De Montmollin: “Estamos trabajando para lanzar la licitación de la ingeniería de la línea F”

Eduardo De MontmollinEs licenciado en Sistemas de la Universidad C.A.E.C.E. Realizó un máster en Dirección de Empresas en la Universidad Austral. Cuenta con más de 30 años de experiencia en liderazgo de grandes equipos de trabajo y en la aplicación de nuevas tecnologías. Desde el 30 de enero de 2017,  Eduardo de Montmollin asumió como presidente de SBASE para seguir mejorando la movilidad y la calidad de vida de los vecinos de la CABA.

IDM: Cuáles fueron los principales ejes de trabajo desde tu asunción como Presidente?

Eduardo De Montmollin: Los desafíos que tenía la compañía al momento de asumir como Presidente eran múltiples y en distintos ejes, pero se podrían resumir en tres (sin que el orden implique importancia):

–     Cumplir con los objetivos de servicio expresados en frecuencia en horario pico y porcentaje de formaciones con aire acondicionado para cada línea

–     Cumplir con el plan de obras de SBASE, teniendo como hitos más salientes la inauguración de las estaciones Facultad de Derecho en la Línea H (realizada el 17/5/18) y Correo Central, Catalinas y Retiro de la Línea E (a realizarse a fines de mayo de este año).

–     Licitar la operación del servicio, consiguiendo la participación de  jugadores de primer nivel mundial. 

IDM: En la gestión, ¿existen instancias de coordinación con la Secretaria de Transporte de la CABA? 

EDM: Todos los proyectos que hacemos en el subte se inscriben y acompañan los planes del Gobierno de la Ciudad y de la Nación para ofrecer un transporte público de calidad. 

SBASE depende del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, por lo que nuestra relación es permanente. Consideramos que la única forma de ofrecer una solución real a los millones de personas que circulan por la ciudad es pensando al transporte público como una red, y por eso el desarrollo y la priorización de nuestros proyectos se erigen en ese sentido. 

IDM: ¿Cuáles son las problemáticas más urgentes a solucionar desde SBASE?

EDM: Cuando la Ciudad se hizo cargo del subte en 2013, recibió una red prácticamente deteriorada: funcionaba con la flota más antigua de Hispanoamérica, sin mantenimiento ni aire acondicionado; con filtraciones en las estaciones; sin tecnología; y se hizo una inversión enorme que permitió mejorar la calidad del servicio e incrementar la cantidad de pasajeros que lo utilizan.

En ese sentido, se realizó la mayor compra de material rodante de la historia: se compraron 401 coches con aire acondicionado. Actualmente, hay 407 coches con AA en servicio, lo que representa un 63% del total de la red.

La incorporación de nuevas unidades se realizó de la mano de obras de infraestructura fundamentales –como las de potencia y señales-, y dio como resultado que hoy 5 de las 6 líneas tengan una frecuencia promedio de 3 minutos los días hábiles en hora pico. La Línea E alcanzará un intervalo de 3:30 en diciembre de este año.

Estas mejoras son percibidas por los vecinos y cada vez son más lo que eligen el subte como medio de transporte: de 940 mil usuarios en 2012, pasamos a 1.400.000 en 2018.

Por supuesto que hay muchas áreas en las cuales seguir trabajando. El próximo gran desafío es la construcción de una línea nueva, la F, que va a conectar el barrio de Barracas con Palermo. Actualmente, estamos trabajando para lanzar la licitación del desarrollo de la ingeniería de la línea.

IDM: ¿En qué estado se encuentra la licitación para el nuevo concesionario del Subte?

EDM: Actualmente, estamos en proceso de análisis de las ofertas. SBASE envió consultas a los oferentes con el objetivo de lograr aclaraciones fundamentalmente desde el punto de vista técnico, pero también económico y legal.

El pasado 11 de marzo se recibieron las respuestas de parte de los tres consorcios. Las carpetas tienen más de 600 hojas cada una, con lo cual está demandando un tiempo considerable su análisis.

Paralelamente, la Universidad Nacional de San Martín y Transports Metropolitans de Barcelona están trabajando en informes técnicos no vinculantes, que hasta el momento no han sido presentados pues aguardan terminar de revisar las respuestas aclaratorias por parte de las empresas ya que estas podrían modificar eventualmente la puntuación.

El nuevo operador se hará cargo del servicio antes de fin de año.

IDM: Se anunció para fines de Mayo la apertura de dos nuevas estaciones de la línea E ¿Cómo vienen estas obras?

EDM: Las obras de extensión de la Línea E vienen a buen ritmo y las tres nuevas estaciones –Correo Central, Catalinas y Retiro- se inaugurarán a fines de mayo.

Ya se realizó la instalación de vías y aparatos de vías, el tendido de la catenaria, el sistema de comunicación, se instalaron 9 ascensores y 25 escaleras mecánicas, y finalizó la instalación de la cartelería. Actualmente estamos realizando las pruebas con los coches para liberar el sistema de señales, finalizando las obras de potencia, los locales comerciales, y terminando los equipamientos necesarios para tener operativas las estaciones.

IDM: ¿La línea F está proyectada?

EDM: Estamos trabajando en el proyecto y próximamente lanzaremos la licitación para el desarrollo de la ingeniería. Esta línea, que unirá Barracas con Palermo, tendrá un rol central en la conectividad e intermodalidad de los viajes en la ciudad, ya que 8 de las 13 estaciones serán estaciones de combinación y 2 centros de trasbordo intermodal en Constitución y Palermo.

De acuerdo a la ley vigente, la construcción de la línea incluye un total de 13 estaciones y 12 km de red, y permitirán transportar, aproximadamente, a 600 mil pasajeros diarios. 

IDM: En cuanto a la incorporación de tecnologías ¿Cómo pueden ayudar en la gestión de la Red de subtes? 

EDM: Desde SBASE llevamos adelante un plan de modernización a través del cual se llevaron a cabo distintas acciones para mejorar la experiencia de los usuarios. En ese sentido, toda la red cuenta con wifi libre y gratuito, instalamos máquinas de recarga de la tarjeta SUBE para cargar el saldo de manera rápida y fácil. También, 4 de las 6 líneas cuentan con el sistema “Próximo subte”, que informa en cuánto tiempo llega la formación a la estación.

Además, incorporamos más de 1500 cámaras de seguridad en todas las estaciones, que son visualizadas desde dos modernos centros de monitoreo, e instalamos monitores en la línea de molinetes, que transmiten las imágenes captadas por las cámaras en tiempo real. 

IDM: ¿Cómo conocen la evaluación de los usuarios del servicio?

EDM: Subterráneos de Buenos Aires realiza cuatro encuestas coincidentales anuales donde se abordan diversos temas referidos al servicio, como la evaluación del estado actual, sus características, mantenimiento y seguridad.  Además, se realizan otras dos donde se consultan sobre temas específicos, por ejemplo la temática de género.

Además, a partir de este año se realizarán dos encuestas online de 20 minutos, un en cada semestre, a usuarios frecuentes del subte. 

En ese sentido, la última encuesta realizada en diciembre de 2018 arrojó que el 68% de los usuarios hace una evaluación positiva del servicio y solo el 7% opina que el servicio es malo o muy malo, mientras que un 25% lo considera regular.  

IDM: En cuanto a la intermodalidad ¿cómo se relaciona el subte con el metrobus u otros modos de transporte?

EDM: Queremos que caminar y usar el transporte público sean las mejores maneras de moverse por la Ciudad. Por eso seguimos extendiendo y conectando la red de transporte público, promoviendo la intermodalidad entre colectivos, trenes, subtes y bicis.

Una herramienta clave en este aspecto son los centros de trasbordo. Ubicados en lugares estratégicos como Once, Pacífico, Sáenz, Retiro y Constitución, permiten a los pasajeros cambiar de medio de transporte de una manera más segura, cómoda y rápida. Esto mejora la calidad de espera y la experiencia de viaje de más de 1.5 millones de usuarios de transporte público. Además ordenan el tránsito, mejorando y haciendo más segura, también, la circulación de peatones.

En relación al subte, nos enfocamos en desarrollar las líneas y estaciones claves para la intermodalidad. Es el caso de la línea H, la última que hicimos, que al ser trasversal a las líneas A, B, D y E, logra conectar mucho mejor la red no solo de subterráneos sino toda la red de transporte público de la Ciudad. Lo mismo ocurre con las tres nuevas estaciones de la línea E, que estamos cerca de inaugurar. Ellas conectan con las líneas B y C.

Además, estamos mejorando y agrandado la Central Obelisco, donde confluyen 3 líneas de subte por debajo, y el Metrobus de la 9 de Julio y una estación de Ecobici en superficie. De esta manera, impactaremos en las más de 600.000 personas que transitan por la zona.

Junto con todo esto, el trabajo que está haciendo la Ciudad, levantando las vías de los trenes Mitre Tigre, San Martín y Belgrano Sur para que vayan por viaducto, permiten que el tren vuelva a ser un medio de transporte urbano y una alternativa real no solo para quienes vienen de Provincia sino, también, para los porteños. Estas obras ayudan a que el tren se integre a la red de transporte público de la Ciudad.

Por último, otra importante herramienta que potencia el uso y la intermodalidad del transporte público de la Ciudad es la RED SUBE, el sistema de SUBE que integra todos los medios de transporte de AMBA, colectivos, trenes y subtes, ofreciendo diferentes descuentos para quienes tienen que realizar combinación de transporte para llegar a destino. 

IDM: ¿Existe un impacto de los ciclos políticos en un trabajo técnico como la operación de un servicio de subterráneos?

EDM: Las obras del Subte tienen tres características singulares, que van de la mano: son muy complejas, muy costosas y toman mucho tiempo. Eso hace que muchas de las obras se encaran sin ninguna consideración de los tiempos políticos pues es muy habitual que inicien en un período de gobierno y terminen en otro. Lo ideal es tener políticas de estado, consensuadas por todos los partidos y por la sociedad, para que el desarrollo de la red sea independiente y autónomo de las circunstancias políticas de cada momento.