“Debemos reflexionar sobre en qué medida la política que hacemos contribuye a plantear los problemas centrales de la región metropolitana de Buenos Aires”

Pedro PirezPEDRO PIREZ, INTEGRANTE CONSEJO DE EXPERTOS FUNDACIÓN METROPOLITANA. El pasado 19 y 20 de noviembre se llevó a cabo la novena edición del Foro Metropolitano. Durante el encuentro, tuvo lugar una conferencia sobre institucionalidad metropolitana cuya moderación estuvo a cargo de Pedro Pirez. Reproducimos algunos fragmentos de su intervención

La institucionalidad metropolitana es un tema que la Fundación Metropolitana viene trabajando desde hace mucho tiempo, desarrollando, produciendo e introduciendo agendas en la discusión, agendas que llevan a pensar justamente en un proceso de institucionalidad metropolitana.

La situación de las áreas metropolitanas en países federales que incluyen las capitales es particularmente compleja y, en el caso de América Latina, hay algunas que son análogas, este es el caso de la Ciudad de México y Buenos Aires. Y, en casi todas ellas, dadas las relaciones interjurisdiccionales, se presenta como rasgo peculiar la presencia del gobierno federal, algo que también ocurre en el área metropolitana de Buenos Aires, donde el peso de este gobierno federal es muy fuerte en varios sentidos: político, de acumulación electoral y financiero, entre otros. Esta presencia modifica las condiciones de funcionamiento y funciona como una suerte de gobierno metropolitano de hecho, resolviendo algunas cuestiones metropolitanas. Uno de los resultados de esta situación es que ha hecho más compleja la relación entre los distintos territorios políticos del AMBA.

Por lo tanto, me parece muy interesante esta posibilidad de discutir la institucionalidad metropolitana en el AMBA a partir de experiencias específicas, que intentan articular de manera diferente las relaciones entre los distintos gobiernos existentes.

En este marco, considero que lo que está faltando es algún mecanismo para que podamos discutir que ciudad queremos. Y en función de lo que queremos, podamos ver cómo lograr los objetivos propuestos. Tenemos muchas dificultades, no diría que nos enfrentamos con la política porque me parece que eso es renunciar a ella, sino que debemos reflexionar sobre en qué medida, la política que hacemos contribuye a plantear los problemas centrales de la región metropolitana de Buenos Aires. Por ejemplo, el AMBA es una unidad del mercado de trabajo, casi la mitad de los que trabajan en la Ciudad viven fuera de ella. Las desiguales condiciones de vida de esos tres o cuatro millones de habitantes son inaceptables y esto es  un problema de todos.

Debemos ponernos de acuerdo en nuestra jerarquía de problemas, en cuáles son y en cómo los resolvemos. No creo que valga la pena perder tiempo en pensar en institucionalizaciones, hay que pensar en mecanismos para generar acuerdos y elaborar políticas que aborden los problemas centrales del AMBA. Y creo que el funcionamiento de las relaciones políticas en el área metropolitana no contribuye a que eso sea posible. Por lo tanto tenemos que pensar, entre los políticos y la sociedad civil, un funcionamiento político que primero ponga en el centro los problemas fundamentales, y segundo, veamos cómo hacemos para resolver estos problemas.