Los docentes bonaerenses rechazan otra oferta salarial y el paro sigue en pie

2018/07/26 | Dimensión Social

El Gobierno bonaerense les ofreció cerca de casi 17 por ciento de aumento a julio y los gremios docentes lo rechazaron “de plano”. No obstante, los maestros apostaban a contar con una nueva reunión este jueves, antes de definir si iban o no a un paro que suspendiera el reinicio de las clases la semana próxima, pero desde la esfera oficial también fueron terminantes: “Esta es una propuesta superadora y ahora, en dos días, no vamos a poder plantear otra oferta”, remarcaron.

Se trató, el de ayer, del encuentro número 17 de una negociación salarial que se había suspendido hace más de tres meses y que se reanudó ayer luego de una orden judicial que exigió una nueva convocatoria. Todo se frenó el 20 de abril, después del rechazo gremial al ofrecimiento por parte del gobierno de María Eugenia Vidal de un aumento del 15% en tres cuotas. Durante el “impasse” en las conversaciones se alertó sobre la posibilidad de llamar a un paro apenas finalizaran las vacaciones de invierno, una medida por la cual no comenzarían las clases.

Un poco más de una hora estuvieron reunidos en el ministerio de Economía los representantes del Frente de Unidad Docente Bonaerense (que integran los sindicatos Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba) y los funcionarios de Gobierno.

Entre el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny; el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez; el ministro de Trabajo, Horacio Barreiro; y el subsecretario de Política y Coordinación Económica, Damián Bonari, les propusieron a los dirigentes gremiales un reajuste salarial del 15 por ciento a julio más un 1,7 por ciento en concepto de material didáctico. Además, ofrecieron una nueva convocatoria para fines de agosto.

UNA “VERGÜENZA”

Como una “vergüenza” calificó el ofrecimiento el secretario general de Suteba, Roberto Baradel. Subrayó, el dirigente, en ese sentido: “Después de 95 días sin convocatoria, que se da porque lo determinó una orden judicial, la propuesta es del 15 por ciento, sabiendo que va a haber una inflación de entre el 28 y el 32 %, que es lo que se firmó con el FMI; es inaceptable”.

En relación a la posibilidad de llamar a un paro de 48 horas a partir del lunes (el día que debieran comenzar las clases tras las dos semanas de receso invernal) Baradel puntualizó que “de llegar a una medida de fuerza la responsabilidad será de la gobernadora Vidal, porque es ella la que tiene que resolver este conflicto”.

El frente docente pide, para no ir a una huelga, un 30 por ciento de aumento en los salarios más una cláusula gatillo que permita renegociar en el caso de que la inflación de este año supere ese índice.

Asimismo, después de conocer la oferta, Baradel desgranó otras demandas que le exige el Frente Gremial Docente al Gobierno provincial: “Un 30 por ciento de aumento de los fondos para los comedores escolares, derogar la resolución que saca los equipos de orientación escolar de los establecimientos y dejar sin efecto la reducción de horas en las escuelas técnicas”, destacó.

“NO HABRÁ OTRA CONVOCATORIA”

Ahora todo queda supeditado a lo que resuelva en las próximas horas el frente de los docentes, pues el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, desestimó que vaya a haber otra reunión pasado mañana. “La convocatoria fue hoy -por ayer-. Llevamos una propuesta concreta y superadora, porque no es la misma que la anterior, que era un 15 por ciento anual y esta es el 15 por ciento a julio; se trata de una propuesta que cuida el salario de los docentes, y además, no podemos en dos días elaborar una nueva oferta”, indicó Suárez.

SITUACIÓN COMPLEJA

Esta reunión, como se dijo, se produjo después de más de tres meses de falta total de conversaciones y a esta altura del año, pasado el primer semestre, es una realidad que la paritaria docente de la Provincia superó todos los récords en la falta de definiciones, pues lo máximo en cuestión de no resoluciones de arreglo salarial se había dado en 2017, cuando el acuerdo se cerró el 4 de julio.

Ocurre también que las proyecciones sobre la inflación de este año (que, aseguran, no será menor del 30 por ciento) vinieron a empantanar más la negociación.

Durante meses la gobernadora Vidal no convocó a la paritaria docente en la Provincia y hace pocos días, el Tribunal de Trabajo 1º de La Plata falló a favor de los gremios docentes obligando a la mandataria a retomar la negociación.

Al promediar julio los gremios iban a anunciar una huelga que impediría la reanudación de las clases tras las vacaciones de invierno. Pero entonces llegó la convocatoria de la Provincia para el encuentro que se concretó finalmente ayer. Igual dejaron la medida de fuerza en pie.

Fuente: El Día