Tras un nuevo paro bonaerense, las escuelas ya suman 29 días sin clases

2018/12/10 | Dimensión Social

LA PLATA.- El ciclo lectivo 2018 concluye como el más pobre en términos de cumplimiento del calendario escolar en la provincia de Buenos Aires: ayer, las jornadas de clase perdidas por los alumnos llegaron a 29.

La cifra responde a un nuevo paro docente convocado por los gremios bonaerenses.

Muy lejos quedó la meta de 180 días de clases al año. Apenas 151 jornadas dentro del aula podrán contabilizar los millones de alumnos de este distrito.

Luego de relevar 9838 escuelas a través de 135 inspectores distritales, 1770 inspectores de área y más de 9000 directores de escuelas, fuentes ligadas al Frente de Unidad Docente Bonaerense registraron un acatamiento a la medida del 40% y 98 servicios educativos cerrados.

La gobernadora María Eugenia Vidal pagará a los casi 300.000 maestros el bono de 7000 pesos que ofreció como parte de las paritarias.

La provincia también depositará el alza que se ofreció para llegar a un 34 por ciento interanual más presentismo y materiales didácticos. Sin embargo, descontará los días a los docentes que ayer adhirieron a la medida de fuerza.

A pesar de las múltiples ofertas, el gobierno y los gremios nunca llegaron a un acuerdo a lo largo del año.

Ayer, los sindicatos docentes encabezaron una protesta contra la Legislatura bonaerense, en La Plata, donde se debatía el presupuesto provincial para el año próximo.

Vidal prefirió mostrarse como líder de la agenda política ajena a las protestas: a las 11, se dejó ver rodeada de médicos en el Estadio Único de La Plata para presentar la ampliación del servicio del SAME, que llegará a 88 distritos y cubrirá a 11,5 millones de habitantes de este territorio.

El gobierno de Vidal quiso cerrar la semana pasada el inicio del nuevo ciclo en paz. Pero no lo logró.

Propuso a los docentes una suba interanual para 2018 del 32 por ciento más 4 puntos por presentismo y 1,7 puntos por materiales didácticos, lo que daría un alza de casi el 38 por ciento, más el bono de 7000 pesos. Fue rechazado.

Propuso además acordar un inicio de 2019 con una suba en torno al 20 por ciento y sentarse a negociar en julio y en noviembre compensaciones acordes con el ritmo de la inflación. También fue rechazado por los gremios.

Los sindicatos agrupados en el Frente de Unidad Bonaerense acumulan este año 29 días de paro y medidas de fuerza sorpresivas que alcanzaron en mayor o menor medida a 4,5 millones de niños de este territorio.

Fuente: La Nación