Chain: “Deberíamos tener más instancias de coordinación para planificar, proyectar y gestionar el desarrollo de la Ciudad y el Gran Buenos Aires”

Daniel Chain 02Arquitecto, político y empresario argentino, está al frente del Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad desde el año 2007. En esta entrevista habla sobre obras realizadas para prevenir las inundaciones, analiza los dispositivos de gestión interjurisdiccionales y las tensiones en cuanto al uso del suelo en la Ciudad de Buenos Aires, entre otros temas.

Informe Digital Metropolitano: Hace siete años que está al frente del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad. ¿Cuáles considera que son los logros más importantes de su gestión?

Daniel Chain: Es difícil hablar de la propia gestión, es mejor que los logros lo definan los destinatarios de nuestra tarea, es decir los ciudadanos. Pero si podría decir que el proceso de trabajo consiste en planificar y proyectar, es decir transformar la planificación en proyectos de ingeniería, arquitectura, proyectos urbanos y por último estos proyectos en obras que culminan en realización concreta. Esto es un mérito del equipo que me toco conducir y dejamos una impronta, un legado en ese sentido. Y que esto es posible gracias a la decisión política de Mauricio Macri, lo que él nos delegó en responsabilidad se transformó en hechos reconocidos por los ciudadanos.

IDM: ¿Y cuáles considera que son los pendientes?

Villa olímpicaDCH: El Modelo Territorial que dejamos como guía de dicha planificación define los trabajos que hay que seguir haciendo, dejamos planes de largo plazo, planes de Estado que trascienden el gobierno, gran parte de esos planes están en marcha pero no se podrán concluir en los próximos dos mandatos constitucionales, porque las transformaciones urbanas llevan tiempos mayores que los tiempos de las administraciones gubernamentales de cuatro años.  Estos planes son el Plan Hidráulico, el Plan de Movilidad Sustentable, el Plan Verde, el desarrollo del sur de la Ciudad y en especial el iniciado en la comuna ocho con la Villa Olímpica entre otras acciones, las unidades territoriales de integración, el proceso de mudanza del Gobierno al sur, el desarrollo de actividades artísticas en La Boca haciendo eje en la Usina de las Artes, etc.

IDM: ¿Cómo se gestiona el desarrollo urbano de una ciudad tan compleja como Buenos Aires? ¿Cambiaron las tensiones o se han mantenido a lo largo de estos siete años?

DCH: Las tensiones siempre van a existir, en todas las ciudades, es como la ley de las restricciones, siempre van a existir en todo tipo de proceso humano, cuando uno logra retirar una de estas restricciones o tensiones del proceso vamos a descubrir una nueva que se hace visible, lo deseable es que las tensiones sean cada vez de menor peso en el desarrollo humano, que impacten menos en los más vulnerables, que no sean por falta de oportunidades. Creo que hemos logrado avanzar en esto de manera importante, con las responsabilidades a nuestro cargo y es medible como lo hacemos con nuestro modelo territorial, nuestro tablero de indicadores.

IDM: Uno de los grandes puntos es el valor del uso del suelo. Según Indicadores de la Ciudad Deseada el valor en el norte es 2.70 más caro que en el sur. ¿Cómo están trabajando para corregir esta situación de inequidad?

DCH: Estos indicadores se han modificado como nunca antes en la historia de la Ciudad y los datos están a disposición en la Dirección General de Planeamiento del Ministerio. Los valores del precio de los terrenos han sido históricamente mayores en el norte que en el sur. En 2006, en el norte de la ciudad alcanzó la brecha máxima (3,56 veces mayor al del sur). A partir de 2007 la dinámica comienza a revertirse, hasta alcanzar en 2014 la menor distancia entre los precios del norte y los del sur, siendo de 2,16. Esto representa una mejora relativa de 39,2% en la diferencia entre las zonas. Sólo es posible realizar estos cambios a partir de la enorme inversión pública (más de 300 obras) y el acompañamiento de la inversión privada (vale como ejemplo las 200 empresas radicadas en el distrito tecnológico).

IDM: Luego de las inundaciones sufridas en el 2013 ¿qué obras se realizaron para evitar nuevos episodios? Durante la inundación se pudo apreciar, sobretodo en la Ciudad de La Plata, que no había un plan de emergencia ¿existe este tipo de planes para la prevención de desastres en la CABA?

Cuenca VegaDCH: No estoy de acuerdo con que no existía un plan de emergencia. Las obras realizadas durante el año 2013 y 2014 son las que estaban en el Plan Hidráulico y que comenzaron primero con la situación más grave de infraestructura faltante en virtud del impacto en la población, que fueron la obras del arroyo Maldonado, las más importantes en este rubro en muchas décadas. Se preparó y se logró el apoyo del Banco Mundial para la realización de las obras en el arroyo Vega, cuyo proceso licitatorio está en marcha, además de incrementar la capacidad de la cuenca en un 40%, algo que logramos terminar este año y ha sido claramente visualizado por los vecinos de la calle Blanco Encalada. Realizamos unos cuencos en el Parque Sarmiento para bajar el riesgo hídrico de la cuenca del Medrano, algo que no podremos resolver desde la acción exclusiva de nuestra jurisdicción dado que el 70% del territorio de esta cuenca está en el territorio provincial. Para ello hemos firmado un acuerdo con la provincia de Buenos Aires, y le solicitamos al gobierno nacional que generemos un comité de cuenca para planificar las soluciones interjurisdiccionalmente y ponerlas en práctica. Tenemos reuniones en este sentido que esperemos nos lleven a concretarlo, es el camino que la legislación nacional vigente nos impone. En las otras cuencas de la Ciudad hemos seguido avanzando en la tarea y ya hemos desarrollados 5 sub planes de ampliación de pluviales por todo el territorio, esto también ha sido muy valorado por los habitantes.

IDM: En el mes de septiembre participó en un encuentro en la Legislatura donde debatieron, con la Nación y la Provincia, sobre las inundaciones. ¿Qué opina de este tipo de espacios?

DCH: Excelentes espacios de intercambio, por eso he participado, pero le debo corregir no era un encuentro sobre este tema, allí lleve este tema para introducirlo en el ámbito creado, el tema había sido más general y en particular más relacionado con los temas de movilidad.

IDM: No existe una gran cantidad de espacios de este tipo, donde se pueda coordinar el desarrollo de la Ciudad y el GBA como una totalidad… ¿Por qué cree que se da esta situación?

CH: Creo que la Fundación Metropolitana es conocedora de esta situación, por lo que me permito entonces pedirle el análisis. Quiero remarcar que siempre, absolutamente siempre, hemos estado en todos los ámbitos donde se nos ha invitado a participar, que hemos intentado generar la mayor cantidad de encuentros para ello, pero no siempre hemos tenido la suerte de lograrlos.

IDM; ¿Podría decirnos su opinión de los tres espacios de gestión común entre Ciudad, Nación y Provincia que funcionan actualmente? Nos interesa su mirada sobre la manera en que gestionan los temas de la agenda y su grado de eficacia / eficiencia en relación a la resolución de los problemas

a) ACUMAR: con altibajos en distintos momentos. Hoy creo que estamos en el más maduro de los diferentes procesos que nos ha tocado vivir y que algunas cosas están avanzando más eficientemente.

b) CEAMSE: no está en mi ámbito de trabajo.

c) Agencia Metropolitana de Transporte: no está en mi ámbito de trabajo, aunque he visto algunos avances.

IDM: ¿Es posible pensar en el desarrollo de la Ciudad sin tener en cuenta el Gran Buenos Aires?

DCH: Es imposible y si bien toda la planificación de la Ciudad tiene este criterio como base de análisis y directiva, el tenerlo en cuenta no es la única cuestión deseable, deberíamos tener muchas más instancias de coordinación, para planificar, para proyectar y para gestionar. Esperamos sin dudas que algunos aspectos de la madurez en la gestión de los gobiernos locales, localidades y comunas, estado provincial y de la Ciudad de Buenos Aires, y ejecutivo Nacional, en un muy próximo tiempo permitan mayor niveles de coordinación y trabajo conjunto.