiones  que había que empezar a atender en el verano, eso nos hizo correr con mucha urgencia. Empezar a impulsar o aprobar obras rápido, arreglar un baño, para hacer una mejora, para pintar, y  tuvimos que recurrir a entidades sociales, donaciones privadas, una cantidad de esquemas de colaboración para poner las escuelas en alguna condición mejor antes de que lleguen los chicos. Y esto nos agarró por la época del año, porque si asumiéramos en agosto, no pasaba nada. Pero justo teniendo los meses de enero y febrero se convirtió en una urgencia. Una tercera cuestión fue empezar a cambiar la dinámica de la relación entre el vecino y el gobierno. Este era un gobierno que en las delegaciones por ejemplo prácticamente  tenía un obrador, un lugar de gente que se ocupaba de obras públicas y de higiene urbana, y nosotros queremos convertir la presencia municipal en cada localidad en un centro de servicios para el vecino, donde pueda resolver pago impositivo de trasmites de habilitación, de cuestiones que tienen que ver con el vínculo cotidiano con el municipio en sus distintas áreas o sea, desarrollo social, educación, salud. Vamos a un esquema de reconfiguración de todo el sistema de delegaciones, pero al principio esto tiene más costo que beneficios, la gente siente que deja de tener lo que tenía y todavía no tiene lo nuevo. En ese proceso de transición estamos, y sabemos que va a haber buenos resultados para fin de este mes.

IDM: Desde el Municipio anunciaron que las delegaciones funcionarán como Centros de Atención Vecinal. ¿Cómo funcionaría esto?

ND: Vamos a hacer una apuesta fuerte para regionalizar el servicio administrativo del Municipio donde la gente tenga que venir lo menos posible, que pueda llegarse a los lugares cercanos a sus barrios, donde el transporte público le facilite la vida. Queremos hacerlo mucho alrededor de las estaciones, por ejemplo de trenes, para que tengamos ahí un registro civil, de delegación, un servicio de pagos y gestiones que tienen que ver con servicios de salud. Así que tenemos un plan bastante agresivo en estos próximos meses y años, para lograr que haya una especie de “pequeñas municipalidades” en las distintas localidades de Pilar, y espero que eso le facilite la vida del vecino. Igual que lo tienen que hacer  la modernización en el sistema de turnos, que se pueda tomar pagos por internet, y hacer muchas cosas que agilice y facilite la vida del vecino.

IDM: Desde la Fundación sostenemos que el sistema vigente de gestión de RSU está perimido y colapsado, que no es posible su reformulación y que la salida son los sistemas subregionales. ¿Coincide con esta mirada? ¿Qué opina del CEAMSE? 

ND: Absolutamente de acuerdo, de hecho he hablado con el intendente de Gral. Rodríguez y  con el intendente de Luján para ver cómo podemos ir resolviendo en común temas que tienen que ver con, por ejemplo, el tema de la poda. Nosotros probablemente vamos a poner una planta de chipeado, de generación de biocombustibles y demás que pueda atender toda la demanda y la oferta de Pilar, y a la vez de otros distritos. Tendríamos que ir entendiendo mejor que partes podemos trabajar en común con cuestiones que son muy específicas, por ejemplo, levantada de chatarra, cada uno de nuestros municipios tiene 500 a  1000 autos en condiciones de pasar reciclado y aprovechamiento de eso que estaba ahí contaminando el ambiente, pero lo necesita una sola vez. Pero si logramos sistemas comunes donde en un mes lo hacen en Pilar, en otro en Gral. Rodríguez, lo haces en Escobar, en Malvinas, por ahí podemos conseguir mejores condiciones.

Así que Coincido con el diagnostico, creo que en muchas de  éstas áreas, como residuos o seguridad, la colaboración es indispensable, estoy como intendente nuevo, y sabiendo que hay otros intendentes nuevos, dando los primeros pasos en la generación de la confianza para el trabajo articulado, pero estoy convencido que la coordinación regional va a proveer muchos beneficios y frutos en común para los vecinos de nuestros municipios.

IDM: ¿Qué opina de las políticas regionales? ¿Tiene previsto articular con los municipios linderos? Hace poco hubo una reunión con Zárate, Escobar y Campana por productividad regional. ¿Qué se trabajó?

ND: Venimos con una agenda muy intensa, cada quince días estamos en reunión con los intendentes vecinos de manera colectiva. Mañana a la noche nos encontramos con los intendentes de Campana, Gral. Rodríguez, Malvinas y Escobar y estamos tratando de regularizar eso todos los meses. El jueves estoy yendo a La Plata con casi 10 intendentes que van desde Pilar hacia el lado de Salto, con Exaltación de la Cruz, con varios intendentes con los que vamos a ir a visitar a 3 o 4 ministros. Estoy convencido que los problemas que tenemos, aún por fuera de las diferencias partidarias y diferencias de distritos, son muy comunes. Todos tenemos problemas que tienen que ver con infraestructura que hacen falta en nuestros distritos, temas como la cuenca de rio lujan o la Ruta 8, que afectan  a varias municipalidades. Así que estoy convencido de que tenemos que empezar a atacar desde lo público, los problemas por la categoría de definición de problema y no por la categoría meramente geográfica y o el color político. Entonces, para el tema del Río Luján me tengo que sentar con todos los del Río Luján, para el tema de ruta 8 me tengo que sentar con todos los de ruta 8, para el corredor  productivo de la ruta 6 me tengo que sentar con Campana, Zarate, Exaltación, Luján. Estos son los desafíos que tenemos, trabajar alrededor de los problemas y no tratar de adaptar los problemas a las soluciones que tenemos nosotros.

IDM: ¿Qué opina de la Región Metropolitana Norte? ¿Hay posibilidades de que Pilar se sume?

ND: Lo hablábamos el otro día con el intendente de Escobar en términos del alcance de agua y cloaca. Entonces ahí nosotros somos parte de una región metropolitana norte a la que queremos incluirnos pero efectivamente decíamos  bueno, hay muchas cosas en común que tienen por ejemplo Pilar y Escobar, o Pilar y Gral. Rodríguez con el polo, o con Luján. Entonces estoy convencido que tenemos que ir a hacia nucleamientos supramunicipales con temáticas en común que nos nucleen. Así que sí, será bienvenido todo en lo que se pueda ir haciendo para encontrar puntos de consenso para colaborar, articular y proponer gestiones en conjunto que sería lo más valioso, de compra de insumos hospitalarios, de asfalto. Muchas cuestiones que de manera colectiva se hacen mejor, a menos costo y con más beneficios para el vecino.

IDM: El año pasado AySA firmó incluir a Pilar en su red de agua y cloacas ¿Cómo se va a trabajar está cuestión tan importante para quienes viven en el municipio?

ND: Con mucho entusiasmo, fue de la primera semana de gobierno, una de mis primeras reuniones. Al día siguiente que nombraron al presidente de AySA fui a verlo, ellos y nosotros tenemos una visión muy prometedora de lo que va a ser para los pilarenses el acceso al agua potable y cloacas, son carentes más del 70% del distrito. Para ellos es una buena oportunidad de expansión de servicios, la verdad que somos un mercado, con algunos aspectos desarrollados en otros muy subdesarrollados y eso representa una buena oportunidad de achicar la brecha entre los que tienen y no tienen, y garantizar que todo el mundo tenga accesibilidad a servicios esenciales. Estamos convencidos que AySA es el socio adecuado, para esto tenemos que ir a una transición con el actual concesionario de parte de los servicios públicos de agua y cloacas de Pilar, para que cumplan el mandato de la concesión que tiene que es a fin de este año, y encarar un proceso que permita extender toda la red de servicios hasta nuestras localidades.

IDM: ¿Qué expectativas tiene de la gestión de María Eugenia Vidal en la Provincia?

ND: Si nosotros encontramos municipios con dificultades, la provincia tiene más dificultades todavía. La provincia es, por un lado, un ente muy virtual porque todo lo que hace lo tiene que apoyar en el municipio, entonces las decisiones de políticas de infraestructura, políticas de seguridad, terminan siendo necesario aplicarlas en el territorio de los intendentes y reconocemos muchos, que están haciendo un esfuerzo enorme pero que heredan un aparto estatal cuya virtud no ha sido la capacidad de responder rápido a los problemas de la gente.

Así que en el tema de licitaciones, obras de infraestructura, de capacidad de respuesta y demás, siento que la provincia tiene una deuda enorme y que la gestión de María Eugenia va a hacer todo lo exitoso que tiene que ser, si es que logra domar esta bestia del aparto del estado provincial , que muchas veces es anticuado, con falta de agilidad, modernidad, de capacidad de respuesta, y que ella y su equipo tiene el compromiso y la oportunidad de hacer un cambio realmente significativo para todos los bonaerenses.

IDM: ¿Considera que es positivo o negativo que Nación, Ciudad y Provincia tengan el mismo color político?

ND: Es una oportunidad fenomenal para poder combinar y traer conversaciones que antes era más difícil tener. Entonces, uno por ahí está más dispuesto a delegar o aceder poder o facultades o capacidades, con alguien con quien tiene esa confianza y decir: “Podemos trabajar juntos, yo pongo esto ¿qué pones vos?”. Yo lo veo como enormemente positivo, positivo como coyunturalmente, no es algo que sería deseable que siempre pase, la verdad que la alternancia en la democracia es buena. La alternancia política, que mis  vecinos sean de otros colores políticos, que tengan otras miradas me enriquece. Creo que hay un valor muy importante en la diversidad, ahora para articular muchos problemas metropolitanos, el hecho de que Ciudad, Nación y Provincia dejen de pelearse por cuestiones de protagonismo, de colores partidarios va a ser enormemente beneficioso para la población. El tema de transporte por ejemplo, es buenísimo poder empezar a resolver cuestiones que están pendiente de hace años. El aprovechamiento de recursos comunes, acuerdos de capacitación de un distrito a otro, puede ser en nuestro caso que nos capacite la policía. A mí me entusiasma muchísimo y veo que los vecinos de la PBA y la Ciudad van a sentir esa diferencia en el año 3 y 4 de nuestro mandato, van a estar pudiendo realmente percibir las mejoras significativas en su calidad de vida debido a la capacidad de articular del gobierno del mismo color político.

IDM: ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de contar con un parque industrial como el de Pilar, conde trabajan más de 23 mil personas y están instaladas casi 200 industrias?

ND: Son 3600 camiones que entran, 13000 vehículos transportando gente que trabaja en el parque, es el más grande del cono sur de América latina y tenemos la enorme ambición de desarrollarlo más todavía, de resolver los problemas de logística que todavía tiene, de acceso de entrada y de salida, de ofrecer más servicios. Queremos que la decisión de una empresa de venir a instalarse al parque industrial tenga que ver con la competitividad de nuestra ubicación, de nuestro sector, con la capacidad que tiene el estado de hacer las cosas bien y rápido, de una manera transparente, y trabajar codo a codo con el sector privado en aquellas cosas que van a hacer que bajen los costos de transacción y que aumente la capacidad de invertir más en calidad humana, en capacidad de adaptación del personal, en empleos de calidad. Lo veo como una enorme oportunidad que Pilar tiene que aprovechar. Tenemos el parque industrial más grande del país, tenemos junto a eso otras industrias “muy valiosas” como el mayor parque residencial de Argentina con la mayor cantidad de barrios cerrados, somos la capital nacional del polo, la mayor cantidad de canchas de golf, 180 escuelas privadas, 5 universidades. Pilar tiene un atractivo enorme para ser unos de los mejores lugares de la argentina donde vivir, y nuestro desafío es proyectar eso, darle las garantías  de planificación a mediano y largo plazo, con un buen proceso de planeamiento urbano, y hacer el trabajo que tenemos que hacer para que el estado de Pilar, el estado del gobierno municipal realmente le dé la respuesta que los vecinos necesitan en tiempo y forma.

IDM: El municipio sacó un comunicado en el que se anunciaba el trabajo para la mitigación de inundaciones a cargo del secretario de Ambiente, Javier Corcuera ¿Qué nos podes adelantar de este trabajo? ¿Cómo influyen los barrios cerrados en ésta cuestión?

ND: Pilar es un municipio que se inunda, lo ha hecho históricamente y es un problema grave al que tenemos que atender con toda la prevención posible y con toda la capacidad de respuesta cuando suceda, porque va a suceder, va a volver a llover y Pilar se va a inundar y tenemos que estar realmente presentes para las víctimas de esas circunstancias.

En el camino tenemos que entender los problemas de fondo: que no hay suficientes reservorios, no hay las canalizaciones, no hay entubamientos adecuados y hay  muchas obstaculizaciones al flujo adecuado de los caudales de agua.  Parte de eso tiene que ver con el desarrollo inmobiliario, estamos en una conversación lo más constructivamente posible con un nuevo desarrollo para que tengan la menor injerencia o  impacto negativo en los humedales. El hecho de que el presidente de la Nación y la gobernadora hayan venido a Pilar a presentar su propuesta de una nueva Ley de Humedales, nos enorgullece y habla de la valoración que tenemos en Pilar del medio ambiente, de cómo queremos que este lugar sea en el imaginario de la gente,  un lugar con mucho verde, con mucho  celeste, que realmente la calidad de vida sea valorada por lo ambiental. Y eso implica un dialogo, una serie de diálogos, que está teniendo el Secretario de Medio Ambiente con los desarrolladores inmobiliarios para mitigar el impacto que han tenido sobre las cuencas hídricas, para corregir mucho lo que haya que corregir, y para planificar de una manera adecuada todo lo que va a venir hacia adelante.

IDM: ¿Qué opina de la reelección municipal? Hay intendentes del AMBA que están al frente del Municipio desde hace cuatro períodos o más.

ND: Creo que son dos mandatos y nada más. Tiene que estar limitado a 8 años, a lo sumo un eventual tercer mandato después de haber dejado el poder, pero creo que no es sano mantener a la gente más de 8 años en el mismo cargo. Es bueno para la provincia, es bueno para los municipios que tengamos alternancia, si no es en el color político por lo menos en la gente que gestiona los municipios. La iniciativa de la reforma política va a contar con todo mi apoyo, ojalá avancen los temas cómo boleta única, si puede ser una boleta única electrónica mejor, pero realmente el conurbano bonaerense está en un estado muy primitivo de desarrollo político respecto de lo que se espera del siglo XXI, y son muchos los intendentes que vamos a trabajar para ese cambio.

Entrevista: Diego Pozzo