Cooperación internacional en los municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires

Por Lucía Pereyra – La cooperación internacional descentralizada de los municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires es una forma de articulación de políticas públicas que sale de la clásica visión Estado – Estado. En ese marco, se generan proyectos entre los municipios y otras ciudades internacionales, o entidades multilaterales, fomentando el desarrollo tecnológico, educacional y el intercambio comercial y cultural.

La cooperación internacional descentralizada surge en los años 80 como consecuencia del cuestionamiento de la rígida centralidad del Estado, que excluía a organizaciones de la sociedad civil y a otros actores. Es un nuevo enfoque que parte de la descentralización de iniciativas, la incorporación de diversos actores, donde se promueve la cooperación entre instituciones locales, gobiernos regionales y municipales de distintos países.

En este marco, los municipios del AMBA comenzaron a incorporar en su gestión estrategias de cooperación internacional. Municipios como Morón, Lanús y La Matanza llevaron a cabo destacadas iniciativas de este tipo.

Morón – Room The River

El 12 de julio de 2019, la Municipalidad de Morón comenzó a llevar a cabo el proyecto “Room The River”, en conjunto con la ciudad de Ámsterdam. La iniciativa, financiada por los Países Bajos, tenía como objetivo la limpieza del Arroyo Morón. Ámsterdam tiene la experiencia de haber limpiado los canales de su ciudad.

Para la segunda mitad de 2019 se plantearon 20 proyectos. Entre ellos estaban: la creación de un espacio donde los vecinos puedan disfrutar la costanera, la construcción de un ecoparque y de una autopista junto al arroyo para derivar el tránsito pesado, la aplicación de un plan para preservar los humedales, la reubicación de familias con bajos recursos que viven alrededor del arroyo, la creación de un nuevo centro ferroviario para conectar Haedo con Retiro, y la inspección a industrias que puedan ser potenciales contaminadoras. En total, los proyectos podrían costar US$ 500 millones y se apeló al Banco Interamericano de Desarrollo, siendo favorables las condiciones, ya que el gobierno de Holanda funcionaba como mediador y ente de financiamiento.

Una vez aprobado el proyecto, como primera medida se comenzó con el saneamiento de la Cuenca del Río Reconquista y se realizaron las primeras inspecciones en industrias.

Actualmente, el Gobierno de Morón desarrolla tareas de saneamiento en distintos puntos del Arroyo Morón. Además, se están realizando limpiezas de canales a cielo abierto en El Palomar con el objetivo de evitar anegamientos en calles cercanas al Arroyo. Además, Morón junto al Gobierno de Hurlingham realizan tareas de limpieza, desmalezado, acondicionamiento de banquinas y la instalación de 250 nuevas luminarias leds en la ruta 4.

En caso de obtener resultados positivos en este proyecto, el caso puede convertirse en un modelo para la limpieza de aguas contaminadas en Argentina.

En el proyecto participaron, el Gobierno de los Países Bajos (como fuente de financiamiento), el Gobierno de Morón, organizaciones argentinas de la sociedad civil,  la Municipalidad de Hurlingham, AySA, CEAMSE, OPDS y World Waternet.

CEAMSE contribuyó al proyecto brindando equipamiento y nuevas tecnologías de saneamiento, limpieza, tecnología, cuidado ambiental y promoviendo el desarrollo sustentable.  El OPDS funcionó como autoridad coordinadora y verificadora de las acciones que se llevaron a cabo durante la limpieza del Arroyo Morón. World Waternet, una empresa holandesa que se dedicó a colaborar en la limpieza de los canales de Ámsterdam, colaboró con AYSA para adaptar las soluciones a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Municipalidad de Hurlingham formó parte de los convenios con el gobierno holandés y la Municipalidad de Morón, siendo que algunas comunidades pertenecientes al municipio de Hurlingham, habitan próximas al Arroyo.

Lanús

Lanús realizó varios proyectos de cooperación internacional. Uno de ellos fue la firma de tres memorándum de entendimiento firmados el 23 de agosto de 2019 con la ciudad china de Changzhou. Desde el 2018, se establecieron relaciones de hermandad entre la ciudad de Lanús (representada por Néstor Grindetti) y la ciudad de Changzhou (representada por Jiang Pengju, Vice-director del Departamento de la Tecnología del Gobierno Municipal de Changzhou).

Durante la negociación del convenio, una comitiva de la ciudad china visitó el Polo Educativo de Villa Jardín y algunas empresas nacionales, desembocando en el Museo de Arte Contemporáneo del Sur, donde se llevó a cabo una reunión oficial, junto con las Secretarías de Cultura y Educación, Desarrollo Humano, Desarrollo Urbano, la Jefatura de Gabinete, la Subsecretaría de la Producción, la Unidad de Coordinación Plan Estratégico 2030 y diversos representantes del Honorable Concejo Deliberante del municipio.

Las empresas locales visitadas fueron Fonseca e Inductor Ingeniería S.A, generando un vínculo entre éstas y miembros de los sectores tecnológicos de producción de la ciudad de Changzhou, con fin de generar cooperación comercial e intercambio tecnológico.

El convenio de cooperación firmado abarca tres áreas: Innovación y tecnología, Cultura y Deportes. Con respecto a la primera, se proyecta la visión 2030 del municipio de Lanús, teniendo como objetivo principal el desarrollo tecnológico del municipio y el intercambio de conocimientos en lo que concierne a los alimentos, productos agroindustriales, energías renovables y el desarrollo sustentable, temáticas estratégicas del municipio. En relación a la Cultura, se promueve el intercambio de experiencias y conocimientos por parte de expertos en materia de los sistemas educativos, la ciencia y la tecnología. Por último, se considera importante realizar proyectos de deporte de manera conjunta y el intercambio de experiencias en educación física, la cooperación deportiva y sistemas educativos del deporte.

¿Por qué es importante la experiencia ciudad de Changzhou para Lanús? La ciudad-prefectura tiene un amplio desarrollo tecnológico, está avanzadamente industrializada y tiene varios centros de investigación tecnológica y científica. Lanús, habiendo presentado en julio de 2019 “Visión 2030”, un plan estratégico orientado al desarrollo sostenible con innovación tecnológica y científica, tiene una oportunidad única al intercambiar experiencias y saberes con una de las ciudades más desarrolladas de China, modelo a seguir de muchas ciudades del mundo.

La Matanza

Desde el 2003 al 2005, la Municipalidad de la Matanza se ejecutó un proyecto de cooperación con la Fundación AVSI. La Fundación AVSI (People For Development) es una organización sin fines de lucro italiana creada en 1972, cuyo accionar se orienta a la cooperación entre países a través de proyectos, con el objetivo de hacer foco en el mejoramiento de la educación, las condiciones sanitarias y alimentarias de poblaciones vulnerables.

La Fundación AVSI fue nexo entre el gobierno italiano y el argentino, el ACDI (Asociación Cultural para el Desarrollo Integral) y la Obra del Padre Mario Pantaleo. La fuente de financiamiento fue el Ministerio de Asuntos exteriores de Italia, aportando € 574.000 de los € 832-702 del total del proyecto.

El objeto de este proyecto de cooperación junto con la ayuda financiera mencionada, fue contribuir a la reducción de la pobreza en González Catán, una localidad de bajos recursos del Partido de La Matanza. La iniciativa surge como consecuencia del agravamiento económico de sectores vulnerables dada por la crisis del 2001, proceso que aceleró la emergencia social. Se actuó a partir de un conjunto de acciones orientadas a la prevención, asistencia socio-familiar, capacitación laboral para inserción favorable en el mercado y educación para niños y jóvenes.

Se llevaron a cabo numerosos programas para ayudar niños y a adolescentes a vivir en un ambiente familiar más saludable y a lograr su permanencia en el sistema educativo. A pesar de que el accionar fue tomado debido a una emergencia por condiciones desfavorables de los habitantes, el proyecto está orientado a la sostenibilidad en el tiempo, para que las personas puedan autoconstruirse e insertarse en la sociedad. La última fase del proyecto se llevó a cabo en el 2005, poniendo énfasis en la continuidad de las acciones más allá de los límites iniciales.

La importancia de la cooperación internacional

A modo de conclusión, la cooperación internacional es una herramienta fundamental a nivel local para fomentar el desarrollo, ya que impulsa a los gobiernos regionales y locales a posicionarse e integrarse en una región. Asimismo, se incentivan intercambios a nivel económico y social, por lo que se pueden entablar proyectos en conjunto para beneficiar a las comunidades que habitan en sus territorios, representando sus necesidades y dando a conocer sus intereses.

La participación en redes de ciudades configura un espacio de cooperación y trabajo horizontal que permite compartir experiencias, acceder a recursos técnicos y financieros, a información y capacitación. En muchos casos, el conocer experiencias globales exitosas funciona como ayuda para resolver problemas propios. Otros beneficios derivados de las redes de ciudades refieren a la posibilidad de generar economías de escala, valor agregado o desarrollo de infraestructuras.

 Las instancias de cooperación internacional no requieren únicamente un papel presente del Estado nacional, sino que los municipios y las áreas metropolitanas pueden conectarse para contribuir a su desarrollo. Esto ocurre en La Matanza, que es miembro de Mercociudades al igual que Lanús, siendo que ambos entablaron una cooperación con el gobierno italiano y chino respectivamente. Otra iniciativa admirable es la de la limpieza del Arroyo Morón, que contó con la colaboración de empresas holandesas, el área metropolitana de Ámsterdam y el municipio de Hurlingham, con el objetivo de llevar a cabo un proyecto para mejorar el ambiente.