Aportes para un Plan Estratégico del AMBA

GuillenPOR RUBEN GUILLEN, FUNDACION METROPOLITANA – La conversi√≥n del AMBA en una regi√≥n competitiva con buenos est√°ndares sociales exige un Plan Estrat√©gico de Desarrollo multidimensional (econ√≥mico, social y territorial ‚Äďurban√≠stico, ambiental, etc.) en condiciones de eficacia, eficiencia, transparencia y legitimidad pol√≠tica. Si bien debe conducirlo el Estado, que en este caso a√ļna al gobierno de la Provincia con el de la CABA y los municipios involucrados, incluye a todos los actores sociales. Es de la comunidad.

Metodología situada

Es recomendable adoptar una tecnología de gestión planificada flexible, sistémica, situacional y sistemática. Así, los líderes podrán identificar y comprender situaciones problemáticas que afectan o condicionan los objetivos comunitarios, elucidar qué implican, organizar acciones destinadas a transformarlas, y obtener resultados concretos. Lo harán por sí mismos con distintas asistencias, adaptando el instrumental al caso y la situación.

Esta tecnolog√≠a estructura los procesos clave de interrelaci√≥n de la comunidad con el medio en cinco instancias operativas: detecci√≥n de situaciones problem√°ticas; caracterizaci√≥n comprensiva de las mismas; dise√Īo de los cursos de acci√≥n respectivos; ejecuci√≥n de las acciones; seguimiento y control. Se interviene en la comunidad y con ella, sobre las problem√°ticas.

Se gobierna y se gestiona con planificación. Sin una gestión acorde, no hay planificación posible.

Aquí se propone un modelo que relaciona las temáticas de la planificación y la gestión con las de la comunidad y el territorio, para una comunidad concreta con fines concretos. Este modelo es abierto: susceptible de revisión y corrección en todo momento ante los imponderables del contexto y del desarrollo tecnológico (capaz de dejar obsoleto al mejor proyecto).

Operatoria

Incluye un proceso de mejora permanente, articulando varias herramientas. En torno a la planificación estratégica, diagnostica a través del FODA; un tablero de control monitorea y alerta en tiempo real; con calidad total, mejora estándares, y con reingeniería, la propia organización; y realiza evaluaciones económicas y multicriterio.

Pero es mucho más. Permite operar de forma permanente sobre realidades complejas y cambiantes, adaptando el instrumental. Así, posibilita plantear objetivos y metas acordes con la situación y avanzar aun en condiciones de incertidumbre. Es un método para comprender y evaluar situaciones complejas, y una guía para la acción en condiciones inciertas, problemáticas y difusas.

Adem√°s, es una pr√°ctica democr√°tica. Si bien con distintos niveles de compromiso y conducci√≥n, todos est√°n directamente involucrados en el an√°lisis de la situaci√≥n y en la b√ļsqueda de soluciones.

Su operatoria permite relevar sistemáticamente, en el todo y las partes, el contexto y la situación de la propia comunidad, detectar desafíos reales y potenciales, y actuar en consecuencia para llegar a un futuro deseado.

Prisma singular de observaci√≥n y aprehensi√≥n de la realidad, transforma la acci√≥n partiendo de la comprensi√≥n y la comprensi√≥n a partir de la acci√≥n. Se basa sobre: el autoconocimiento de la situaci√≥n propia en el escenario, de sus riesgos y potencialidades; la identificaci√≥n de las implicancias de cada problem√°tica; la claridad de objetivos y un manejo del tiempo acorde con ellos; la definici√≥n de acuerdos y alianzas; el dise√Īo de pol√≠ticas hacia otras comunidades y hacia aquello que amenaza; y el control de los flujos de informaci√≥n, tecnolog√≠a y recursos.

Tiene dos niveles organizacionales: 1) el observatorio; y 2) el comité de reflexión estratégica (CRE), con comités de área de reflexión estratégica (CARE).

El observatorio releva constantemente los escenarios que ocupa o desea ocupar la comunidad, la estructura y la situación interna de la misma. Su fin es detectar las problemáticas presentes y las probables, e identificar las debilidades y fortalezas propias. Para ello monitorea la escena y colecta información relevante. También opera un tablero de control que advierte en tiempo real situaciones de alarma o tendencias preocupantes.

El CRE y los CARE son las instancias institucionales de decisi√≥n, con participaci√≥n y consenso. Conducido por los l√≠deres, el CRE analiza la situaci√≥n y sus eventuales consecuencias, genera y discute soluciones y alternativas. El proceso puede incluir tantos CARE como √°reas territoriales o tem√°ticas (los actores directos suelen ser los mejores int√©rpretes de la informaci√≥n). Sus reflexiones se articulan luego en el CRE, mediante sus representantes. Pueden responder a un criterio funcional, territorial o mixto, seg√ļn las problem√°ticas, el territorio, las urgencias, la comunidad y, sobre todo, qu√© se pretenda lograr.

El quid del sistema está en la interpretación de la información. Su ventaja es su capacidad de detectar y contrarrestar los efectos adversos de una realidad cambiante. 

Eficaz, eficiente y legítimo

Se basa en tres principios: aplicar criterios racionales de asignación de recursos; no superponer acciones e instrumentos; y promover reformas normativas y estructurales para combatir debilidades y potenciar fortalezas.

El plan es una orientación estratégica que se ejecuta mediante dos instrumentos construidos en espejo. Uno de sistematización físico-económica, el programa de acción (PA), y otro de sistematización financiera, el programa financiero (PF).

El PA estructura las acciones concretas, en tiempo y forma. El PF es cr√≠tico, porque debe garantizarles su viabilidad financiera y analizar su impacto en las cuentas, no s√≥lo en las p√ļblicas.

El plan es un proceso socioeconómico y político. Un contrato comunitario que conviene explicitar. La contraparte del derecho a participar en él es la asunción responsable de los compromisos que a cada uno le correspondan. Para ello es conveniente suscribir un contrato político que los detalle. Se trata de que las responsabilidades no se diluyan y de exponer los incumplimientos. Para mejorar individualmente y como conjunto, la participación debe ser abierta y responsable.