Tarifas: cuáles serán los próximos aumentos

Agua en mayo, transporte en junio y el subte se hace esperar: subiría a $11.

El aumento en las tarifas de los servicios públicos continuará entre mayo y junio, y también hay previstos otros ajustes enagosto y octubre. Aunque el Gobierno considera que la mayoría de los incrementos en los “precios regulados” se concentró entre enero y abril, todavía están pendientes correcciones en agua, transporte y la segunda tanda de luz y gas.

La suba del servicio de aguas y cloacas que presta Aysa será del 26% en promedio. También habrá una quita de subsidios a casi un 30% de sus clientes -más de un millón de hogares- que todavía los reciben. En esos casos, el incremento puede llegar al 68%. Sin embargo, esa corrección se aplicará en forma escalonada y recién comenzará a regir desde julio.

En junio, le tocará el turno al tercer aumento de trenes y colectivos. El traslado en micros subirá a un mínimo de $ 10 (ahora está en $ 9 y en enero se encontraba a $ 6), mientras que el desplazamiento en trenes subirá a $ 6,75 en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín, que ahora se ubican en $ 6,25. Aunque el Gobierno no planteó que haya nuevos aumentos, en el sector transportista repiten que el boleto mínimo debe alcanzar los $ 12 para fines de año.

El aumento del subte también está en discusión. El jueves se realizará la audiencia pública sobre ese servicio. En enero, el Ministerio de Transporte había anunciado que los trenes bajo tierra subirían a $ 11 y luego a $ 12,50. Pero el primer incremento no se aplicó y ahora se está revisando todo.

Las tarifas de luz y gas también podrían volver a atravesar correcciones. Serían en agosto (distribución eléctrica) y octubre (gas). Pero, a diferencia de los aumentos anteriores, se las incrementará por la inflación acumulada en el semestre. En ese caso, se estima que será menor a las correcciones anteriores.

El número concreto que se plasmará en mayo es el de agua. Cada cliente pagará $ 416 mensuales promedio por el servicio de agua y cloacas, según estimaciones de Aysa. La tarifa mínima será de $ 260 para acceder a esas prestaciones.

Para los hogares que dejen de percibir subsidios y puedan justificar que los siguen necesitando, Aysa les abrirá la posibilidad de acceder a una tarifa social ($ 65 mensuales por servicio). Hay 270.000 hogares que cuentan con ese beneficio. Tras la recomposición y remoción de descuentos, ese número de beneficiarios podría subir hasta 400.000 o más.

Fuente: Clarín 17/04/2018