Vidal-Larreta: todo dado para coordinar – Revista Qué

El Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aparece en el escenario del PRO más que nunca al gobernar la Ciudad y la Provincia por los próximos cuatro años. La cuestión de la basura, el Riachuelo, el transporte y la seguridad son clave. La polémica con el hospital Garrahan.

Bajo el mismo signo político, la Ciudad y la Provincia están en una inmejorable condición para aunar criterios en temas con agenda compartida como la basura, el Riachuelo y el transporte, y la coordinación de las políticas de seguridad en una zona tan compleja como heterogénea como es el área Metropolitana.

“Tendremos un trabajo conjunto de transporte, de salud, lo que realmente va a mejorar mucho”, afirmó en las últimas horas Rodríguez Larreta, quien no obstante, se deshizo en elogios para una ex ministra porteña que llegó a supervisar: “Es alguien que tiene poder de compromiso, dedicación, cercanía con la gente y que haya llegado a ser Gobernadora es un orgullo y muy bueno para los bonaerenses”.

En función de eso, el PRO evalúa la implementación de políticas globales metropolitanas, como adelantó RevistaQué.com. El partido amarillo quiere aprovechar la extracción común de los equipos técnicos de la Fundación Pensar y la agenda fijada por la Unidad de Proyectos del Area Metropolitana, a cargo hoy de Diego Valenzuela, intendente electo de Tres de Febrero.

Pero los desafíos son más que importantes. La basura es, hasta ahora, el punto de mayor contacto al que arribaron ambas gestiones. Macri y Scioli llegaron a un acuerdo por el que la Ciudad desde junio de 2014 no debe enviar más de 1.350 toneladas diarias, obligación cuyo cumplimiento es cuestionado, por lo bajo, en el sciolismo.

Scioli intimó en 2012 por carta documento a Macri para exigirle la reducción de residuos al Complejo Ambienta Norte III, ubicado en tierras de Campo de Mayo, de los municipios de San Martín, San Miguel y Tigre, una premisa que puede condicionar la eventual gestión de Vidal.

“El tema de la basura es una cuestión que falta discutir en la Ciudad, pero con la construcción de plantas MBT podemos aspirar a cumplir en el mediano plazo con la ley de Basura Cero”, aseguraron a RevistaQué.com desde el ministerio de Ambiente y Espacio Público, desde donde no descartaron una batalla legal al respecto.

En efecto, la Ciudad ya abrió la licitación de las plantas de Tratamiento Mecánico Biológico, que tendrá un costo de más de 4.500 millones de pesos y que recibió críticas desde la oposición porteña por la aparente falta de eficiencia del sistema que no reciclará la mayor parte.

En este punto, la Fundación Metropolitana -entidad que estudia políticas en el AMBA- reconoció en mayo a la edición digital de este medio la necesidad de un nuevo acuerdo marco por la basura entre ambas gestiones, que ahora tendrán un mismo signo político. “Los rellenos de la CEAMSE son una bomba de tiempo”, afirmó entonces su titular, Pedro del Piero.

“Lo más importante es un nuevo convenio para la basura entre la Ciudad y la Provincia que reemplace al vigente que rige desde 1978 y que pare el agravamiento de la bomba de tiempo ambiental que son los rellenos de la Ceamse”, resaltó Del Piero.

En tanto, el Riachuelo no es un aspecto menor. La Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) que la Ciudad comparte con la Provincia, la Nación y Municipios recibió un fallo judicial en contra por la falta de cumplimiento de las metas de saneamiento de uno de los cursos de agua más contaminados del planeta.

El juez federal Jorge Rodríguez de Morón exigió un nuevo plan de limpieza del Riachuelo el 19 de octubre y le puso un plazo de seis meses. “El documento que se utiliza es de marzo de 2010 [y] presenta serias deficiencias: los plazos allí fijados se encuentran fenecidos; no cuenta con objetivos a corto, mediano y largo plazo y los indicadores [los valores que mide la Acumar] escogidos son en su mayoría de gestión y no de resultado, lo que hace complejo mensurar lo logrado”, sostuvo.

En el PRO, la cuestión no pasa inadvertida. Como dio cuenta Qué en su edición impresa nº 46, la Ciudad está en falta con la Unidad de Proyectos Especiales para la Cuenca Matanza Riachuelo, de acuerdo a la ejecución presupuestaria al segundo trimestre. En efecto, el ministerio de Gobierno -a cargo de los fondos- ejecutó en ese período apenas el 5% del Presupuesto anual: 3 millones de pesos de casi 64 millones.

Con este programa, la Ciudad busca coordinar las actividades que le competen en el Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) diseñado por ACUMAR, así como la generación de políticas públicas específicas.

En cuanto a Transporte, la Ciudad, la Provincia y la Nación celebraron en 2012 la conformación de la Agencia Metropolitana del Transporte, un entre tripartito de políticas públicas sobre las que no hubo grandes avances y que la Legislatura porteña aprobó en de 2014.

Del ente participan varios municipios del Conurbano, además de la Ciudad, la Provincia y la Nación. Con varios distritos bajo el brazo, el PRO está más que comprometido a la revitalización de este órgano para el que en su momento posaron el ministro de Gobierno, Emilio Monzó, el gobernador Daniel Scioli y el ministro Florencio Randazzo.

Por otra parte, el Garrahan aparece ahora con un doble compromiso. El hospital pediátrico es administrado y financiado en partes iguales por el Gobierno nacional y el porteño. En las últimas semanas, el PRO estuvo en el ojo de la tormenta por la falta de giro de más de $ 400 millones.

La situación se normalizó con un acta acuerdo pero con la victoria de Vidal entró en el tapete un reclamo histórico de Macri: que la Provincia haga un aporte, dado que la mayoría de los pacientes viene de ese distrito.

“Que ambos gobiernos tengan el mismo signo político configura una oportunidad para avanzar en el desarrollo de políticas metropolitanas, que beneficien a millones de personas”, dijo Pedro del Piero, titular de la entidad, a Qué.

“El Garrahan era un hospital que lo mantenía la provincia de Buenos Aires, la Ciudad y la Nación, pero desde que arrancamos nosotros la Provincia se borró y dijo ‘no pongo más’, cuando es la que más lo usa”, se quejó este año el alcalde. Con su alfil en la Provincia, otra situación debería darse.

“Deberíamos tener muchas más instancias de coordinación, para planificar, para proyectar y para gestionar. Esperamos sin dudas que algunos aspectos de la madurez en la gestión de los gobiernos locales, localidades y comunas, estado provincial y de la Ciudad, y Ejecutivo nacional, en un muy próximo tiempo permitan mayores niveles de coordinación y trabajo conjunto”, afirmó el ministro de Desarrollo Urbano porteño, Daniel Chain hace tiempo en una entrevista a la Fundación Metropolitana.

Esa situación se dio tras los resultados del domingo 25 de octubre. El PRO quedó más que comprometido para brindar respuestas coordinadas.

Heterogeneidades del conurbano

La situación genera expectativas del otro lado de la Avenida General Paz. El diputado Marcelo Díaz (FAP), titular de la comisión de Asuntos del Conurbano en Legislatura bonaerense, destacó que bajo el paraguas de la Nación no “hubo una buena relación entre la Provincia y la Ciudad para coordinar políticas públicas”.

Ahora, piensa que eso se puede modificar. “No es un problema de leyes es más que nada una cuestión de decisión política para acordar, por ejemplo, en la disposición de residuos y en la desconcentración del transporte”, dijo a Qué y remarcó que los problemas del Conurbano son “en gran parte, el nudo gordiano de varios de los problemas del país”. En esa línea, pidió mayor inversión y recalcó que la problemática del Área Metropolitana “no se reduce al primer y segundo cordón del Conurbano”.

Seguridad, clave en la cooperación

De cara al nuevo escenario que se abre con ambas administraciones “amarillas”, la cooperación entre la Policía Bonaerense y la futura Metropolitana -fortalecida con el traspaso de la Federal- es una materia pendiente significativa para abordar el combate a los delitos.

En ese sentido, una de las cuestiones que se abre es la necesaria complementariedad en los procedimientos judiciales “para evitar chicanas elusivas en la aplicación de la legislación penal”, según enfatizan desde la Fundación Metropolitana.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 56 DE QUÉ.

Nota disponible en http://www.revistaque.com/politica/vidal-larreta-todo-dado-para-coordinar-06112015.html