La gesti贸n de residuos domiciliarios en la Regi贸n Metropolitana de Buenos Aires 驴hacia un nuevo modelo?

DSC01480El 16 de mayo pasado en la Universidad Nacional de San Mart铆n se present贸 un interesante estudio que da cuenta c贸mo se est谩n gestionando los residuos s贸lidos en el AMBA y se debati贸 sobre las posibilidades a futuro en este tema, sin duda uno de los m谩s complejos de la agenda metropolitana. Desde la Fundaci贸n Metropolitana acompa帽amos la organizaci贸n de este encuentro, junto con la Oficina Metropolitana del Gobierno de la Ciudad.

La jornada, 聽organizada por la Escuela de Pol铆tica y Gobierno de la Universidad Nacional de San Mart铆n, y apoyada por la Fundaci贸n Metropolitana y la Oficina Metropolitana del 聽Ministerio de Gobierno de la Ciudad de Aut贸noma de Buenos Aires, se desarroll贸 bajo la premisa 鈥淟a gesti贸n de residuos domiciliarios en la Regi贸n Metropolitana de Buenos Aires 驴hacia un nuevo modelo?鈥.

Participaron del encuentro investigadores, alumnos, funcionarios municipales, referentes de otros organismos p煤blicos como ACUMAR, INTI y la CEAMSE, y representantes de distintas organizaciones sociales. La apertura estuvo a cargo de Mar铆a P铆a Villarino, de la Secretar铆a de extensi贸n de la UNSAM y Diego Valenzuela, titular de la Oficina Metropolitana del GCBA.

DSC01489En este marco, Ricardo Guti茅rrez, de la Escuela de Pol铆tica y Gobierno UNSAM/CONICET, present贸 los resultados de una investigaci贸n sobre modelos y pr谩cticas de gesti贸n de los residuos s贸lidos urbanos en los municipios del AMBA, que abarc贸 los 40 municipios que integran la metr贸polis y la Ciudad de Buenos Aires, y que tuvo lugar entre octubre de 2012 y diciembre de 2013.

El objetivo de la investigaci贸n consisti贸 en relevar las pol铆ticas en relaci贸n a los residuos s贸lidos urbanos, tanto en la Ciudad como en los 40 municipios bonaerenses, a partir del nuevo modelo GIRSU que imponen la normativa nacional (ley nacional 25916/04) provincial (ley provincial 13592/06) y de la Ciudad (leyes 992/02 y 1854/05). Esta nueva normativa presupone cambiar de un modelo de enterramiento masivo a uno de gesti贸n integral de los RSU.

La metodolog铆a incluy贸 entrevistas (funcionarios, referentes de organizaciones privadas y organizaciones sociales) relevamiento de informaci贸n de gesti贸n y presupuestaria de las 41 jurisdicciones, relevamiento de informaci贸n p煤blica en municipios y otros organismos p煤blicos y organizaciones sociales y relevamiento de noticias locales y regionales sobre RSU y ambiente.

Entre otros datos, el informe ratifica que la Ciudad ocupa el primer puesto, ya que 鈥榩roduce鈥 el 31% del total de los residuos del AMBA. De hecho, en 2012 dispuso en CEAMSE m谩s de 2.000.000 de toneladas, bastante alejado de La Matanza, quien le sigue en el segundo puesto con una disposici贸n de 500.000 toneladas durante ese per铆odo. Ese a帽o, el total de residuos enviados al CEAMSE fue de 6.000.000 de las cuales 鈥 tal como se menciona anteriormente- la tercera parte corresponden a la Ciudad, en tanto los 40 municipios re煤nen los 2/3 restantes.

La diferencia abismal se explica, en parte, por la cantidad de personas que diariamente ingresan a la Ciudad y que duplican su poblaci贸n estable. En la Ciudad viven cerca de 3.000.000, y cada d铆a otro tanto ingresa para realizar sus actividades productivas, laborales, educativas, sociales y recreativas.

La investigaci贸n tambi茅n da cuenta de la reducci贸n en la cantidad de basura enviada a los rellenos, situaci贸n excepcional que se dio en 2013 y que no suced铆a desde 2003, a帽o de crisis econ贸mica y social. El a帽o pasado la Ciudad deposit贸 1.500.00 toneladas, en tanto los municipios tambi茅n bajaron (cada uno en su escala) el porcentaje de residuos depositados. En total, la disposici贸n cay贸 un 12%, ca铆da relacionada centralmente con el descenso de la CABA (28%).

Vale destacar que de las 41 jurisdicciones incluidas en la investigaci贸n, el 80% deposita sus residuos en el CEAMSE (68% en Norte III, 10% en Ensenada y 2% en Gonz谩lez Catan) y el restante 20% lo hace en basureros por fuera del CEAMSE.

La posici贸n de 鈥渓iderazgo鈥 en esta materia tambi茅n se mide en pesos. La Ciudad gast贸, durante 2011 y 2012,聽 m谩s de 2.700 millones, seguida por General San Mart铆n, La Plata, Tigre, San Isidro y Avellaneda quienes gastaron menos de 300 en el mismo per铆odo. La misma escala se da en relaci贸n a los gastos en RSU per capita durante 2012. La Ciudad gast贸 cerca de 1000 pesos, en tanto San Isidro Gaston alrededor de 500, Avellaneda un poco mas de 400 y Vicente L贸pez un poco menos, seguidos por los dem谩s municipios del AMBA.

En cuanto a la recolecci贸n, el estudio se帽ala que 6 municipios (el 14%) realizan recolecci贸n diferenciada generalizada: Brandsen, La Plata, Mor贸n, San Miguel, Malvinas Argentinas y San Isidro, en tanto 13 realizan alguna pr谩ctica de recolecci贸n sectorizada, 5 municipios no realizan ninguna y la CABA (identificada como el mayor generador de residuos del AMBA) est谩 empezando un plan gradual hacia la recolecci贸n diferenciada. Los mayores obst谩culos para la recolecci贸n diferenciada que identificaron los actores fueron el financiamiento y la concientizaci贸n ciudadana.

En cuanto a las plantas de tratamiento, que ser铆a un segundo aspecto, al momento funciona una sola planta de MTB activa que es la de la CEAMSE en San Mart铆n y hay una en construcci贸n en la Matanza. Son 5 聽los municipios que tienen plantas municipales de separaci贸n manual. Existen otros 11 municipios que tienen plantas municipales en construcci贸n o proyectadas. Por 煤ltimo, 8 municipios no tienen ning煤n tipo de planta.

Horizontes de la gesti贸n de residuos

DSC01591Como cierre de la Jornada, tuvo lugar una mesa redonda sobre 鈥淗orizontes de la gesti贸n de residuos en la RMBA鈥 de la que participaron Marcelo Rosso Gerente de Nuevas Tecnolog铆as y Control Ambiental de la CEAMSE, Mariano Campos Subsecretario de Higiene Urbana del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Lautaro Lorenzo Subsecretario de la agencia de medio ambiente del municipio de Esteban Echeverr铆a. La mesa fue moderada por M谩ximo Lanzetta, integrante del Consejo Acad茅mico de la Fundaci贸n Metropolitana.

A la hora de pensar en el futuro, Marcelo Rosso explic贸 鈥淐EAMSE es el brazo ejecutor espec铆ficamente de las directivas que establecen nuestros socios, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En cuanto al horizonte de tiempo y de la gesti贸n va a estar supeditado al desarrollo y el avance de distintos proyectos que vienen encaminando cada una de las jurisdicciones por su cuenta鈥.

M谩s tarde agreg贸 鈥淣os encontramos abocados a la ampliaci贸n de la plata de MBT y desarrollando nuevos proyectos de generaci贸n de energ铆a el茅ctrica a partir de una fuente renovable como es el biog谩s con el objetivo de colaborar con una situaci贸n de crisis energ茅tica. Esto va a determinar el horizonte que tenemos para el futuro鈥.

Por su parte, Mariano Campos se帽al贸 鈥淭enemos el tercer relleno m谩s grande del mundo: est谩n trabajando con el CEAMSE para atomizar los rellenos y trabajar con la pol铆tica de reducci贸n. Los rellenos no van a desaparecer pero hay que atomizarlos. En materia de la problem谩tica de residuos este es un problema que tenemos que solucionar ahora, y que tenemos que trazar los lineamientos porque lleva much铆simos a帽os poder llegar a reducir las toneladas y que la gente pueda tomar conciencia鈥.

Lautaro Lorenzo declar贸 鈥淓s imposible implementar tecnolog铆as y sistema de disposici贸n de residuos si no incrementamos la cantidad de financiamiento y presupuesto a estos fines. Hay que incrementar los niveles de inversi贸n p煤blica sobre estos temas para mejorar la gesti贸n y poder llegar a un mejor horizonte. En los 煤ltimos 15 a帽os el tema ambiental se instal贸, hubo cambios en las 谩reas de ambiente locales de los municipios del 谩rea metropolitana, pero esto no se condice con los niveles de inversi贸n necesarios para gestionar estas cuestiones. Tenemos que internalizar los costos ambientales, este es el cambio estructural que nos est谩 faltando鈥.

DSC01581A manera de s铆ntesis, M谩ximo Lanzetta sostuvo 鈥淓n los segmentos hay una potencialidad interesante. Ahora bien, esa potencialidad parece tener algunos l铆mites, y esos l铆mites est谩n vinculados a los costos, y esos costos siempre recaen sobre el Estado. La basura tiene este doble car谩cter de generador privado y despu茅s se convierte en algo p煤blico鈥.

El referente de la Fundaci贸n Metropolitana ampli贸 algunos conceptos relacionados con la normativa. 鈥淟os marcos normativos, en la Ciudad y en la Provincia tienen como meta la reducci贸n. Hay que tener ciertos cuidados, no somos Finlandia pero somos una sociedad muy compleja, tenemos esta heterogeneidad en el 谩rea metropolitana. Me parece que ah铆 hay que ver como son las sinergias para poder avanzar en estos temas. A estas metas de reducci贸n que son necesarias, hay que darles un criterio de igualdad o justicia social ambiental. Hay que tener en cuenta la cuesti贸n y la din谩mica demogr谩fica. Hay que hablar de los indicadores, de c贸mo medimos esa reducci贸n. La capacidad de cumplir con una norma de reducci贸n es absolutamente diferencial seg煤n la composici贸n social del municipio y la localizaci贸n en el 谩rea metropolitana. Si no tenemos en cuenta estos indicadores cualquier pol铆tica va a ser regresiva en t茅rminos sociales de lo que es la reducci贸n鈥.

Por su parte, Ricardo Guti茅rrez sostuvo 鈥淨ueda por resolver c贸mo podr谩n compatibilizarse las nuevas plantas de tratamiento a construir, sea MBT o valorizaci贸n energ茅tica por combusti贸n, con las plantas operadas por recuperadores urbanos en sus distintos formatos (plantas sociales de la CEAMSE, centros verdes de la CABA, ecopuntos de ACUMAR). Es decir, una cuesti贸n pendiente es c贸mo compatibilizar las exigencias ambientales relacionadas con la necesidad de reducir la generaci贸n y evitar el enterramiento con las necesidades de inclusi贸n social que han venido impulsando la participaci贸n de recuperadores urbanos en las plantas de clasificaci贸n de residuos reciclables.

En cuanto a las primeras etapas del circuito, la generaci贸n y la recolecci贸n, Gugierrez afirm贸 鈥淥tra tarea a煤n pendiente es la separaci贸n en origen y la recolecci贸n diferenciada. El avance sobre este punto es muy dispar entre los municipios. Pero si el objetivo es, no s贸lo minimizar el enterramiento, sino tambi茅n reducir la generaci贸n, es imprescindible avanzar en esta l铆nea, junto con otras medidas que resultan necesarias聽a esos efectos聽tales como una legislaci贸n sobre envases o incentivos que promuevan, tanto entre las empresas como entre los consumidores, cambios en las pautas de consumo鈥 concluy贸 Gutierrez.

Y, al momento de realizar un balance de la Jornada, el experto de la UNSAM coment贸 al Informe Digital Metropolitano que 鈥creo que existe un consenso entre los distintos actores involucrados sobre el fin del modelo CEAMSE centrado en el enterramiento en rellenos sanitarios. Los propios representantes de la CEAMSE y del GCBA manifestaron que el plazo estimado para el cierre del mega relleno Norte es de tres a帽os. Lo que se vendr铆a, el menos desde la perspectiva de los expertos, son las plantas de tratamiento. Y aqu铆 es, probablemente, donde todav铆a no hay un consenso: sobre qu茅 tipo de tratamiento. Por un lado, mientras la ley porte帽a y las organizaciones ambientales se oponen a la combusti贸n o incineraci贸n, los expertos que consideran que esa es la 煤nica salida posible para eliminar el enterramiento en megarellenos como Norte III parecen mayor铆a鈥.