ACUMAR: Nuevos desaf铆os

maximo lanzetta 01POR MAXIMO LANZETTA, FUNDACI脫N METROPOLITANA –聽El saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo entra decididamente en una nueva etapa, marcada por tres hechos significativos. El primero, a fin de a帽o el Juez Federal Jorge Rodr铆guez, a cargo de la ejecuci贸n de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Naci贸n, dispuso que la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR) elabore una nueva edici贸n del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA), esto es, una revisi贸n del mismo. El segundo hecho es la nueva composici贸n de Consejo Directivo de la ACUMAR, se trata de un ente tripartito, compuesto por representantes del gobierno nacional (50 %) del gobierno de la Provincia de Buenos Aires (25 %) y de la Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires (25 %), por primera vez, todos ellos responden a gobiernos del mismo signo pol铆tico, la coalici贸n Cambiemos. El tercer factor es que la ACUMAR ha regresado a depender institucionalmente de la cartera ambiental nacional, ahora devenida en ministerio, vale decir, el titular de la ACUMAR es ministro, y por lo tanto miembro del gabinete nacional.

La revisi贸n del PISA es hoy una manda judicial, y resulta una excelente oportunidad para reformular el plan, cuyo origen estuvo tensionado por tiempos judiciales cortos y apuros en las presentaciones, que hicieron que muchas veces los procesos de consulta a las jurisdicciones no tuvieran la discusi贸n necesaria;聽 y que la participaci贸n de los municipios y聽 los actores comunitarios, acad茅micos y econ贸micos fuera escasa o nula. Un plan realista, es un plan que debe abrir los o铆dos a todas las voces, y tiene que poder plasmar los grandes acuerdos para alcanzar los objetivos; al mismo tiempo debe dejar planteados los puntos de disenso sobre los cuales los directivos de ACUMAR tendr谩n que tomar alguna decisi贸n.

El PISA tiene una gran cantidad de temas, algunos de los cuales necesitan una activaci贸n m谩s eficaz, como es el caso de la relocalizaci贸n de las familias en riesgo ambiental, cuyo proceso se viene concretando con lentitud, siendo clave la articulaci贸n en la Naci贸n (financia las viviendas), la Provincia de Buenos Aires (debe proveer las tierras) y los municipios y la CABA (construyen las viviendas y realizan el acompa帽amiento social de la poblaci贸n). El control industrial y los niveles de calidad ambiental tuvieron un avance en estos a帽os, pero lo realizado no ha sido suficiente. Es importante esta oportunidad para no ver s贸lo lo que se debe mejorar de los sistemas de control, sino fundamentalmente la necesaria apuesta a un sistema de gesti贸n del territorio que permita planificar los nuevos espacios industriales que se est谩n generando en la cuenca media y alta, favorecidos, entre otras cosas, por la mejora de la conectividad de la ruta 6; en todos ellos sigue pendiente la adecuada articulaci贸n entre los organismos provinciales que otorgan permisos: OPDS para certificados ambientales, ADA para permisos de vuelcos l铆quidos, y la ACUMAR que realiza controles y solicita adecuaciones.

Los residuos son un gran tema que pone en tensi贸n la din谩mica de gesti贸n de la cuenca con la din谩mica metropolitana de gesti贸n de los RSU. Aqu铆 el mapa es heterog茅neo, como heterog茅nea es la trama urbana en la cuenca; el problema de los basurales est谩 atado la calidad de la infraestructura vial (m谩s deficiente en el periurbano de la cuenca media) y a los presupuestos municipales para abordar la gesti贸n de los RSU, el volumen de estos presupuestos est谩n linealmente asociados al nivel socioecon贸mico de la poblaci贸n de los municipios. Vale decir, los municipios pobres tienen sistemas de gesti贸n de RSU m谩s pobres, sin una intervenci贸n externa que los fortalezca, la tendencia simplemente se mantendr谩, y lo que es peor a煤n, ser谩n culpabilizados por no poder cumplir con los objetivos del fallo. En materia de reciclado, la ACUMAR ha realizado en estos a帽os una apuesta interesante en inversi贸n de plantas de separaci贸n de RSU, no obstante a nivel nacional sigue ausente la ley de envases, una herramienta fundamental para contribuir al sostenimiento financiero de las pol铆ticas de reciclado; sin ello, el costo del reciclado recaer谩 sobre los municipios, los mismos que en algunos casos tienen problema para sostener la cobertura. Otro de los temas importantes es el saneamiento b谩sico, la empresa AySA avanza con su plan, y este ha sido tambi茅n un tema relevante, no obstante, la expansi贸n horizontal de la mancha urbana metropolitana, los nuevos asentamientos en las zonas periurbanas nos deben llevar a la pregunta acerca de su inclusi贸n en el Plan Maestro, acaso un nuevo PISA signifique alguna revisi贸n del Plan Maestro.

Los cambios pol铆ticos auguran un escenario monocolor en varios organismos interjurisdiccionales, entre ellos la ACUMAR, y otro organismo relevante en materia de residuos como el CEAMSE. Este hecho ha sido destacado por varios analistas como una oportunidad para poder llevar adelante pol铆ticas que requieren grandes acuerdos. Acaso su fortaleza devela la debilidad que a煤n tiene el sistema pol铆tico argentino, que ha demostrado baja capacidad de llegar a acuerdos en escenarios de diversidad pol铆tica institucional. Esta es sin dudas una oportunidad, pero la falta de adversario pol铆tico externo, fabrica r谩pidamente los internos, por lo que es muy posible que las tensiones tengan un primer foco en las internas de la coalici贸n Cambiemos al interior de la ACUMAR, las demoras en la definici贸n de las autoridades ya han adelantado algo de esto.

Un segundo foco de tensi贸n puede darse en el Consejo Municipal, que si bien tiene un rol meramente consultivo, el hecho de que muchas pol铆ticas de la ACUMAR est茅n descentralizadas en las comunas, les ha ido dando un rol relevante, no tanto en la decisi贸n de las pol铆ticas pero si en la eficacia de la implementaci贸n de las mismas. Cabe recordar que 11 de los 14 municipios que integran la cuenca est谩n gobernados por intendentes que accedieron al cargo recientemente con la boleta del Frente para la Victoria, y los restantes 3 lo hicieron por Cambiemos. Mientras que el Consejo Directivo parece destinado a digerir los temas internos de la coalici贸n gobernante, en la relaci贸n con los intendentes se jugar谩 gran parte de la relaci贸n con la oposici贸n. La oportunidad que significa la homogeneidad pol铆tica del Consejo Directivo para acordar pol铆ticas, no debe dejarnos de observar la necesidad de acuerdos elementales con los intendentes para alcanzar eficazmente los objetivos. El mapa institucional se completa con las ONG麓s, organizaciones barriales, acad茅micas, sindicales y empresarias, para las que a煤n est谩 pendiente un funcionamiento org谩nico, sistem谩tico y din谩mico de su espacio organizacional, hoy colocado en la 鈥淐omisi贸n de Participaci贸n Social鈥.

Por 煤ltimo, la creaci贸n del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, con Sergio Bergman como titular, constituye un hecho significativo, en primer lugar porque es el m谩ximo nivel institucional de un organismo nacional, y en segundo lugar porque es la primera vez que lo alcanza. Esto es una oportunidad, pero no una fatalidad; vale decir, lo que es sin dudas una mejora 聽institucional de la cartera ambiental, no significa que necesariamente vendr谩n atr谩s una cataratas de 茅xitos, esta lectura resulta un tanto ingenua. Pero la equiparaci贸n del rango institucional con otras carteras relevantes en lo ambiental, generan mejores condiciones pol铆ticas para discutir los temas de infraestructura b谩sica, movilidad, producci贸n, salud, educaci贸n, ordenamiento territorial, etc. Atento que la ACUMAR ha regresado a este ministerio, su titular es al mismo tiempo titular de la ACUMAR; por lo tanto el proceso de reformulaci贸n del PISA encuentra otro punto de fortaleza para apalancar procesos y decisiones de otros ministerios y organismos nacionales que tienen incidencia directa en el proceso de saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo. Cabe tambi茅n se帽alar que su presidente, encuentra en la ACUMAR un organismo desarrollado, con un staff t茅cnico consolidado.

Los tres hechos que analizamos, sin duda despiertan un prudente optimismo, las nuevas condiciones han generado un escenario interesante para poder dar un salto cuali y cuantitativo para avanzar de manera eficaz en el proceso de saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo. No se trata de comenzar de nuevo, sino de avanzar sobre lo transitado, que no ha sido poco. El aprovechamiento de estas condiciones va a depender de todos los actores, aunque claro est谩, la mayor responsabilidad recaer谩 en la conducci贸n pol铆tica de las nuevas autoridades de la ACUMAR.