Los municipios de la Cuenca contar√°n con unidades sanitarias ambientales

riachuelo-3POR ELISABET CONTRERA – Tras d√©cadas de abandono y con un ultim√°tum de la Justicia de por medio, el Estado cumple a pasos lentos pero sostenidos con el saneamiento de la cuenca Matanza ‚Äď Riachuelo y busca garantizar condiciones de vida dignas para la poblaci√≥n. En ese contexto, en pocos meses comenzar√° la construcci√≥n de las unidades sanitarias ambientales. Su funci√≥n ser√° confeccionar un mapa epidemiol√≥gico que permite dar cuenta de los efectos generados por la contaminaci√≥n del afluente. De esta manera, se cumplir√≠a una m√°s de las disposiciones estipuladas en el fallo de la Corte Suprema de Justicia.

Cuando se conoci√≥ la resoluci√≥n judicial, en la zona viv√≠an cinco millones de habitantes. La mayor√≠a no ten√≠an acceso a agua potable ni a cloacas y compart√≠an el aire con las casi 20 mil industrias radicadas en el territorio. Villa Inflamable, un barrio precario de Avellaneda ubicado muy cerca del Polo Petroqu√≠mico Dock Sud, fue un claro ejemplo de los efectos provocados por esa convivencia: el 50 por ciento de los chicos que viv√≠an all√≠ ten√≠an plomo en sangre, seg√ļn un informe de la Defensor√≠a del Pueblo de la Naci√≥n.

Frente a este panorama, en 2004, un grupo de vecinos interpuso una demanda contra el Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires, el Gobierno porte√Īo y 44 empresas por da√Īos y perjuicios sufridos a ra√≠z de la contaminaci√≥n del afluente. En 2006, la Corte Suprema de Justicia de la Naci√≥n se declar√≥ competente en la causa e intim√≥ a los demandados a que presenten un plan de saneamiento de la cuenca. Al no haber respuesta, en julio de 2008, el m√°ximo tribunal dict√≥ una sentencia hist√≥rica, en la cual orden√≥ a los tres Estados a sanear el Riachuelo. El fallo, entre otros puntos, obliga a las autoridades a reubicar ¬†a las familias instaladas a la vera de la cuenca, ¬†mejorar las condiciones de vida del resto de la poblaci√≥n, detectar a las empresas contaminantes y sanear el curso de agua.

Tras un tiempo sin avances, la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar), integrada por los gobiernos nacional, bonaerense y porte√Īo, empez√≥ a cumplir con las disposiciones judiciales. Seg√ļn inform√≥ el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Naci√≥n, Juan Jos√© Mussi, ya fueron relocalizadas ‚Äúm√°s de 13 mil familias‚ÄĚ, ‚Äúm√°s de un mill√≥n de habitantes tienen agua potable y 480 mil pobladores cuentan un nuevo sistema cloacal‚ÄĚ.

En cuanto a las empresas, ‚Äúsobre un universo de 19.727 establecimientos industriales empadronados, 12.027 ya fueron fiscalizados y 332 presentaron planes de reconversi√≥n industrial para dejar de verter efluentes contaminantes, 167 fueron clausurados por no cumplir con las normas ambientales‚ÄĚ. Todas estas medidas son seguidas por las organizaciones sociales, encargadas de controlar las obras y procedimientos, que reconocen los avances, pero cuestionan la lentitud y la falta de acceso a la informaci√≥n.

Como parte del Plan de Emergencia Sanitaria, cada municipio cre√≥ centros de salud para la atenci√≥n de la poblaci√≥n de la zona y recientemente firmaron convenios para la construcci√≥n de las unidades sanitarias ambientales. ‚ÄúSe trata de centros de gesti√≥n de la vigilancia epidemiol√≥gica ambiental y de atenci√≥n de los problemas vinculados a contaminantes en el √°rea de la cuenca‚ÄĚ, explic√≥ Fernando Nunes, director de salud de Acumar.

acumar

All√≠, se centralizar√° la informaci√≥n sobre las patolog√≠as, contar√° con asistencia primaria de la salud y funcionar√° ¬†un peque√Īo laboratorio de baja complejidad que administrar√° la recepci√≥n de muestras toxicol√≥gicas, detall√≥ el funcionario. ‚ÄúEstas nuevas unidades nos permitir√°n abordar con mayor precisi√≥n y eficacia las distintas consecuencias de la contaminaci√≥n‚ÄĚ, remarc√≥ por su parte Alejandro Costa, subsecretario de Planificaci√≥n de Salud del Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

La salud del mill√≥n de ni√Īos que vive en la zona es uno de los temas que m√°s preocupa a los magistrados. Tambi√©n fue uno de los reclamos m√°s fuertes de las organizaciones sociales. Seg√ļn la Encuesta de Factores Ambientales de Riesgo para la Salud realizada a finales de 2008, ‚Äúlos problemas son de tipo estructural y altamente complejos, vinculados no s√≥lo con la alta incidencia de contaminantes en la regi√≥n, sino tambi√©n con todas aquellas situaciones emergentes de las precarias condiciones de vida en una gran parte de los habitantes de la Cuenca‚ÄĚ. El mismo informe indica que los factores ambientales que m√°s afectan a los hogares de la cuenca son la calidad del aire exterior, la disposici√≥n de residuos y el abastecimiento de agua.

La Encuesta de Nutrici√≥n, Desarrollo Psicomotor y Toxicol√≥gico realizada en 2010 a un poco m√°s de mil trescientos chicos menores de 6 a√Īos arroj√≥ se√Īales de alerta. De ese total de ni√Īos, el 34 por ciento presentaron trastornos en el desarrollo psicomotriz. Tambi√©n se hall√≥ en sus organismos sustancias como plomo (4 por ciento) ars√©nico (3.58), cromo (1.78) y mercurio (1.5) e hidrocarburos como tolueno (4 por ciento) y benceno (25 por ciento).

riachuelo-2

En la primera etapa, se construir√°n los centros de Avellaneda, Lan√ļs, Esteban Echeverr√≠a, Almirante Brown y San Vicente. El terreno ser√° cedido por cada intendencia y estar√° ubicado en √°reas de m√°ximo riesgo ambiental. Cada edificio tendr√° una superficie de de 400 metros. Una parte depender√° de Acumar y all√≠ funcionar√° el observatorio de vigilancia epidemiol√≥gica, nutricional, toxicol√≥gica y de desarrollo psicomotriz y neurocognitivo, las salas de situaci√≥n y un sal√≥n de usos m√ļltiples para capacitaci√≥n y actividades con los promotores de salud ambiental. El espacio restante ser√° de gesti√≥n municipal y tendr√° consultorios de cl√≠nica, pediatr√≠a, ginecolog√≠a, ecograf√≠a y vacunatorio.

Luis Garc√≠a, secretario de Salud de Lan√ļs, remarc√≥ la importancia del proyecto a fin de cumplir con lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia y se√Īal√≥ que la unidad ‚Äúfuncionara en coordinaci√≥n con hospitales y centros de salud‚ÄĚ. Consultado sobre si el municipio cuenta con un registro de enfermedades generadas por la contaminaci√≥n, el funcionario inform√≥ que de un testeo realizado el a√Īo pasado a mil personas, entre ellos 52 ni√Īos menores de 6 a√Īos, los resultados fueron positivos. ‚ÄúHubo algunos casos de dificultades de desarrollo psicomotriz, pero luego se descart√≥ que tuvieran que ver con la contaminaci√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥.

En Almirante Brown, la unidad sanitaria ambiental funcionar√° en el barrio La Cumbre, en la localidad de Burzaco. ‚ÄúNo hay un n√ļmero cerrado sobre la cantidad de familias afectadas por la contaminaci√≥n, pero hay un conjunto de patolog√≠as que se detectan en forma recurrente y tiene que ver con la cuesti√≥n ambiental, la falta de infraestructura en redes de agua y cloacas y los basurales‚ÄĚ, explic√≥¬† M√°ximo Lanzzeta, responsable de la Agencia de Pol√≠tica Ambiental del distrito. El plan tambi√©n establece la ampliaci√≥n de dos unidades en el partido de La Matanza y de una del partido de Mor√≥n.