Para que las inundaciones sean un vago recuerdo

En articulación con el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el municipio ejecuta cinco obras de envergadura en Glew, Corimayo, Longchamps y San José, que beneficiarán a más de 150 mil personas.

Las inundaciones serán cosa del pasado, una vez que entren en funcionamiento las cinco “mega obras” hidráulicas que encaran en el partido de Almirante Brown el municipio y la Provincia de Buenos Aires.

El intendente Mariano Cascallares destacó su importancia al señalar que “son un logro histórico de todos los brownianos, que nos permitirán terminar con los anegamientos en esas zonas y avanzar con la urbanización”, al tiempo que recalcó que “terminamos con la lógica de que estas obras no se hacían porque una vez terminadas nadie las ve”.

“Estas obras hidráulicas, por las que algunos barrios esperaban desde hace décadas enteras, beneficiarán a más de 150 mil personas de seis localidades”, agregó el jefe comunal del distrito que desde la recuperación democrática es gobernado por el PJ.

La primera en iniciarse fue el Canal Yapeyú que beneficiará a 25 mil vecinos de Glew y Longchamps. Los trabajos registran un avance del 85% y se inauguraría a mediados de 2018.

Corimayo 1 y 2 también constituyen otros emprendimientos históricos: “Articulando con Provincia se finalizó la primera etapa y estamos arrancando con la segunda beneficiando en forma directa a 30 mil vecinos de Burzaco”, subrayó el alcalde.

Las otras obras de ingeniería que se ejecutan son el Brazo Diómede del Arroyo del Rey, que mejorará condiciones a 22 mil personas de Malvinas Argentinas y Burzaco; Longchamps Noroeste, en beneficio de 15 mil vecinos; y desagües pluviales que permitirá sanear unas 76 hectáreas en la cuenca Las Perdices de San José.

Fuente: Diario Popular 05/03/2018