Una mirada cr铆tica sobre los dispositivos de gesti贸n metropolitana CEAMSE y ACUMAR

MC+CH+AREn el marco del XI Foro Metropolitano se present贸 un panel de discusi贸n sobre CEAMSE y ACUMAR con el objetivo de analizar el funcionamiento de estos dispositivos de gesti贸n ambiental metropolitana a partir de una mirada cr铆tica y con el objetivo de mejorar su desempe帽o. En el panel participaron Alejandro Rossi (ex director ejecutivo de ACUMAR) y Carlos Hurst (ex presidente de CEAMSE).

El CEAMSE es una Sociedad del Estado inter jurisdiccional compuesta por la Provincia de Buenos Aires (50%) y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires (50%). Fue creada por convenio en 1977 y tiene como objeto la disposici贸n final de los residuos mediante la articulaci贸n de recursos, conocimiento, experiencia profesional, y en pos de asegurar el saneamiento y la mejora continua de la calidad ambiental de los 33 municipios que la conforman, la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires (14,5 millones de habitantes). El financiamiento de este organismo se compone del aporte de los socios y las tarifas por el tratamiento de RSU.

La Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), es un ente de derecho p煤blico inter jurisdiccional en el 谩mbito de la Secretar铆a de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Jefatura de Gabinete de Ministros, creada en el 2006 mediante Ley n掳 26.168. Tiene facultades de regulaci贸n, control y fomento respecto de las actividades industriales, la prestaci贸n de servicios p煤blicos y cualquier otra actividad de incidencia ambiental en la Cuenca. Su objetivo principal es recuperar la Cuenca Matanza 鈥 Riachuelo, y su alcance es de 8 millones de personas y una superficie de 2.338 Km2. Est谩 compuesto por 8 integrantes: el titular de la Secretar铆a de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Jefatura de Gabinete de Ministros (Presidente de la ACUMAR), tres representantes del Poder Ejecutivo Nacional, dos representantes de la Provincia de Buenos Aires, dos representantes de la Ciudad de Buenos Aires y el Consejo Municipal integrado por representantes de cada Municipio de las 14 jurisdicciones comprendidas.

El panel fue moderado por Marcelo Corti de la Fundaci贸n Metropolitana, quien luego de describir 聽la institucionalidad de estos dispositivos de gesti贸n, inst贸 a los expositores a dialogar sobre c贸mo se conforman, cuales son las caracter铆sticas y c贸mo se conforma algo tan complejo en materia econ贸mica y pol铆tica (ver presentaci贸n de Marcelo Corti).

ROSSI + HURSTAlejandro Rossi, ex director ejecutivo de ACUMAR tom贸 la palabra para referirse a la creaci贸n de la identidad de la Cuenca de la Matanza estuvo basada en la concordia: 鈥淓n el origen de la creaci贸n de ACUMAR hay un acuerdo tripartito entre la Naci贸n, la Provincia de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires. Esa concordia fue la que hizo posible que se juntaran todas las presentaciones y que en menos de un mes se aprobara el proyecto de ACUMAR. Esa concordia inclusive sirvi贸 de base para dar un poco de viento a favor, para lanzar la primera generaci贸n de normas鈥. Continu贸 diciendo 鈥淟a concordia es algo que est谩 en el origen de un dispositivo institucional y que de alguna forma altera las leyes de gravedad dentro de un sistema jurisdiccional determinado porque hay necesidades que exceden el 谩mbito puramente local. Es importante que frente a estas oscilaciones de la concordia se logre que el sistema institucional sea lo suficientemente s贸lido para seguir formando un andarivel de decisiones y llegar a la concordia como instancia ulterior鈥.聽聽聽聽聽聽聽聽

Rossi continu贸 explicando que las fricciones pol铆ticas que impiden la concordia en el caso del ACUMAR fueron mitigadas a partir de mesas de trabajo abiertas con los representantes de la Naci贸n, de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires para desarrollar las normativas que iban a tenerse en cuenta en adelante. Y que en primera instancia, no se tuvieron en cuenta a los Municipios ya que para ellos se tuvo previsto un rol distinto dentro del funcionamiento de ACUMAR.

Carlos Hurst manifest贸 que dentro del CEAMSE, al contrario que en ACUMAR, no hay concordia de ning煤n tipo, ya que este organismo se cre贸 en el marco de la dictadura militar, y explic贸 鈥渘o es producto de un acuerdo, sino de una decisi贸n pol铆tica que buscaba una soluci贸n a un problema grav铆simo donde los municipios tuvieron la obligaci贸n de participar. En democracia, el CEAMSE contin煤a pero con una caracter铆stica, es una sociedad del Estado (an贸nima) que no se rige por las leyes de la administraci贸n p煤blica sino bajo las normas de una empresa privada鈥.

Hurst continu贸 diciendo que la complejidad en la toma de decisiones se debe a que si bien se trata de una Sociedad del Estado en donde las dos jurisdicciones, la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia, tienen un 50% cada una. La Ciudad, por tener una cultura de mayor participaci贸n en la empresa, act煤a m谩s como cliente que como socia. Esto, explic贸 el ex presidente del CEAMSE se debe principalmente a que la Provincia no tiene residuos propios ya que pertenecen a los municipios, y agreg贸 que en la pr谩ctica el CEAMSE es un instrumento de una pol铆tica p煤blica, y que quienes deber铆an definir la pol铆tica p煤blica de esa empresa no tienen el poder de decidir por su cuenta, si no que tienen que acordar entre los dos, producto no de la concordia, sino de la crisis.

HURSTHurst asegur贸 鈥nadie asume que CEAMSE est谩 en una situaci贸n grave. Se sigue tirando el problema hacia adelante generando una gran hipoteca para el futuro. Lo m谩s importante para decidir, es tener voluntad de decidir, ning煤n organigrama institucional te garantiza buenas decisiones o una gesti贸n eficiente. Ac谩 tenemos que ir siempre a la decisi贸n, voluntad y capacidad del hombre, o la mujer, o el equipo que est茅n a cargo para tomar decisiones鈥.

En el panel se abord贸 la planificaci贸n en los dispositivos de gesti贸n metropolitana. Al respecto Rossi manifest贸 que la toma de decisiones tiene varias variables que considerar: la participaci贸n de un grupo t茅cnico y un grupo pol铆tico como insumo principal, pero tambi茅n distintas instancias participativas externas, como los Consejos Acad茅micos, herramientas muy importantes en todos los procesos de planificaci贸n, ya que son de utilidad para generar acuerdos, legitimar las decisiones, y actuar como caja de resonancia. El ex director ejecutivo de ACMUAR se帽alo la importancia de que las instituciones ya creadas vayan formando parte de las decisiones, porque si los debates no se dan dentro de esas instituciones, terminan ocurriendo fuera de ellas y las desbordan.

Nuevamente Rossi resalt贸 que 鈥渓a concordia en el ejercicio es algo muy exigido y complejo. Y lo que vemos es que a la hora de implementar las decisiones, es que esa concordia muchas veces ha brillado por su ausencia. En ese momento el sistema institucional se pone a prueba. Pero no tiene por qu茅 existir siempre el acuerdo. Siempre en una cierta medida va a haber discrepancia y concordancias, la suma de todo es la concordia. Cuando el sistema institucional no logra la concordia final, hay que preocuparse. Para lograr la planificaci贸n y los acuerdos de este plan Integral o macro plan de la Cuenca Matanza-Riachuelo, es necesario que haya debate y acuerdo entre los involucrados. La idea es que cada una de estas comisiones trabaje de manera aceitada, ya que si no es as铆, se corre el peligro de que el proyecto se transforme s贸lo en un escrito en papel para cumplir y burocr谩tico鈥.

Por su parte, Carlos Hurst destac贸 la importancia de la participaci贸n ciudadana, de informar a los vecinos sobre las pol铆ticas y el funcionamiento del CEAMSE. Seg煤n 茅l, una gran 聽soluci贸n se aportar铆a a partir de la involucraci贸n del Gobierno Nacional para atenuar los conflictos y la falta de acuerdos entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. La necesidad de acuerdo, para Hurst, deber铆a estar entre los temas que son estrat茅gicos en las relaciones de inter jurisdicciones.

En otro momento, el debate fue dirigido hacia las asignaturas pendientes de ambos organismos para un mejor funcionamiento, y Alejandro Rossi resalt贸 por un lado la profundizaci贸n de la participaci贸n a los efectos de generar debates endog谩micos con entidades o espacios cercanos. Y lograr una m9Aec谩nica de incentivos en base a normas claras y que se cumplan, y que sean capaces de definir los objetivos y los par谩metros de desarrollo. En cambio para Carlos Hurst, la asignatura pendiente del CEAMSE es que las decisiones efectivamente sean tomadas.

Finaliz贸 su exposici贸n el ex director ejecutivo de ACUMAR, diciendo que 鈥渕ientras no se determine un camino a seguir con un cierto plazo de tiempo que se les de a las industrias para reconvertirse y bajo un r贸tulo amigable, todo va a seguir terminando en un juego de suma cero en el cual al final del聽camino queda s贸lo el pol铆tico teniendo que tomar una decisi贸n que la ve para s铆 mismo como suicida. Una verdadera reconversi贸n es una serie de modificaciones en los procesos industriales, y eventualmente en la localizaci贸n de industrias, que al final del camino genera un beneficio tangible para el ambiente y para la sociedad. Tenemos que poder desde la administraci贸n, cuando corresponda, dar soluciones para que ese camino sea m谩s o menos entendible para todos los actores, y luego s铆, que se cumpla a rajatabla y quien tengan que ir a la c谩rcel, que vaya鈥.

Alejandro Rossi fue el primer secretario general de ACUMAR. Abogado, diplomado en derechos humanos, es fundador y director ejecutivo del think tank ECOJURE. Adem谩s se desempe帽a como Asesor Regional para Medio Ambiente de la Organizaci贸n de Naciones Unidas.

Carlos Hurst fue presidente de CEAMSE de 2003 a 2007. Anteriormente fue concejal de San Isidro en tres oportunidades. Tambi茅n se desempe帽贸 como director del Grupo Bapro y Director Provincial de Tierras y Urbanismo.