miércoles 22 de mayo de 2019
Ambiente – Fundación Metropolitana

AMBIENTE

Promovemos proyectos vinculados al ambiente, en particular los planes GIRSU y la Economía Circular, con la convicción que constituyen ejes clave para la sostenibilidad y sustentabilidad de una visión que armonice el desarrollo humano y el cuidado del hábitat.
En marzo de 2005 trabajamos articulando las demandas y consultas de la sociedad civil a los Ministros de Salud y Ambiente de los estados miembros de la OEA. Las demandas y consultas se plantearon en torno a tres ejes: el manejo de los recursos hídricos, la gestión segura de químicos, y el ambiente y la salud en la niñez.
Este canal de participación fue abierto en el marco de la Reunión de los Ministros de Salud y Ambiente de las Américas (MiSAmA) que ese año se realizó en Mar Del Plata a mediados de junio. Para esto desarrollamos un programa de consulta que contó asimismo con el patrocinio del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional (IDRC-Canadá).
En base a los tres temas a trabajar se realizaron 6 preguntas, preparadas por el Grupo de Trabajo MiSAmA, que fueron respondidas por distintos actores: Organizaciones de la Sociedad Civil, academia, consejos profesionales, uniones de trabajadores, empresa, industria y otras.
Con los elementos reunidos en el proceso, se confeccionó un documento que expresa las recomendaciones de la Sociedad Civil en relación a los tres temas priorizados para la reunión de Ministros de Salud y Ambiente de las Américas.

 

Entre el 2004 y el 2008 junto con PROAM (Instituto Brasileño de Protección Ambiental) coordinamos el PMS (Programa Metrópolis Saludables) basado en un proceso de construcción colectiva en el que también participaron  la Legislatura y, el Gobierno de la CABA, el gobierno de la PBA, y la Organización Panamericana de la Salud de Brasil.
El PMS es un proyecto político que reivindica, defiende e impone democráticamente nuevas formas de uso y aprovechamiento del bien público “salud y ambiente”. Propone que las perspectivas de salud ambiental sólo se darán con políticas de mediano y largo plazo, logradas con un reclamo social de calidad, que represente el permanente elemento de participación y control de la sociedad.
Entre el año 2004 y 2006 participamos en el desarrollo de una amplia discusión con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, incluyendo la exposición de más de 150 especialistas, con el objetivo de establecer los Términos de Referencia para las Metrópolis consideradas Saludables.
En 2006 organizamos junto con el PROAM la II Conferencia Internacional Metrópolis Saludables, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. En ambos eventos participaron reconocidos expertos y funcionarios de alto nivel de Argentina, Brasil, México y Perú.
A partir de este proceso de construcción colectiva, realizamos en 2008 junto al PROAM, los Términos de Referencia del Programa Metrópolis Saludables, un documento donde identificamos un nuevo paradigma de gestión política y estratégica para los conglomerados urbanos teniendo en cuenta las perspectivas de salud y ambiente que se trabajaron en los encuentros realizados.
Durante todo el proceso, trabajamos con la Comisión de Ecología de la legislatura de la CABA, la Secretaría de Producción, Turismo y Desarrollo Sustentable del Gobierno de la CABA, la Secretaría de Política Ambiental del Gobierno de la PBA, la Asociación Cultural Teutona-Brasilera y la Organización Panamericana de la Salud de Brasil.

Junto con el Programa Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI) del Ministerio del Interior y Transporte de la Nación y con el aporte del préstamo BID 2499 – OC/AR, desarrollamos, en el año 2014, acciones y obras complementarias en Tucumán con el objetivo de mejorar la gestión de los residuos sólidos urbanos, especialmente la del Consorcio Público Metropolitano de RSU (CPM).
A partir de un análisis y diagnóstico del estado de situación de la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) en la provincia de Tucumán, con especial atención en lo que respecta al Consorcio Público Metropolitano de Residuos Sólidos Urbanos (CPM), definimos una serie de acciones y obras para mejorar la gestión.
Para ello fortalecimos, a través de la articulación y coordinación de un conjunto de acciones transformadoras:

  • Incorporación de equipamiento que maximice el volumen de carga de los equipos e transferencia.

  • Optimización de la planta de disposición final de los RSU mediante el tratamiento de los líquidos lixiviados.

  • Mejora de la calidad institucional a través de la implementación de un sistema informático integrador de actividades de administración y gestión.
  • Incorporación de infraestructura y equipamiento para la clasificación y recuperación de residuos.