El defensor de la Tercera Edad, Eduardo Semino, denunció que los jubilados y pensionados acumulan una pérdida del 9,7 por ciento en su poder adquisitivo en el último año y cerrarán el 2018 con un retroceso de 13 puntos porcentuales, según las estimaciones del informe oficial del Ministerio de Hacienda que estimó una inflación del 42 por ciento para fin de este año.

“Algunos de la oposición agitaron fantasmas y dijeron que íbamos a sacarle el dinero a los jubilados”, defendió el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, el cambio de fórmula de actualización jubilatoria impuesto por el Gobierno en diciembre pasado.

Según la Defensoría de la Tercera Edad, la pérdida se registra porque los jubilados y pensionados observaron incrementos del 19,2 por ciento en sus ingresos en los últimos doce meses, mientras la inflación se ubicó en torno entre 32 por ciento y 33 por ciento, de acuerdo a la información del INDEC que será difundida esta semana. Con esas estimaciones sobre la mesa, Semino resaltó que  “la aplicación completa de la Ley de Movilidad, ya con el cálculo de diciembre, va a estar en un reajuste del 29 por ciento cuando las estimaciones de inflación superan el 40 por ciento”.

Sin embargo, el titular del Anses insistió en defender la fórmula de movilidad impulsada por el Gobierno en diciembre pasado y sostuvo que “el sector de los jubilados está protegido”, mientras que acusó a la oposición por “agitar fantasmas”. De todas formas, Basalvibaso, en diálogo con Radio La Red, admitió que “a veces hay un atraso con la recuperación” respecto de la inflación.

En ese contexto, el defensor de la Tercera Edad advirtió que los jubilados enfrentan “un escenario muy complejo en medio de la crisis económica con alta inflación”, aunque valoró el bono que otorgará el Gobierno para paliar la situación frente a la crisis económica.

En tanto, Basavilbaso confirmó que unos 140 mil jubilados, que estaban cobrando la “reparación histórica” desde 2016, verán suspendido el pago de esa suma extra a partir de octubre, ya que no cumplimentaron con el paso legal exigido por la ANSeS. Se trata de los jubilados que comenzaron a percibir de forma anticipada el pago del reajuste de su jubilación, pero que no aceptaron el acuerdo propuesta por el Poder Ejecutivo.

Según detalló Semino, son 1.300.000 los jubilados que cumplieron con los requisitos que puso la Anses, mientras que criticó la quita ordenada por el Anses para los 140 mil que no lo hicieron. “Si el Estado empezó a pagarlo no puede suspenderlo, porque incluso tendría que haber esperado el requisito previo para pagarlo. Estamos hablando de personas que no son nativas para este tipo de trámites informáticos que es simple pero para lo cual hay jubilados que ni siquiera se han enterado”, sostuvo Semino.

Fuente: Página 12 – 10/09/2018