La Fundación Metropolitana continúa trabajando en gestión y desarrollo cultural

ferias y mercadosDesde el año 2013 la Fundación Metropolitana impulsa, realiza y apoya acciones ligadas con la cultura urbana, a partir de la convicción de que la cultura en una metrópolis está conformada por todos los ámbitos dadores de identidad. La promoción de la cultura, la difusión de sus productos y el registro de los hechos que la definen facilitan el desarrollo de las ciudades y de sus habitantes,  amplían sus posibilidades, alientan  el potencial de su población y fundamentalmente afirman la identidad y fomentan el respeto por la identidad del otro.

Durante 2013,  la Fundación trabajó en el proyecto Registro Urbano, realizado junto con La Marca Editora y con el apoyo del Régimen de Promoción Cultural del Gobierno de la Ciudad (conocido como Mecenazgo). El proyecto consistió en relevar algunas de las obras de los artistas urbanos más destacados de la Ciudad de Buenos Aires, consignando las obras de arte urbano transitorias y perecederas de la CABA para poder hacerlas perdurables, hallables.

Para llevar a cabo este proyecto se mantuvo online un sitio web, desde julio a diciembre de 2013, en el que se publicaron las obras relevadas, clasificadas por artista, técnica y barrio. El sitio también funcionó como receptor de fotos de las distintas obras que podían enviar los propios artistas o cualquier otro ciudadano.

El 6 de agosto de 2013 se presentó el proyecto en Post Street Bar, un bar temático de artistas urbanos ubicado en Palermo. Estuvieron presentes Daniel Chaín, el Ministro de Desarrollo Urbano de CABA, referentes de la sociedad civil y representantes del movimiento de arte urbano en la Ciudad de Buenos Aires (VER EL VIDEO DE PRESENTACION)

Gabriela Jurevicius, Directora del Área de Gestión y Desarrollo Cultural de la Fundación Metropolitana en relación a este proyecto subrayó: “Registro Urbano fue el primer proyecto del área de Desarrollo Cultural de la Fundación. Consistió en relevar las principales obras del street art que se encontraban en Buenos Ares en ese momento, conscientes de su carácter efímero e informal. Hicimos una excelente alianza estratégica con La Marca Editora, conformamos un gran equipo de trabajo y nos vinculamos con muchísimos artistas y actores de la especialidad”.

El segundo proyecto en el que se encuentra trabajando actualmente la Fundación Metropolitana es el documental “Ferias y Mercados de Buenos Aires: Los pioneros”. Este proyecto se basa en la realización de un documental que de cuenta de un hecho fundamental en la cultura cotidiana de las sociedades, los mercados y las ferias, centros y espacios de socialización e intercambio económico y cultural.

mercado de abastoLa historia de las ferias y mercados es casi tan antigua como la de la humanidad misma. El intercambio o trueque se remonta a los pueblos y tribus más primitivos. Con el correr de la historia estos intercambios se fueron sistematizando y localizando en sitios específicos, los llamados mercados y ferias. Cada cultura configuró de un modo particular esta actividad tanto económica como simbólica.

Este producto audiovisual, que cuenta también con el aporte del Programa de Mecenazgo Cultural del Gobierno de la Ciudad, se filmó en la Ciudad Autónoma y registra los mercados más tradicionales y antiguos: La Recova (Montserrat), Feria de Mataderos o Ex Mercado Nacional de Hacienda (Mataderos),  El Mercado del Progreso (Caballito), el Mercado del Abasto (Balvanera) y el Mercado de Juramento (Belgrano).

Para demostrar la importancia de estos espacios en la historia e identidad de la vida cotidiana de los habitantes de la Ciudad, se llevaron a cabo entrevistas a quienes participan o participaron del acontecimiento diario de estos centros, o bien pueden dar cuenta a través de investigaciones urbanísticas.

La presentación del documental “Ferias y Mercados de Buenos Aires: Los pioneros”, se llevará a cabo en el próximo mes de agosto, en el salón auditorio del Museo de los Niños del Shopping del Abasto, donde otrora funcionara el mercado del mismo nombre.

Además en estos meses, la Fundación se encuentra desarrollando la segunda parte de “Ferias y Mercados de Buenos Aires”, que coloca el foco en las colectividades. El documental intentará reflejar, en las imágenes y a partir de las entrevistas, la importancia de estos centros sociales y culturales en la construcción de identidad de la vida cotidiana en la Ciudad y su aporte turístico. Una vez finalizado el documental, se realizará un evento de presentación. Gabriela Jurevicius explicó sobre este proyecto “Nos propusimos realizar una serie de documentales que dieran cuenta de las ferias y mercados como Mercado del progresoespacios de intercambio cultural, quisimos contar la historia de la Ciudad desde estos ámbitos que parecieran tan alejados de la cultura y que sin embargo están atravesados por ella. Vimos cómo el fenómeno de la inmigración e integración que se dio a comienzos del siglo XX, se repite en los comienzos del XXI”. Y amplió “La identidad metropolitana está conformada por el respeto, la aceptación, la valoración de los infinitos modos de manifestación de lo cultural. Lo particular, lo distintivo de vivir en un área metropolitana es justamente esta diversidad. La función de estos proyectos es relevarla y permitir su puesta en valor, su mejor comprensión, su registro y su análisis. Creemos que la gestión cultural en este sentido está definitivamente ligada a la posibilidad de la conciliación en las tensiones, lógicas y naturales en núcleos urbanos tan grandes y en la construcción de la convivencia en los mejores términos posibles, que sean útiles y enriquecedores para todos”.

Mecenazgo: una iniciativa para financiar proyectos culturales

En los últimos tiempos se ha dictado legislación en diversos países, para fomentar el aporte privado a la cultura a través de beneficios fiscales, inspirados en la idea de que el fomento de la cultura es una inversión necesaria para el desarrollo social de la comunidad.

mercado juramentoEl Régimen de Promoción Cultural del Gobierno de la Ciudad, conocido como Mecenazgo, tiene como objetivo de financiar las actividades culturales. La metodología consiste en un incentivo fiscal para quienes destinan aportes a dichas actividades. A través de este régimen, los contribuyentes que tributan en el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos, pueden destinar parte del pago de los mismos a apoyar este tipo de proyectos.

Los impulsores de los proyectos deben realizar gestiones particulares con las empresas que estén interesados en financiar sus proyectos. Los proyectos deben ser sin fines de lucro y estar relacionados con la investigación, capacitación, difusión, creación o producción cultural. Las disciplinas o agrupamientos de disciplinas previstas en la conformación del Consejo de Promoción Cultural en las cuales pueden presentarse proyectos son las siguientes: Artes audiovisuales y arte digital; Danza; Teatro; Circo, murga, mímica y afines; Literatura; Artes visuales; Artesanías y arte popular; Diseño; Música académica; Música popular; Patrimonio cultural; y Publicaciones, radio, televisión y sitios de Internet con contenido artístico y cultural.

Consultada sobre esta iniciativa, Jurevicius opinó  “Es fundamental para el desarrollo cultural de la Ciudad de Buenos Aires. A partir de 2009, cuando comenzó a regir, la gestión cultural se convirtió en el gran tema dentro de los espacios de la cultura y permitió llevar adelante casi 700 proyectos de iniciativa privada en diferentes campos. Es una herramienta horizontal y democrática, es fomento y aliento para pequeñas empresas y un gran desafío para las más grandes. Esperamos que la ley que llegó al Congreso de la Nación en 2001 para que el mecenazgo tenga aplicación nacional, pero fue vetada en 2002, prospere en el corto plazo”.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la primera jurisdicción del Estado argentino en contar con una ley de mecenazgo que ofrece beneficios fiscales a quienes apoyen proyectos culturales. La ley creó un Consejo de Promoción Cultural para que determine el interés cultural de los proyectos presentados. El Consejo de Promoción Cultural evalúa los proyectos presentados a partir de 10 indicadores: Calidad e innovación; Factibilidad; Continuidad; Experiencia e Idoneidad; Circuito y público destinatario; Cogestión y trabajo en red; Capacitación; Valores; Subsidiaridad; Evaluación. El Consejo está conformado por seis miembros permanentes, designados por el Jefe de Gobierno y por la Legislatura, y tres miembros alternos por cada disciplina.

El Ministerio de Cultura es quien tiene la facultad de aprobar los proyectos declarados de interés cultural por el Consejo. Pueden presentar proyectos culturales para recibir aportes a través de Mecenazgo personas físicas y también organizaciones sin fines de lucro.