La actividad económica se desplomó 5,8% en mayo, la mayor baja en nueve años

La actividad económica se hundió 5,8% interanual en mayo, una caída superior a la estimada por las consultoras privadas y la mayor registrada desde el 2009, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De acuerdo al organismo, en los primeros cinco meses el producto avanzó 0,6%, aunque muestra un retroceso del 3% en relación a diciembre y del 4,1% respecto al pico de marzo.

De esta manera, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) elaborado por el ente estadístico regresó a los niveles del verano de 2016, cuando comenzó la gestión de Mauricio Macri. Es decir que en el lapso abril- mayo se perdió todo el crecimiento acumulado a lo largo de los quince meses previos. Caída que si se anualiza, alcanza un 18,2%, calculó la consultora ACM.

Los datos reflejan la magnitud de la sequía que afectó al sector agropecuario, el cual se derrumbó 35,2% en relación a mayo del año pasado, un descenso que incluso se ubicó por arriba del -30,3% que ya había mostrado en abril y explicando casi la totalidad de la contracción del EMAE. Por otro lado, la devaluación y la suba de tasas para contener la corrida cambiaria comenzó a impactar en el resto de los sectores como la industria, que interrumpió un año de subas y ahora cayó 1,4% interanual.

En tanto, otros rubros se desaceleraron con fuerza, ya que excluyendo al agro la suba de mayo hubiera sido del 0,6%, bien por debajo del 3,5% del primer cuatrimestre, estimó un informe de Ecolatina. Desde enero, el EMAE limpio del efecto sequía se expandió 2,9%. En el caso del comercio subió apenas 0,6%, y la construcción se incrementó 4,4%, la menor tasa desde febrero de 2017, rubro afectado por el freno al crédito hipotecario y el recorte en la obra pública.

Lo cierto es que de los 15 sectores que componen el indicador, sólo 9 mostraron signo positivo, cuando en abril habían sido 12. Las ramas que más aportaron al crecimiento de la economía fueron las Actividades Inmobiliarias con un alza del 4% y la Intermediación Financiera que se ubicó 10,8% arriba frente a mayo del año pasado, la única que se aceleró (el mes anterior había avanzado un 8%).

Por su parte, Transporte y Almacenamiento profundizó su caída a 5% interanual contra una baja del 1% que mostró en abril.

Los economistas esperan que la actividad continúe en retroceso en junio y durante el tercer trimestre, por lo que la proyección menos optimista del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 0,4% para todo el 2018, ya está siendo descartada por las consultoras, que prevén un estancamiento o una baja de hasta el 0,8% en el año.

En ese sentido, el secretario de Política Económica, Guido Sandleris, aseguró ayer en un encuentro con periodistas que el Gobierno ya trabaja con un escenario de crecimiento de entre 0,4% y 0,6%, situación que adjudicó a una “tormenta perfecta” provocada por la sequía y el cambio en las condiciones financieras internacionales.

La cifra contrasta con el 3,5% que se había pautado al momento de presentar el Presupuesto de este año.

Corrida mata rebote

Consultado por BAE negocios, Federico Muñoz, director de la firma que lleva su nombre, diferenció el escenario actual del que hubo en 2012 y 2009, los años más recientes en los que hubo sequía. En ese entonces, la actividad mostró un “pestañeo” meramente temporario, después de una fuerte corrección en el segundo trimestre.

Sin embargo, esta vez “la incertidumbre, el deterioro de las condiciones financieras y el torniquete monetario posterior a la corrida cambiaria se van a empezar a sentir en junio”, vaticinó Muñoz, por lo que no se espera un rebote en el tercer trimestre, a lo sumo una “estabilización” que evite caer en una “recesión técnica”. Para el economista, entre abril y junio la economía probablemtente caiga 3% respecto al período enero-marzo, lo que caracterizó cómo un derrape “fenomenal”.

La consultora LCG planteó que si la economía dejara de caer en junio y se mantuviera planchada hasta diciembre, la recesión sería del 2018 sería del 0,4%. Pero la firma advierte que en el mes siguiente a la corrida los despacho de cemento bajaron 4% interanual, la producción de autos se redujo 13% y las ventas minoristas relevadas por CAME retrocedieron 5%.

Fuente: Diario BAE