Riachuelo: radiografía a 4 años del fallo de la Corte

CUENCA MATANZA RIACHUELOPOR FUNDACION AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES – La Fundación Ambiente y Recursos Naturales es una de las ONG más activas en la promoción del saneamiento y la recuperación de la Cuenca Matanza Riachuelo. Junto con Asociación Vecinos La Boca, CELS, Greenpeace y el Defensor del Pueblo de la Nación conforman el Cuerpo Colegiado  que tiene a su cargo el control del Plan de Saneamiento que ACUMAR debe desarrollar por orden de la Corte Suprema. Al cumplirse cuatro años del histórico fallo, FARN publicó el siguiente artículo, que reproducimos a continuación.

Se cumplen 4 años del fallo de la Corte Suprema de Justicia que condenó al Estado Nacional, la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires a sanear el Riachuelo y desde FARN hacemos un análisis de los principales avances y cuentas pendientes.

Para comenzar resulta una tarea por demás completa hacer un balance del grado de cumplimiento de un fallo que obliga, entre otros aspectos, a recomponer el daño ambiental existente en la Cuenca más contaminada de Argentina, y al mismo tiempo atender a la mejora de la calidad de vida de los casi 7 millones de personas que la habitan, 20 % de los cuales se encuentran en situación de riesgo.

Inicialmente es necesario destacar que la intervención de la Corte en este caso ha marcado un antes y un después para la situación del Riachuelo, ya que permitió romper la inercia a la que se encontraba adherido el destino de esta importante porción del territorio metropolitano en que habita el 15% de la población del país, y en donde nunca en más de 200 años se pusieron en marcha políticas y planes tendientes a revertir o mejorar su degradante situación.

Los primeros dos años posteriores al dictado del fallo de la Corte se caracterizaron por la falta total de acción por parte de las autoridades y en especial del ACUMAR, quien no pudo llevar adelante prácticamente ninguna iniciativa destinada a cumplir con el mandato impuesto por el máximo tribunal.

Ello llevó a que la Corte Suprema de Justicia tuviese que convocar a dos Audiencias Públicas, en donde se reclamó a las autoridades del ACUMAR el cumplimiento de los mandatos impuestos en el fallo. De igual manera y ante la multiplicidad de incumplimientos demostrados, el Juez Federal de Quilmes tuvo que imponer una multa de carácter personal al ex Secretario de Medio Ambiente, Homero Bibiloni, quien poco tiempo después debió renunciar a su cargo.

Esta situación marcó un punto de inflexión, en tanto a partir de finales del año 2010 la ACUMAR comenzó a desarrollar una serie de acciones destinadas a cumplir con las mandas judiciales impuestas por la CSJN.

Hoy, a cuatro años del fallo podemos afirmar que existen varios aspectos en los que se pueden verificar avances, otros que se encuentran recién en etapa de gestación y otros que integran el cúmulo de aspectos pendientes.

 

DOCUMENTO COMPLETO Riachuelo, radiografía a 4 años del fallo de la Corte