- Informe Digital Metropolitano - http://metropolitana.org.ar/idm -

Organizaciones de la sociedad civil debatieron el documento que presentará Argentina en la Cumbre de Hábitat III

LOGO habitat_optA mitad de septiembre pasado, en el Palacio San Martín de la Cancillería Argentina, se llevó a cabo el Encuentro Participativo con la Sociedad Civil “Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible” hacia la Conferencia de Hábitat III, organizado por la mesa gubernamental que prepara el documento que presentará la Argentina. El objetivo fue recoger aportes para la elaboración de dicho documento, que se presentará el año próximo en Quito, Ecuador.

Más de 100 representantes de organismos del Estado, organizaciones de la sociedad civil y universidades debatieron sobre planificación urbana y demografía, ambiente, legislación, fiscalidad, vivienda y servicios básicos. Actualmente la mesa gubernamental se encuentra compilando los aportes para incluirlos en el borrador del documento. La última reunión tuvo lugar a mitad de octubre y se espera que en breve pueda presentarse de manera pública la nueva versión.

Luciano Pugliese, integrante de la Fundación Metropolitana, aseguró que Para quienes participamos el 14 de setiembre, fue muy interesante ver a los responsables de los distintos ministerios coparticipar de la conferencia inaugural haciendo patente lo constructivo que puede resultar una forma distinta de coordinación. Para los que participamos en políticas urbanas la posibilidad de  construir verdaderos hilos conductores en términos conceptuales y operativos entre los distintos organismos que intervienen en la temática es un objetivo central”. En relación al contenido del borrador presentado, Pugliese afirmó que “El borrador que conocemos no deja de mostrar cierta heterogeneidad en el tratamiento de los problemas, que esperamos pueda subsanarse en las próximas versiones. Es muy probable que sea hasta acá el resultado de una débil articulación entre las distintas agencias nacionales que estos años tuvieron relación con las políticas urbanas”.

En la apertura del Encuentro participaron los funcionarios nacionales que integran la mesa gubernamental, entreHABITAT III 1 ellos María Fabiana Loguzzo (Directora General de Asuntos ambientales de Cancillería) Ana Corbi (Directora de articulación institucional de la Secretaría de ambiente y desarrollo sustentable – Jefatura de Ministros) Graciela Oporto (Subsecretaria de Planificación territorial de la inversión pública – Ministerio de Planificación) Germán Nivello  (Subsecretario de desarrollo urbano y vivienda – Ministerio de Planificación) Ignacio Lamothe y Rubén Pascolini (Secretario Nacional Acceso al Hábitat).

El debate se organizó en cuatro dimensiones: Cuestiones demográficas urbanas, Tierras y planificación urbana; Medio ambiente y urbanización; Gobernanza urbana, Legislación y fiscalidad; y Vivienda y servicios básicos. En las distintas mesas de trabajo participaron funcionarios y miembros de organizaciones de la sociedad civil, entre otras Centro de estudios Legales y sociales (CELS), Asociación Civil Madre Tierra, Habitar Argentina, TECHO, CTA Buenos Aires, Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat, Movimiento Evita, la Central de trabajadores de la economía popular, el comedor “Los Pibes de la Boca”,  Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE) de Córdoba, Mesa de concertación villa 31, Universidad Nacional de Córdoba, UCU Concepción del Uruguay, Federación de cooperativas Todos Juntos y la Alianza Internacional de Habitantes (AIH).

El documento previo al encuentro

El “Informe Nacional de la República Argentina para la Conferencia de Naciones Unidas sobre la vivienda y el desarrollo sostenible (Hábitat III) – Evaluación de progreso y medidas orientadas a futuro” (Versión preliminar), fue elaborado por una mesa de trabajo intergubernamental y tomó de base el documento “Directrices y formato para la elaboración de Informes Nacionales: sobre seis temas clave, treinta cuestiones y doce indicadores” de la Secretaría ONU – Hábitat.

Fue confeccionado por el Ministerio de Planificación, Inversión Pública y Servicios (Dirección Nacional de Planificación Estratégica Territorial y Dirección Nacional de Políticas Habitacionales), el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (Dirección General de Asuntos Ambientales, Dirección General de Derechos Humanos, Comisión Cascos Blancos), el Ministerio de Desarrollo Social (Secretaría de Gestión y Articulación Institucional), Secretaria Nacional de Acceso al Hábitat, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (Dirección Nacional de Articulación Institucional), el Ministerio del Interior y Transporte (Secretaría de Asuntos Municipales), y la Federación Argentina de Municipios.

Según Pugliese “En el documento se recorren casi todos los ejes de esta nueva convocatoria de Naciones Unidas después de 20 años del último Hábitat en Estambul: la perspectiva de derechos y la búsqueda de la equidad social en las ciudades, la sustentabilidad frente a la amenaza del cambio climático, condiciones para la gobernabilidad y el financiamiento de las ciudades, nuevos patrones de urbanización hacia ciudades más compactas, nuevas reglas para el mercado del suelo y profundización de las políticas de vivienda e infraestructuras. En muchos casos se logran mostrar avances, en otros se presentan diagnósticos y se ponen de relieve los desafíos”.

ONU HABITAT IIIPor su parte Virgilio Gregorini, Director Ejecutivo de TECHO Argentina, quien participó en el encuentro del 14 de septiembre pasado sostiene que “El documento en líneas generales es un gran avance comparado con el elaborado para la anterior Cumbre Mundial de 1996 en Estambul. El avance fue en los dos ejes fundamentales: participación y contenido. En participación podemos mencionar que fue elaborado por todos los organismos públicos nacionales competentes y que tuvo una rica jornada de revisión y crítica con el sector social. Respecto al contenido hay un buen recuento de los avances hechos en materia legislativa y creación de estructura ejecutiva para abordar la problemática, aunque hay componentes fundamentales no contemplados aún, que entendemos están en análisis de incorporación”. 

El colectivo de organizaciones HABITAR Argentina, también estuvo presente en el encuentro del 14. Sus referentes, al ser consultados para esta nota, aseguraron que “Fuimos parte de los encuentros para la discusión del documento de HÁBITAT III. Si bien aclaramos que no hemos tenido acceso al texto final, consideramos de suma relevancia la participación de las organizaciones a la hora de elaborar el informe de nuestro país. Por su inserción y trabajo en una diversidad de territorios, creemos que estos colectivos han construido saberes que son indispensables para pensar y planificar políticas de hábitat. De ahí radica la relevancia de los procesos participativos y plurales”.

Síntesis del documento

Capítulo 1. Cuestiones demográficas urbanas y desafíos para un nuevo programa urbano 

Capítulo 2. Tierra y planificación urbana: cuestiones y desafíos para un nuevo programa urbano 

Capítulo 3. Medio ambiente y urbanización 

Capítulo 4. Gobernanza urbana y legislación

Capítulo 6. Vivienda y servicios básicos

Según Luciano Pugliese “Es evidente que en estos años hemos mejorado en indicadores fundamentales como la precariedad habitacional, o el acceso a servicios básicos como el agua y las cloacas. Está claro que finalmente, con la aparición del Procrear se terminó de cubrir todo el espinel de sectores sociales que requieren de políticas habitacionales con subsidio público. Pero es posible que se necesite focalizar más en el sesgo inequitativo que tiene hoy la producción de urbanización y vivienda por parte del mercado, y por lo tanto el desafío por delante del financiamiento para todos los segmentos sociales y la configuración de una ciudad menos segregada. O el incremento notable (un 50%) en la cantidad de hogares inquilinos que nos enfrenta a la necesidad de pensar en nuevos sistemas de estímulos y regulaciones”.

Para el urbanista “En la base de estos temas está sin dudas el incremento sideral de los precios del suelo con el envión inicial de aquellos años en que la economía creció a tasas chinas en paralelo con la debilidad del aparato de regulaciones urbanas, en lo cual como muestra el documento, pudimos avanzar mucho en el debate y la toma de conciencia pero poco en instrumentos operativos. Otro de los desafíos pareciera ser, en este punto, el de volver a crear caminos para canalizar los excedentes financieros de un importante segmento de argentinos de manera más productiva en términos sociales. Mientras esto no pase  la ciudad seguirá acusando fuertes desbalances”.

De cara al balotaje que tendrá lugar el próximo 22 de noviembre y de cara al recambio presidencial que tendrá lugar el 10 de diciembre, varias organizaciones se preguntan qué sucederá con el documento y, más aun, con la política habitacional. Para Pugliese “Mirando para adelante, Hábitat III con todo su abanico de encuentros previos, foros digitales, o documentos de base, es una excelente oportunidad para discutir a fondo una agenda completa y articulada de políticas urbanas, en un país que como el nuestro tiene las más altas tasas de urbanización del mundo. Los documentos de Naciones Unidas para Hábitat III muestran los gravísimos problemas que tiene buena parte de la población mundial para hacer valer su derecho a la ciudad. Nosotros en Argentina tenemos mucho camino recorrido hacia objetivos de equidad y consagración de derechos sociales; es cuestión de seguir trabajando en esa línea”.

Para Gregorini, de TECHO Argentina, “Recomendamos a la siguiente gestión ejecutiva nacional que tome el documento inicial junto con las observaciones y propuestas hechas por el colectivo HABITAR ARGENTINA y establezca un proceso de claro armado y responsabilidades de cada organismo del Estado para la consolidación y mejora del documento.”

Por su parte, los referentes de HABITAR sostienen “Deseamos que este tipo de eventos, como HÁBITAT III, sea aún más participativo y que invite también a los municipios, teniendo en cuenta el peso del área local en estos procesos. Desde HABITAR Argentina seguiremos trabajando para que podamos vivir con plenitud nuestros derechos en cualquier lugar del país y continuaremos con el armado y presentación de proyectos de ley que intenten incidir para transformar en pos de un acceso justo al hábitat para todos los ciudadanos/as”.